El duro relato de La Tora al hablar de su lucha contra las adicciones antes de entrar a Gran Hermano 2022

La exparticipante del reality confesó las dificultades que tuvo a la hora de relacionarse con hombres

El duro relato de La Tora al hablar de su lucha contra las adicciones antes de entrar a Gran Hermano 2022

Lucila La Tora Villar, exparticipante de Gran Hermano 2022, visitó el programa de Andy Kusnetzoff y habló de sus problemas. La joven confesó en vivo qué fue lo que reveló en el casting para entrar a la casa más famosa, ciclo que conduce Santiago del Moro.

“Por eso no tengo pareja”, comenzó admitiendo la quinta eliminada de la casa, por sus dificultades para mantener la fidelidad. Fue allí cuando la joven explicó que entre sus 16 y 23 años fue adicta al sexo: “Tengo adicción al sexo. No sé decir que no. Si bien elijo, obviamente. Es compulsivo, no tenés la posibilidad de decir que no y era jueves, viernes, sábado, domingo. Capaz que en la semana”, dijo.

Además, agregó que su mayor problema era cuando salía a los boliches: “Cuando salgo a bailar, tomo alcohol, estoy en la barra y quiero una presa. O sea… quiero a alguien”, se sinceró.

La Tora aseguró ya estar bajo control de sus impulsos y adicciones, ya que además de ser adicta al sexo reconoció que tuvo un consumo conflictivo de drogas, y alcohol: “Por eso hace tres años que me aferré mucho al gimnasio y la fe. Entonces, dejé de salir a bailar y un montón de cosas para no mandármela. Porque mis domingos eran domingucidios (sic). Viernes, sábado y domingo estaba en una con tipos distintos”, y afirmó que se sentía avergonzada: “La paso mal, porque al otro día me arrepiento. Una se siente sucia”.

“También gracias a eso aprendí lo que no quiero. Estaba con un montón de flacos y me sentía vacía. Dios me salvó la vida. Lo conocí, ahí salí todo eso y ahora elijo con quién estar, compartir, conocer. Ya no es tanto de una noche. Durante mucho tiempo me hice mal, era autocastigo”, cerró.

Lucila La Tora Villar
Lucila La Tora Villar

Fue la participante más repudiada por el público. Y, en la gala del último domingo, Lucila Villar fue eliminada de Gran Hermano 2022 por el 65,38 % de los votos. Así las cosas, el lunes la Tora se sentó frente a Santiago del Moro y los analistas del programa en el Debate, dónde se emocionó al ver su paso por la casa y aseguró que ya estaba lista para la revancha.

“Estoy bien, tranquila. Pero con ganas de revancha ya, te juro que sí”, fue lo primero que le dijo la joven oriunda de Berazategui al conductor del ciclo. Y cuando éste le preguntó por qué pensaba que había sido la elegida por el público para abandonar la casa, respondió: “Por la honestidad y por las formas. Sé que muchas veces choca eso. Pero yo igual prefiero tener esta manera de ser, de ir a lo tora, que caretearla”.

Según explicó, para ella esto fue lo que le jugó en contra en el reality. “La honestidad tan chocante y el hecho de defender algunas posturas muy firmes, yo creo que molestó eso”, dijo la Tora. Y no pudo evitar las lágrimas al ver algunos fragmentos de sus momentos en la casa, en especial, cuando discutió con Walter Alfa Santiago por sus comentarios hacia Constanza Coti Romero, a los que ella definió como “acoso”. “Lindos recuerdos, muy fuertes”, remarcó.

Seguir leyendo: