Una cena improvisada que cambió los planes y un ascensor que se abrió a tiempo: cómo Gimena Accardi y Nico Vázquez salvaron sus vidas por unos segundos en el derrumbe en Miami

La pareja no solía salir a la noche, pero quiso el destino que el miércoles fueran a un restaurante y hasta pidieran un postre “hecho por Dios” demorando su regreso al departamento, que instantes más tarde de su llegada, se desvaneció

Gimena Accardi y Nico Vázquez
Gimena Accardi y Nico Vázquez

“Nosotros estamos bien, gracias por preocuparse”, “Gracias a Dios nosotros estamos. Gracias por la preocupación”, escribieron en sus redes sociales Gimena Accardi y Nico Vázquez para llevarle tranquilidad a sus seguidores. Es que ellos formaban parte de las cientos de personas que estaban en el edificio de Miami que se derrumbó anche en las cercanías de Miami Beach.

Quiso el destino que en la noche del miércoles la pareja alterara su rutina y estuviera en el momento justo y el lugar justo para salir del edificio a tiempo. Resulta que todas las noches los actores cenaban juntos en el living del departamento ubicado en el tercer piso del condominio que habitan desde principio de junio en el país del norte. Sin embargo, a pesar de haber tenido un día movido que incluyó reuniones laborales y hasta deporte -él corrió ocho kilómetros con su amigo Martín Bossi- decidieron cortar la semana y cenar afuera.

El posteo de Gimena Accardi tras el derrumbe
El posteo de Gimena Accardi tras el derrumbe

En la comida se encontraron con Martín Bossi, amigo de Nico y Alina Moine muy cercana al humorista por estos días. Es que la decisión de salir surgió a último momento después de pasar la tarde juntos en la playa y que la actriz y la periodista pegaran buena onda.

Luego de una cena relajada que hasta incluyó panqueques “hechos por Dios”, según describió la ex Separadas en sus redes sociales el plato, se dispusieron a regresar a su departamento en el auto que habían alquilado. Fue justamente cuando bajaron del coche, que estacionaron en el subsuelo del edificio, que notaron algo extraño, “algo que crujía”, le contaron luego a Vanesa Bafaro, prensa de la obra Una semana nada más, quien luego brindó detalles a Teleshow. Por supuesto en el momento le restaron importancia y siguieron su camino.

Gimena y Nico en Miami (@gimeaccardi)
Gimena y Nico en Miami (@gimeaccardi)

El ascensor paró, como lo hacía siempre, en la planta baja. Fue en ese momento que se dieron cuenta que algo pasaba y aquel “crujido” cobró importancia. Con las puertas abiertas del elevador vieron humo y gente corriendo hacia la salida. Aunque ninguno sabía que pasaba, instintivamente se tomaron de la mano: “Mejor crucemos por las dudas”, le dijo él y corrieron, rápidos de reflejos hacia la puerta.

Una vez en la calle, casi sin poder ver debido al polvo y al tumulto Gimena se golpeó la frente con una palmera. Segundos después un ruido, un estruendo “como nunca habían escuchado en sus vidas”, según él mismo describió más tarde, Ahí reaccionaron y se dieron cuenta de lo que había ocurrido: el edificio en el que vivían se había derrumbado y ellos por cuestión de minutos, o más bien segundos, resultaron ilesos y salvaron sus vidas de milagro.

El postre de Nico Vázquez y Gimena Accardi
El postre de Nico Vázquez y Gimena Accardi
Nico Vázquez en la cena, antes del derrumbe
Nico Vázquez en la cena, antes del derrumbe

Con las calles convertidas en un caos en el que reinaba el desconcierto, los actores pidieron ayuda y un joven que pasaba con su auto los alcanzó hasta el hospital donde ella se realizó una tomografía, descartando cualquier tipo de daño. En ese lapso comenzaron a llamar a sus familiares y amigos más cercanos que están en la Argentina para avisarles que estaban bien, adelantándose a los noticieros.

Bien físicamente, aún siguen en shock, no solo por haberse dado cuenta lo cerca que estuvieron de pasarla mal, sino porque los bomberos y la policía aún siguen trabajando en el lugar rescatando a gente de los escombros y buscando a algunas personas que estaban en el lugar y están desaparecidas, algunas de ellas conocidas de la pareja.

Así estaba escrito, Gime y Nico tenían que estar el miércoles por la noche en el momento justo y en el lugar justo, y él mismo lo relató más tarde en un audio que envió a su gente. De no haber salido a cenar o de no haber comido los “panqueques hechos por Dios” que extendieron la comida, hubieran estado descansando en su departamento en el tercer piso del edificio, hoy lamentablemente inexistente.

En un audio que el actor y productor envió a sus conocidos, contó: “No entendíamos qué pasaba. Si era un tornado, un ataque, lo más parecido a lo que es una película... el estruendo, no lo habíamos escuchado nunca en nuestras vidas, era como en las películas, como si fuera una especie de terremoto, de ataque, de… no sé. Lo que ven en las imágenes. En ese momento no éramos conscientes de lo que estaba pasando, sí teníamos una nube de polvo tan grande, junto con el ruido, que no nos podíamos ver. Estábamos uno al lado del otro y no nos podíamos ver”.

“Queremos darles tranquilidad, decirles que les agradecemos la preocupación y vuelvo a repetir que estamos vivos de milagro, o como lo quieran llamar. El shock y la angustia pasa por lo que sucedió y la cantidad de gente que todavía no ha aparecido, entre ellos, conocidos que estaban en la parte que se ha caído”, cerró Vázquez.

SEGUIR LEYENDO: