Hace rato que nuestro país se sumó al furor de La Casa de Papel, la exitosa serie española de Netflix basada en el asalto de un grupo comando a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de Madrid.

A tal punto que empezó a correr el rumor de que Marcelo Tinelli tenía pensado centrarse en la apasionante historia ibérica para la apertura de este año de ShowMatch.

Y bien puede sentirse el conductor del Bailando, ya que en diálogo con Todo no se puede, el ciclo que conducen Matías Sáez y Albino Aguirre a través de FM Cielo, Álvaro Morte, quien interpreta a El Profesor en la serie, dejó abierta la puerta a una posible convocatoria.

"Conozco mucho el país de oído, de informarme, pero jamás he estado en la Argentina. Me encantaría estar en su país, yo estoy absolutamente dispuesto, por supuesto, a escuchar cualquier tipo de invitación, y sería un placer para mí desplazarme y estar ahí con vosotros, comer buena carne y bailar buenos tangos, claro que sí", expresó el actor, quien también se refirió a la polémica que se generó cuando, vía Twitter, le pidió a Nik que tenga cuidado con la piratería.

"Él primero halagaba mi trabajo y después decía que se disponía a descargarse la segunda temporada para verla. Entonces, como en España tenemos un gravísimo problema con la piratería, es un tema con el que estamos muy sensibilizados, intenté, de una forma con el mejor rollo del mundo, decirle 'perdona, pero si puedes hacerlo sin piratería mejor'", recordó.

"Fue una cosa absolutamente inconsciente y espero que él no se haya sentido atacado personalmente, porque tampoco era mi intención. Se ha generado una polémica, pero fue sin mala intención alguna", agregó al respecto el artista, quien se mostró sorprendido y halagado por el suceso que la serie.

"A través de Twitter, de Instagram, nos llegan un montón de muestras de cariño de la gente maravillosa, que está enloquecida con La Casa de Papel, y nosotros encantados. Me parece una cosa impresionante lo que se está generando en todo el mundo", se sinceró Morte, quien dijo no dar abasto con los mensajes y comentarios que le llegan a través de sus redes sociales.

"Cuando se terminó La Casa de Papel yo tenía 30 mil seguidores y al día de hoy tengo cerca de 800 mil. Por mucho que quiera, no llego a contestar a toda la gente", reconoció Álvaro, quien, entre risas, respondió a la inquietud de los conductores sobre por qué no aparecía ninguna ciudad argentina entre las elegidas para darle los nombres a los integrantes de la banda.

"Un Buenos Aires, un Mendoza, un Córdoba, hubieran estado bien, pero no podíamos contentar tampoco a todo el mundo", concluyó El Profesor, quien seguramente tendrá tiempo de conocer esos lugares y otros tantos de nuestro país si acepta la oferta que le harían para ser parte de la apertura del show televisivo más importante de estas latitudes.

Seguí leyendo: