El enojo de Luciana Salazar por una estafa en las redes sociales: “Usaron a mi hija para ganar seguidores”

La modelo advirtió que vendieron una cuenta de Instagram dedicada a Matilda y contó la sorpresa que se llevó al averiguar qué había pasado

Luciana Salazar y su hija Matilda
Luciana Salazar y su hija Matilda

Con más de 1,7 millones de seguidores en Instagram, Luciana Salazar se mantiene activa en sus redes sociales y también administra la cuenta oficial de Matilda. El martes la modelo advirtió que un perfil que se declaraba club de fans de su hija había cambiado su galería de manera drástica y comenzó a publicar otros contenidos que nada tenían que ver con la pequeña de cuatro años. Entre la indignación y el enojo, se comunicó a través de los mensajes privados y se sorprendió al ver la respuesta de quien resultó ser una víctima de estafa virtual.

La cuenta en cuestión superaba los 100 mil seguidores y fue creada en julio de 2019, cuando la niña tenía dos años. La propia Luciana era uno de los followers que solía darle likes a los tiernos posteos, y por este motivo no tardó en notar que había desaparecido la foto de perfil y todas las imágenes del feed. “¿Qué pasó? ¿Dejaste de ser del fans club de mi hija y te quedaste con sus seguidores?”, le consultó a través de la mensajería directa de Instagram. Luego mostró una captura de pantalla del chat que mantuvieron, donde además intercambiaron audios.

Realmente estoy sorprendida que todavía quede gente tan honesta y buena de verdad. No tendría que ser así, pero quedan tan pocos que uno valora muchísimo cuando las encuentra”, reflexionó en sus stories, antes de contar lo sucedido. “Ayer una persona me confesó de buena fe que le habían vendido una cuenta de Instagram y que no sabía que esa cuenta era de un club de fans que le habían hecho a mi hija con un montón de fotos y videos dedicados a ella”, explicó.

Las historias de Luciana Salazar sobre la estafa que descubrió en las redes sociales
Las historias de Luciana Salazar sobre la estafa que descubrió en las redes sociales

Aunque prefirió resguardar la identidad del hombre oriundo de Lincoln, aseguró que entablaron una conversación amigable y le agradeció por la forma en que le respondió. “Me enteré que es de una ciudad a la que le tengo mucho cariño porque en un momento de mi vida la visitaba seguido; nos sentimos ambos estafados, porque a él se la cobraron muy cara y en dólares”, lamentó. En este sentido, comentó que el miércoles la cuenta volvió a la normalidad y fue gracias a que la persona visibilizó las publicaciones que estaban ocultas, además de perdiles sus más sinceras disculpas por el disgusto.

Hoy me entero que volvió a poner las fotos de mi hija y me ofrece quedarme con la cuenta. Un acto de honestidad que valoro muchísimo. Lo cuento porque me parece lindo compartir este gesto tan poco visto últimamente. Gracias de corazón”, remarcó. Después de contar la experiencia que tuvo, alertó sobre las irregularidades que ocurren en el mundo virtual. “Estafan a la gente y usan a mi hija para ganar seguidores y después hacen negocios vendiéndolas”, reclamó.

La modelo le agradeció a la persona que le respondió ni bien le consultó qué había sucedido con la cuenta de fans de su hija
La modelo le agradeció a la persona que le respondió ni bien le consultó qué había sucedido con la cuenta de fans de su hija

Desde los dos meses de vida Matilda Salazar se posiciona como una it baby en Instagram. Con 282 publicaciones y más de 340 mil seguidores, sus seguidores celebran cada uno de los looks de la pequeña influencer de moda, que sigue los pasos de su madre y a veces lucen outfits a composé. Por el momento todo volvió a la normalidad en las redes sociales del club de fans de la niña y Salazar celebró la buena voluntad que tuvo quien resultó víctima de la venta de un perfil que ya estaba en uso.

SEGUIR LEYENDO: