De tres episodios de Breaking Bad a su propio spin off, Better Call Saul: quién es Bob Odenkirk, el actor que se desvaneció en el set y mantiene en vilo a los fans

Durante la grabación de la sexta temporada de la ficción que protagoniza, el artista sufrió un episodio cardíaco y se encuentra internado en el hospital de Albuquerque

Bob Odenkirk
Bob Odenkirk

Better Call Saul es la serie que lo terminó de convertir en el gran intérprete que es. Bob Odenkirk nació hace 58 años y se podría asegurar que la fama le llegó taconeando los 50 cuando se incorporó a una de las mejores ficciones de todos los tiempos: Breaking Bad.

Robert “Bob” Odenkirk nació en Illinois y sus primeros pasos dentro del mundo del espectáculo los dio detrás de las luces. Se inició como guionista de Saturday Night Live allá por mediados de los 80 donde compartió escenario con Adam Sandler, Chris Rock entre otros. Así llegó Mr Show with Bob and David para HBO, serie que protagonizaba y de la que era parte del guión. Se trataba de una comedia con sketchs que hizo junto a David Cross y duró 4 temporadas. Su amistad con Sandler, lo llevó a formar parte del Ben Stiller Show allá por 1992. Unas breves participaciones con papeles secundarios en diversas ficciones, hicieron que el productor y director Vince Gilligan pusiera el ojo sobre él. Bob venía de fracasos tras fracasos y su carrera no terminaba de arrancar como tal vez él añoraba.

Pero su suerte cambió cuando Gilligan lo eligió para que interpretara al abogado Saul Godman en su serie estrella Breaking Bad. El contrato era sólo por tres episodios, donde este personaje se cruzaría en la vida de los protagonistas de la historia, Walter White y de Jesee Pinkman. Pero Bob fue mucho más allá y le dio un aire distinto a la historia que por momentos se ponía muy tensa y el letrado le otorgaba esa frescura necesaria para seguir mirándola.

Bob Odenkirk, el abogado "Saul Goodman"
Bob Odenkirk, el abogado "Saul Goodman"

Podríamos asegurar que a partir de este trabajo la vida de este hombre cambiaría para siempre. Breaking Bad se convirtió en una serie de culto y sus actores fueron aclamados en todo el mundo. Esta historia abarcaba muchos temas pero tal vez aquel que surge con la idea de la crisis de la mediana edad, o la falta de reconocimiento de tu familia ante tus pocos o muchos logros fueron dos de los ejes que los guionistas tomaron para crear uno de los mejores spin off de la historia: Better Call Saul. Aunque en este caso la narración retrocedió hasta los orígenes de la carrera de abogado de Jimmy, también tuvo la inteligencia de sumar personajes que habían dejado su huella en Breaking Bad como el de Jonathan Banks.

Sin duda fue un proyecto arriesgado porque Breaking Bad había dejado la vara muy alta, pero también había dejado a los fans con ganas de más. Y qué mejor personaje que Saul Goodman (o Jimmy McGill su nombre de nacimiento) para crear una perfecta continuación de este personaje. Un hombre que necesita cambiar su piel para darle vida a una especie de alter ego que vive dentro él.

En Better Call Saul pudimos acercarnos al hombre detrás del personaje, aquel que conoció la humillación, el destrato y el desamor. El personaje de Jimmy en Better…. se metió en el corazón de todos quienes habían amado a Saul. Esa necesidad de que algo le salga le bien, que su hermano reconozca su talento y su mujer Kim lo ame locamente. McGill logró que cada uno de los espectadores pidiera más y más historias de este abogado. Y así lo entendieron los productores que agregaron temporadas y más temporadas.

El éxito fue inmediato. Y el nombre de Odenkirk comenzó a sonar en todas las entregas de premios. El resto es historia. Pero la noticia que se dio a conocer el martes sobre el desmayo en pleno set de grabación impactó a todos los fans y por supuesto a sus compañeros de trabajo. “Podemos confirmar que Bob está estable después de experimentar un incidente relacionado con el corazón”, dijo su mánager en un comunicado que emitió el miércoles por la noche.

“Él y su familia quisieran expresar su gratitud a los increíbles médicos y enfermeras que lo cuidan, así como a su elenco, equipo y productores que se han mantenido a su lado. A las Odenkirks también les gustaría agradecer a todos por la efusión de buenos deseos y pedir su privacidad en este momento mientras Bob trabaja en su recuperación”, agregó.

Tanto Bryan Cranston y Aaron Paul, ambos protagonistas de Breaking Bad, pidieron que le envíen buenas energías y rezos para que el querido Bob salga adelante. Bajo un hermetismo total, hasta ahora se desconocen las causas del colapso ni cuál es el diagnóstico. Recordemos que Bob está casado desde 1997 con Naomi y tienen dos hijos Nate y Erin.

Todos sus colegas lo reconocen como un hombre de familia, tranquilo y excelente compañero. Por eso las redes sociales se llenaron de mensajes de amor hacia él en el que le desean una pronta recuperación.

SEGUIR LEYENDO: