Dalma Maradona llegó a Dubai para enfrentar a su padre, Diego Maradona, había manifestado que no iría al casamiento de su hija porque su novia, Rocío Oliva, no está invitada. La actriz viajó para hablar cara a cara con su padre ya que no había podido comunicarse telefónicamente desde Buenos Aires.

Su idea es intentar llegar a un acuerdo para que él asista a su boda con Andres Caldarelli, que la celebrará en abril de 2018. "Dalma lo que quiere es plantearle cosas que tienen que ver con su vida. No pedirle a su papá de rodillas que venga al casamiento. Sino que, seguramente, se lo va a plantear como corresponde", había adelantado Fernando Burlando, abogado de Claudia Villafañe.

Si bien ya está en Dubai, la actriz no contó nada de la visita a Maradona sino que las únicas imágenes que se vieron hasta el momento salieron de la cuenta oficial de Instagram de su padre, pero fueron grabadas por Rocío.

En el video, que se publicó en Instagram Stories del exfutbolista, se ve a Oliva grabando a su pareja que baila al ritmo de Échame la culpa, el hit del momento que cantan Luis Fonsi y Demi Lovato.

Con un Diego feliz dentro de un auto, Rocío se muestra sorprendida por la reacción de Maradona, y quien manifestó su furia e incomodidad fue Dalma al ver que la novia de su padre la estaba grabando.

"Mi mujer es Rocío y si ella no está invitada, yo no voy. No va a ser ni la primera ni la última novia que se case sin la presencia de su padre. Me duele en el alma tener que tomar esta decisión, pero no queda otra. Así quieren jugar y si algo hice en mi vida es jugar…", había dicho el actual DT Al Fujairah.

LEA MÁS