La conmovedora carta de Maru Botana a su hijo Facundo, a trece años de su partida: “Me diste algunas señales”

El bebé falleció a causa de muerte súbita de lactante mientras estaba en la casa de su abuela. La cocinera lo recordó en sus redes sociales

Maru Botana
Maru Botana

“Te miro y te pienso y te imagino. Miles de sentimientos se me vienen. Siempre, siempre te extraño y aunque mi mochila de piedras ya no pese tanto, está ahí”, comenzó escribiendo Maru Botana en su cuenta de Instagram a trece años de la muerte de Facu, su hijo fallecido a los seis meses a causa de muerte súbita del lactante.

La cocinera eligió una foto del pequeño junto con su sobrina Maggie para recordarlo: “Hoy es mi día especial, hace 13 años que te fuiste y aunque aprendí a convivir con tu ausencia, una parte de mi corazón se fue con vos. Sé que estás con nosotros y que sos nuestro angelito, y hoy entiendo mas claramente tu misión aquí abajo. Cuántas veces pensé que podía volver a verte. Qué se yo, quizás una pavada, pero me diste algunas señales”.

Facu, el hijo de Maru Botana con su prima Maggie
Facu, el hijo de Maru Botana con su prima Maggie

“Me quedé con ganas de abrazarte y besarte, de sentirte. Y te mentiría si te digo que entiendo tu partida️. Algunas veces puedo hablar de vos sin emocionarme, otras se me cierra la garganta y el corazón me late a mil. Pasaron varios años y aprendí a seguir con tu ausencia, aprendí a seguir sonriendo y aprendí que la vida esta llena de obstáculos muy fuetes como este, pero sobre todo aprendí a que hay que seguir. Y de nada servía si la que seguía era otra Maru, otra mamá, otra mujer, y aunque me costó mucho, mucho pero mucho creo hoy lo logré”, siguió.

Facu, el hijo de Maru Botana
Facu, el hijo de Maru Botana

Mamá también de Sofía, Agustín, Lucía, Inés, Matías, Santiago y Juan Ignacio dijo que aprendió al agradecer “por mi familia, tus hermanos, esa tribu tan linda que son”: “️Sabé que Facu estás ahí entre ellos, les dejaste un amor increíble. Son todos distintos pero se cuidan y se respetan un montón, se quieren muchísimo y siempre están unidos para ayudarse . Estas ahí, ️en miles de situaciones en alerta. También me dejaste unas ganas increíbles de ayudar a los demás que siempre las tuve pero vos me animaste”.

“El dolor tan grande de tu partida, me hizo dar cuenta de que si había podido soportarlo era porque tenía que seguir pero no quieta sino bien activa y haciendo fuerza. Y acá estoy, Facu, agradecida a la vida que me ha dado tanto. Hoy 21 de septiembre un día tan especial, un día de flores, un día de pura alegría, un día distinto , estoy acá en Bariloche con Agus y Isa , Mati y Sofi su novia , Juani e Ine feliz , y en ese cielo azul hermoso, sé que estás . Te adoro mi amor y te extraño tanto️, pero sé que ese cielo cada vez que lo miro me sonríe”, cerró.

El 5 de marzo, el día que Facundo hubiera cumplido trece años, Maru también había hecho pública una carta que le escribió. “Estás en mi corazón y en mi cabeza siempre, pero aunque te extrañe mucho, siento que estás ahí para todo. Hoy más que nunca siento que todos tenemos nuestro angelito ahí, presente, viendo cómo cuidarnos”.

Facundo era el sexto hijo de Botana y su esposo, Bernardo Solá. Al momento de su partida estaba al cuidado de su abuela, mientras sus padres estaban de vacaciones en Las Leñas. En una ocasión, en el programa que tenía por América, Cocinando para vos, contó qué fue lo que sucedió aquel día: “A las 4 de la mañana sonó el teléfono. Berni atendió, me miró y me dijo la peor noticia que alguien te pueda dar. Me abrazó fuerte y me dijo: ‘Se murió Facu’”.

Yo sentí en ese momento que me desplomaba. No podía ser, alguien había entendido mal… Estábamos solos, los chicos dormían. En San Martín no había vuelos y teníamos que irnos ya a Buenos Aires. Bernardo fue a la recepción y comenzó a llamar a un remis para que nos viniera y buscar y, en silencio y con un nudo en la garganta, comenzamos a agarrar la ropa de a bollos y a hacer bolsos”, contó y agregó: “Fue terrible el momento en que les dijimos a los chicos, en el Día de la Primavera. Ellos lloraban sin parar. Mati nos decía. ‘Ya no vamos a ser más seis’. Y yo le decía que sí. Llegamos a lo de mamá y la imagen de Facu era muy triste. Yo sentía que mi vida se había acabado”.

SEGUIR LEYENDO: