Mariano Iúdica enfrentó a Horacio Cabak tras su visita a PH, Podemos Hablar: “¿Había mucho apuro en ir?”

El conductor de Polémica en el Bar cuestionó la participación de su panelista en el programa de Andy Kusnetzoff, tras impedir vía judicial que los medios hablaran de su vida privada

Mariano Iúdica enfrentó a Horacio Cabak (Video: "Polémica en el Bar", América)

La visita de Horacio Cabak a la edición de Podemos Hablar del último sábado generó una gran repercusión en los medios. Y es que muchos periodistas criticaron la postura del ex modelo quien, luego de pedir una medida judicial para que no se pudiera hablar de sus crisis matrimonial con Verónica Soldato, fue a hablar él mismo del asunto en el programa de Andy Kusnetzoff.

“Espero que mi vida sea mejor a lo que venía siendo y mi mujer y mis hijos forman una parte imprescindible de mi vida. En este momento, lo único que me imagino un futuro en mi casa, con mi familia”, dijo Cabak en el ciclo de Telefé. Y, en relación a la actitud de la madre de sus chicos, que fue quien habló de sus problemas de pareja con Ángel de Brito, confesó: “La reacción de mi mujer me sorprendió, mucho, pero la entendí. Me sorprendió completamente, podría haber esperado cualquier reacción. A ella le salió esa. La entendí y después me explicó”.

Lo cierto es que, en horas de la tarde del lunes, Adrián Pallares y Rodrigo Lussich habían contado en Intrusos, por América, que había mucho malestar en Polémica en el bar, programa en el que Cabak es panelista, por su actitud. E, incluso, aseguraron que tanto el conductor del ciclo, Mariano Iúdica, como su productor, Gustavo Sofovich, se habían enterado de la decisión del ex modelo de ir a hablar a otro canal de lo que no había querido hablar en el que lo tiene contratado por una tercera persona.

¿Había mucho apuro en ir a lo de Andy? ¿No podías esperar un mes más?”, fue lo primero que le preguntó el anfitrión de la tradicional mesa de café. Y Cabak respondió: “Cuando fuera, iban a decir: ‘Eh, ¿por qué estás ahí’. Sea en un mes, dos meses, cinco meses o siete meses. ¿Tengo que pedir permiso para ir de invitado a un programa?”. Conocedor del medio como pocos, al notar cierta actitud altanera de su compañero Chiche Gelblung le contestó: “No tenés razón. Hay que decir que no”.

Horacio en su visita a PH, Podemos Hablar
Horacio en su visita a PH, Podemos Hablar

En ese momento, Iúdica le explicó que estaban tratando de entender “cómo era el chiste”, ya que venía de poner “un bozal legal” para que no hablaran de su crisis. “Ni siquiera es una cautelar: hicimos una presentación para que se evite la difamación y hubo un juez que dijo que la vida privada hay que respetarla. Los hechos de la vida privada de una persona no se juzgan en televisión. Y más cuando hay dos menores de edad”, insistió Cabak, mientras sonaba de fondo una guitarra.

“Estratégicamente fue brillante, porque se dejó de hablar del tema. ¡Y vos vas y te metés otra vez!”, lo increpó entonces Iúdica. “Es que no se puede hablar del tema”, repitió el ex modelo. Y Chiche no lo dejó pasar: “¡Pero si hablaste vos del tema!”. “Yo no hablé de qué pasa con mi mujer, los motivos de lo que pudo haber sucedido. No hable nada. Hablé de mi enfermedad y de la importancia de mi familia en mi vida”, se defendió Cabak.

Entonces, Luis Ventura explicó: “Yo no creo en las cautelares y en los amparos. Para mí las historias hay que contarlas como las quieren contar y hasta dónde los protagonistas quieren que se cuente. Y creo que Horacio yendo y exponiéndose de esta manera, deja la puerta abierta para que lo maten gratuitamente”. “¿Por qué me tienen que matar?”, preguntó entonces Cabak. “¡Porque no dejaste hablar a otros compañeros!”, exclamó Iúdica.

Llegado ese punto, el ex modelo insistió en que “lo que pasa entre cuatro paredes” en la vida de una persona no debe ser debatido en televisión. “Pero no fue entre cuatro paredes, porque hay alguien que habló y salió públicamente. La historia la contó alguien”, dijo Ventura. Y, como si no quedara claro, Gelblung remató: “La contó alguien que es la madre de los menores”. “Ahí ya están entrando en una parte de la que no se puede hablar”, fue lo que atinó a responder Cabak para intentar cambiar de tema.

SEGUIR LEYENDO: