Nicolas Cage no se llama Nicolas Cage. Su verdadero nombre es Nicolas Kim Coppola y lo cambió en los primeros años en que se dedicó a la actuación porque no quería tener que ver con su tío, el director Francis Ford Coppola, que para ese entonces ya había dirigido Apocalypse Now y El Padrino I y II. Sin pedir ayuda ni sacar chapa por su apellido, el actor que hoy cumple 53 años supo llevar adelante una carrera impresionante que alberga alrededor de 90 películas. ¿Cuáles fueron sus mejores? Para celebrar su natalicio, tomaremos un camino más puntilloso: repasaremos sus mejores personajes, papeles que sólo él supo intepretar. Si bien son muchos, nos detendremos en apenas 5, dejando varias afuera, seguramente igual de destacables. A continuación la lista.

Ben Sanderson en Adiós a Las Vegas (1995)

La personficación de este guionista -está basada en la vida real de John O'Brien, que se suicidó ni bien comenzó a rodarse la película- le valió consagrarse Mejor Actor del año según los premios Oscar. Su esposa lo abandona, pierde su trabajo entonces se aferra a la bebida. En Las Vegas conoce a una hermosísima prostituta –Elisabeth Shue fue nominada al Oscar como Mejor Actriz- sumándole un poco de sentido ante el espiral autodestructivo de su vida.

Charlie y Donald Kaufman en El ladrón de orquídeas (2002)

Doble actuación: un par de gemelos que trabajan de guionistas transforman la realidad en una especie de escenario paranoico. Spike Jonze aporta una sólida manera de contar una historia difícil junto a las actuaciones de Meryl Streep, Chris Cooper, Tilda Swinton y Maggie Gyllenhaal. Por este papel, recibió su segunda nominación a Mejor Actor en los Oscar; esta vez no logró quedarse con la estatuilla.

Castor Troy y Sean Archer en Contracara (1997)

Otra compleja puesta en escena dual, esta vez elaborada por el director John Woo y los guionistas Mike Werb y Michael Colleary. La historia es compleja y por eso atrapante: Castor Troy es un terrorista que secuestra al agente del FBI Sean Archer y decide, mediante una cirugía estética, intercambiar su cara con la del funcionario. De esta forma Nicolas Cage (primero interpreta al terrorista, luego al agente) debe montar dos personajes ambivalentes. Lo mismo su coprotagonista, John Travolta. Una actuación memorable que hizo lucir toda su versatilidad.

Yuri Orlov en El hombre de la guerra (2005)

"Hay más de 500 millones de armas de fuego circulando por el mundo", comienza diciendo el personaje de Cage junto a su hermano Vitaly (papel realizado por Jared Leto), dos traficantes de armas. Un mapeo por los territorios más hostiles del planeta, entre dictadores, ejércitos y empresarios, donde Yuri Orlov se enfrenta a mucho más que a un grupo de poderosos, también a su propia codicia. Andrew Niccol (director y guionista del film) se basó en la vida de Víktor But, el mercader de la muerte.

Peter Loew en El beso del vampiro (1989)

Hay un meme que se volvió muy popular en los últimos años: Nicolas Cage con una expresión de evidencia extrema, se usa para decir "no me digas", como cuando uno lee alguna obviedad. Detrás de eso hay una historia, la de Peter Loew, un agente literario que tras haber pasado una noche con una misteriosa mujer (interpertada por Jennifer Beals) comienza a tener extraños comportamientos. ¿Es acaso un vampiro? La película fue una de las primeras actuaciones destacables de Cage y contó con la dirección de Robert Bierman y el guión de Joseph Minion.