Pampita habló del escándalo protagonizado por el hermano de Roberto García Moritán en un control de alcoholemia

La modelo estaba en Nueva York cuando su cuñado Francisco circulaba con más alcohol en sangre que lo permitido, con una licencia irregular y fue demorado tras insultar a los inspectores

Compartir
Compartir articulo
Pampita habló de la detención de su cuñado, el hermano de Roberto García Moritán

Pampita regresó a la pista del Bailando 2023 donde se desarrolla como jurado luego de estar cuatro días en Nueva York realizando acciones con una empresa que la invitó con otros famosos como Paula Chaves y Damián Betular. Este martes, tras su vuelta al país, la cámara de Intrusos la buscó para preguntarle sobre algunos temas que surgieron mientras ella no estaba en el país.

Uno de ellos fue el escándalo que protagonizó su cuñado Francisco García Moritán, hermano menor de Roberto, quien dio positivo en un control de alcoholemia. Cuando la Policía le pidió sus documentos, constataron que circulaba con una licencia falsa, a lo que el joven empresario reaccionó con insultos y amenazas.

“Te quería pedir una declaración por la detención de tu cuñado”, le dijo el cronista de Intrusos, programa que conduce Flor de la V por América. “Lo que puedo decir es que tengo muchos familiares y lo que hagan mis familiares no me compete. Es inmanejable, tengo primos, tíos, sobrinos, cuñados, padrinos y me resulta imposible opinar por ellos y sus acciones”, respondió la jurado manteniéndose al margen de la situación y sin dar una visión a favor o en contra de los hechos narrados anteriormente.

“¿Y qué pensaste cuando te enteraste de lo acontecido?”, insistió el cronista. “Siempre me sucede lo mismo. La que está expuesta y elige tener este trabajo soy yo entonces respondo por las acciones mediáticas mías, lo que le pase a los demás no me supera pero no tengo nada que ver”, concluyó la conductora, firme en su postura.

Roberto y Francisco García Moritán
Roberto y Francisco García Moritán

Francisco García Moritán fue detenido la madrugada del 20 de septiembre luego de protagonizar un escándalo en la vía pública que incluyó un control de alcoholemia con resultado positivo, insultos a inspectores y policías, y la presentación de documentación falsa.

Según precisaron fuentes policiales a Infobae, los hechos fueron reportados a la Policía de la Ciudad las 2 AM del miércoles pasado, en la intersección de las avenidas Pueyrredón y Libertador, cuando Francisco García Moritán fue sometido por inspectores de tránsito del Gobierno porteño a un control de alcoholemia. El resultado de la prueba fue positivo: el conductor tenía 0,89 gramos por litro en sangre, cuando el límite en CABA es de 0,5 gr/l.

De acuerdo al protocolo habitual, los inspectores le informaron que iban a proceder a secuestrar el auto y la licencia del conductor, lo que originó la primera reacción violenta. El empresario gastronómico empezó a insultar a una mujer que participaba del operativo. Al verificar la documentación exhibida por el hermano del legislador, los agentes se percataron que el registro no se encontraba en el Sistema de Datos, circunstancia que obligó a convocar a la Policía. Los efectivos de la Comisaría vecinal 2 A que se trasladaron hasta la concurrida esquina porteña también fueron recibidos con una lluvia de insultos. “Son unos negros de mierda, se van a quedar sin laburo”, fue uno de los improperios que recibieron.

Horas después, tras ser detenido y posteriormente demorado, García Moritán se expresó en sus redes sociales. “Quiero expresar mis más sinceras disculpas por el lamentable incidente que tuvo lugar hoy. Estoy sumamente arrepentido de mi accionar y comprendo plenamente lo impropio de mi comportamiento. Me duele profundamente haber generado inconvenientes a quienes se vieron afectados por lo ocurrido”, comenzó el texto que compartió.

En este sentido, García Moritán aclaró que su pedido de disculpas también “se extiende a todos los involucrados, especialmente a los agentes de control de tránsito, que solo estaban haciendo su trabajo”, al igual que a su “familia y amigos, y a la comunidad en general”.