El momento fue tan desagradable como tenso. Y con responsabilidades compartidas: porque así como Nai Awada (23) se despidió de la pista de Bailando mostrando el dedo mayor de su mano derecha, fue en respuesta a cánticos e insultos de la tribuna, allí donde estaban los fanáticos de Brian Lanzelotta (25), con quien mantiene un enfrentamiento desde hace tiempo.

Aquel momento desagradable y tenso sucedió en la medianoche del martes, luego de que la bailarina recibiera el voto secreto del jurado. Rato después posteó una foto en Twitter donde se toma con ironía el incidente.

Pero en la mañana del miércoles -es decir, varias horas después del episodio en el Bailando– Naiara bajó las pulsaciones; no así su enojo. Y se manifestó en la misma red social, primero en respuesta a la crónica de Teleshow.

"¿Desagradable gesto?", se preguntó. "Soy un ser humano. ¿Ustedes no vieron cómo me gritaban? ¡Por favor! ¡Viejo me condenan por todo, basta! ¡Me harté! ¡Hu-ma-no!". En otro tuit, en cambio, sí reconoce que su gesto fue inapropiado, aunque acerca un justificativo.

"Yo hago un gesto desagradable, sí. Un fuck es lo que me nació. No me da orgullo pero la pasé mal. Ustedes vean lo que tengo que leer", escribió la hija del actor Alejandro Awada. Acto seguido retuiteó algunos de los mensajes que le enviaron las fans del ex Gran Hermano, donde llegan a amenazarla.

Los mensajes están. El gesto de Nai ha quedado registrado. Y la tensión vivida en ShowMatch recuerda a lo ocurrido una semana atrás, luego de que que La Bomba Tucumana discutiera al aire con Mica Viciconte: a la salida del estudio hubo golpes e insultos.

Y aunque se suele hablar de la batalla del rating, que haya paz.

LEA MÁS: