Acostumbrado desde siempre a dar primicias relacionadas con el mundo del espectáculo, esta vez la noticia fue él. Es que Luis Piñeyro fue papá de Indiana, fruto de su amor con Valentina, su pareja desde hace once años.

"Estábamos muy nerviosos, pero salió todo bien. Fue mucho más de lo que nadie se puede llegar a imaginar lo que vivimos. Estamos muy felices con la llegada de Indiana", expresó el reconocido periodista sobre la pequeña, quien nació por cesárea en el Hospital Austral y pesó 3,600 kg.

"Me preguntaron si tenía ganas de presenciar el parto y yo dije que por supuesto, que no me lo quería perder de ninguna manera. Esos minutos que te hacen esperar antes de entrar al quirófano son una locura, y cuando ves la carita de la nena que te la muestran te volvés loco, es una foto que no me la voy a borrar nunca en la vida", describió emocionado, para luego referirse a la elección del nombre.

"Fue muy loco porque fuimos tirando nombres y me acuerdo que cuando nos recontra confirmaron que era una nena estábamos bajando por el ascensor de la clínica y dijimos "es Indiana", y quedó. Nos gustó a los dos y ya nos hicimos la imagen de la beba con ese nombre", recordó.

"Siempre fuimos una pareja que disfrutó mucho el tema de tener nuestros tiempos, de poder viajar, de seguir cada uno lo que teníamos ganas de hacer sin depender tanto de un bebé. Pero fue buscadísimo y llega en un momento justo, en el que ya estábamos con muchas ganas de ser papás, así que cuando recibimos la noticia fue muy conmovedor para los dos", agregó, para luego referirse a si, a partir de la llegada de su primogénita, evaluaban la posibilidad de pasar por el altar.

"Me da la sensación, y en esto coincidimos los dos, que pasa más por elegirnos todos los días y estar felices con el hecho de estar juntos y no por pasar por un Registro Civil a firmar un papel que diga que los dos se quieren. Tampoco es un cuco, pero no es algo que esté pendiente ni un reclamo de ninguno de los dos, nos gusta elegirnos todos los días", sentenció al respecto.

"Sería fantástico tener la parejita. Que venga un hermanito puede ser, pero más adelante, primero vamos a disfrutar ahora esta llegada de Indiana que nos tiene conmovidos", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO