Clemente Cancela: "No gano un palo en la Televisión Pública, ni tampoco la décima parte"

El conductor de “Desordenados”, en Canal 7, y “Gente Sexy”, en FM Blue, mantuvo una extensa charla con infobae en la que habló de su llegada a la televisión estatal, del alejamiento de la Rock & Pop, y de su vínculo con Mario Pergolini

—¿Hubo alguna exigencia en cuanto al rating para Desordenados?

—No, en principio no. Hay que tener en cuenta que es la Televisión Pública, que no es un canal que esté acostumbrado a tener grandes números salvo cuando transmite un partido de fútbol importante. La mejor manera de encarar estas cuestiones, por lo menos desde mi lugar, es pensarlo de la manera más básica: es un trabajo, tengo que ir, conducir un programa y hacerlo lo mejor que puedo.

—Horacio Levín planteó que están con una política de austeridad importante. ¿Con los contratos es así?

—Son precios de mercado. Calculo que en algún momento se sabrán. Estoy tranquilo en eso, no va a aparecer Clemente Cancela ganando un palo, ni la décima parte tampoco.

—¿Cómo estás con el cambio de radio? ¿Ya acomodado en Blue?

—Sí, muy contento. Me tratan muy bien, y tratan muy bien a mi programa, eso para mí es importante. Me fui de Rock & Pop porque me habían dejado de pagar a mí y a mi equipo durante varios meses; amén que la administración que tenía a su cargo esa radio hasta fin del año pasado, manejaba la radio de una manera con la cual yo no estaba de acuerdo, tanto en lo artístico como en lo económico. Y encontré la posibilidad de rescatar a mi programa de lo que podía ser un abismo en su momento, y de volver a la radio de la que nos fuimos. Mi programa tiene cierta vida propia y se adapta a las emisoras en las que trabaje. En Blue nos tratan muy bien, nos dieron todo tipo de libertades.

CQC duró muy dignamente, durante mucho tiempo. No sé si hoy podría estar de vuelta, dependería mucho de quién lo hiciera

—¿Cómo quedó la relación con Mario Pergolini?

—Normal. Nunca tuve demasiada, es la persona que me dio mi primera oportunidad en televisión, mi primer trabajo grande e importante, con lo cual le voy a estar siempre agradecido. Después nunca tuve mucha relación. No estoy peleado ni tampoco es mi amigo, no es mi caso equiparable al de otros compañeros de CQC que han vivido más historias con él. Yo, normal.

—¿Por qué no hay un CQC en la televisión de hoy?

—Para todo hay un momento. CQC duró muy dignamente, durante mucho tiempo. Después los medios fueron cambiando, la mirada sobre el humor político en televisión fue cambiando. La mirada de la clase política sobre un comentario o un chiste también fue cambiando. En la televisión empezó a medir otra cosa, y el programa cumplió un ciclo lógico. No sé si hoy podría estar de vuelta o no, dependería mucho de la gente que lo hiciera. Y que se renovara de alguna manera mucho más acorde con los tiempos que corren. Me parece que los programas de actualidad necesitan un petit lifting.

Mirá la entrevista completa.

 

Agradecimientos: Paula Balmayor, producción de vestuario; Sofía Diez peinado y maquillaje