Fama tardía y olvido inmediato: qué fue de la vida de Daniel Davis, el carismático mayordomo de La Niñera

Ingresó a la serie de casualidad, tan solo para completar el elenco. Pero fue tal lo que generó su personaje que los guionistas le agregaron texto y esto le dio un brillo propio

Daniel Davis en La niñera
Daniel Davis en La niñera

Tres décadas atrás, cuando la televisión por cable era la estrella de la industria del entretenimiento como lo es el streaming hoy día, una de las series que recorrió el globo terráqueo fue La niñera. Se trasmitió entre 1993 1999, y en esas seis temporadas el éxito fue absoluto. La clave estaba en la genial interpretación de Fran Drescher sobre un personaje que de inmediato se ganó el corazón -y la complicidad- de los espectadores. Pero la carismática actriz no se encontraba sola, claro: Niles, el mayordomo, era otro de los preferidos.

Fue el actor Daniel Davis quien lo interpretó. Y no estaba incluido en la idea original. Pero cuando los productores notaron que el público se encariñaba con él, no dudaron en darle cada vez más letra. De ese modo se terminó convirtiendo en uno de los protagonistas, el eje sobre el cual giraba la dinámica de ese hogar en un penthouse de Nueva York y también, de la trama de la serie. Esa simpatía aún sigue latente 29 años después, cada vez que un capítulo de The Nanny aparece en la pantalla chica, porque como sucede con estos trabajos que llegan a ser de culto, nunca pasan de moda.

Niles fue durante tanto tiempo el mayordomo de la familia Sheffield (comandaba por el viudo que interpretaba Charles Shaughnessy) que llegó a ser un confidente y hasta un referente para los tres chicos de la casa. También lo era para su propio jefe, que siempre lo tenía en cuenta a la hora de buscar opiniones.

El elenco de La Niñera
El elenco de La Niñera

No obstante, el arribo de Daniel Davis a la sitcom no fue sencilla. Enfrentó un casting en el cual, según él mismo contó en alguna oportunidad, había colegas de mayor renombre para tomar el papel. Con esto sobre la mesa, sabía que corría con desventajas. Si bien contaba con una larga trayectoria, nunca había sobresalido desde el lugar que ocupaba: aun siendo un gran intérprete, pocas veces consiguió destacarse en los proyectos en los que se embarcó.

Davis nació el 26 de noviembre de 1945 en Arkansas, Estados Unidos, y si bien sus inicios fueron a los 11 años en el programa Bettys Lettle Rascals, uno de sus trabajos más rutilantes llegó recién a fines de los 70 cuando fue Cornelius, en El Planeta de los Simios. Luego, a principios de los 80, se destacó en la serie Texas. Pero la popularidad recién le llegaría cerca de los 50 años cuando lo convocaron para La Niñera, serie a la que arribo gracias a Drescher.

Si por esas cosas la producción tenía alguna duda luego de aquel casting, la actriz -también creadora del proyecto- inclinó la balanza por Davis. Remarcó todas sus cualidades y ese humor que le brotaba por los poros. Y sus palabras tenían peso, por supuesto. Pero todavía faltaba algo más para que al fin se quedara con ese papel: debía adoptar el acento británico. Y Daniel aceptó el desafío.

La Niñera
La Niñera

Empezó a estudiar a destajo y cuando llegó el momento de comenzar a filmar, todos quedaron sorprendidos. Sonaba tan británico que pocos sospechaban de su origen norteamericano. Sus manera de moverse, sus gestos, también ayudaban al personaje. Y lo dicho: la ascendencia que encontró en el público hizo que los guionistas retocaran los libros para que tuviera más texto. De la primera a la segunda temporada ya se observa un gran cambio.

Pero surgieron los problemas. Los guionistas hacían que Niles tratara de forma tan despectiva a la Señorita Babcock, la antagonista de la niñera, que la actriz Lauren Lane hizo oír sus quejas en la cuarta temporada. Las bromas sonaban un tanto excesivas, y Lane sentía en la calle la reprobación de los espectadores: le hacías los mismos desplantes y bromas que el mayordomo. La resolución del conflicto no dejó a todos conformes: que Niles y Babcock se terminaran casando le resultó extraño hasta a los propios actores.

Retornando a Davis, la fama tardía también fue pasajera: casi que se esfumó al concluir la serie. Nunca más tuvo ese reconocimiento ni volvió a toparse con un gran papel, aunque hoy, a los 76 años, no le quita el sueño. El cariño del público, tal vez el más genuino, ya lo tiene consigo y nadie se lo quitará.

Hace dos años todo el elenco de La Niñera se reunió de manera virtual, en plena pandemia
Hace dos años todo el elenco de La Niñera se reunió de manera virtual, en plena pandemia

Desde el 2000, la vida artística de Daniel pasa por el teatro. En cuanto a la televisión, en 2008 tuvo una participación en Ugly Betty. Y en 2010 hizo lo propio en The Fran Drescher Tawk Show, invitado por su conductora, la mismísima Fran Drescher. Allí recordaron anécdotas y se divirtieron. En 2019 tuvo cierta trascendencia con la serie televisiva Elementary, pero siempre en un rol secundario.

Desde entonces Davis sigue desempeñándose en proyectos menores, obras de teatro, aunque la información no abunda. Decidió no ser parte de las redes sociales: no es un mundo que lo atraiga más allá de que los fans se lo piden a gritos. Ante esto, se mantiene alejado, moviéndose en un círculo menor.

Daniel Davis apareció por última vez hace dos años, en una reunión virtual en plena pandemia con sus compañeros de La Niñera
Daniel Davis apareció por última vez hace dos años, en una reunión virtual en plena pandemia con sus compañeros de La Niñera

Hace exactamente dos años -abril de 2020- su cara apareció por última vez a nivel mundial. Aquella vez, a través de una trasmisión por el canal oficial de Sony Pictures en YouTube, el elenco de La Niñera se reencontró de manera virtual, cuando la pandemia azolaba al mundo. Cada uno habló durante casi media hora, poniendo mayor énfasis en lo que recordaba del primer capítulo.

Y ahí se lo pudo ver a Daniel Davis con su cabellera totalmente blanca, con su sonrisa de siempre, con un espíritu jovial y predispuesto a que se hiciera otra versión de la sitcom. La posibilidad de verlo, otra vez caracterizado como Niles, generó emociones en los fanáticos. El cariño, lo dicho, permanece intacto.

SEGUIR LEYENDO: