Abuela de vanguardia, conductor a los 11 años y adolescente “patito feo”: 42 frases y hechos poco conocidos del Chino Darín

Hijo del querido y reconocido Ricardo Darín, el joven actor logró andar su propio camino y conseguir un nombre en el mundo del espectáculo. Participó en series, películas y se corrió del lugar del chico lindo para encarar proyectos que lo convirtieron en uno de los artistas más interesantes de su generación

 “Intenté evitar ser actor, pero no pude. No lo logré. De alguna forma, si bien yo no lo sentía, daba la sensación de que todo estaba dado para ir por ese camino. Eso ya me parecía excusa suficiente para mirar hacia otro lado”.
“Intenté evitar ser actor, pero no pude. No lo logré. De alguna forma, si bien yo no lo sentía, daba la sensación de que todo estaba dado para ir por ese camino. Eso ya me parecía excusa suficiente para mirar hacia otro lado”.

1. Se llama Ricardo por su abuelo paterno, un actor bohemio y libertario que solía decir que los nombres no se ponen, sino que lo traen los niños, y que murió una semana antes del nacimiento de su nieto. Su segundo nombre, Mario es en honor al abuelo materno, que además atendió su parto en la clínica de San Nicolás.

2. Ricardo Darín estaba en Villa Carlos Paz, triunfando con Sugar junto a Susana Giménez y Arturo Puig. Pero nada impidió que viajara a San Nicolás, la ciudad de su mujer, Florencia Bas, para estar presente en el nacimiento de su primogénito.

3. Darín padre viajó en una avioneta particular y llegó para el momento del alumbramiento, que fue el sábado 14 de enero de 1989, a las 18.40, en la Clínica San Nicolás.

Ricardo, el Chino y Clara Darín chapoteando en la pileta. (Foto Instagram)
Ricardo, el Chino y Clara Darín chapoteando en la pileta. (Foto Instagram)

4. El bebé pesó tres kilos, al otro día protagonizó su primera sesión de fotos con Gente, en la habitación 208 de la Clínica San Nicolás.

5. Como de bebé tenía los ojos achinados su papá le puso “Chino”. De grande lo adoptó como su nombre artístico.

6. Cuando nació, Ricardo Darín llamó a Susana Giménez para que fuera a conocerlo. “Lo tenían en el moisés. Yo dije: ‘Ay, mi amor, ¡qué lindo!’ Y él (por el Chino) levanta el pitito y me hace pis en la cara”, contó la diva de ese momento.

Ricardo Darín, el Chino Darín y Susana Giménez
Ricardo Darín, el Chino Darín y Susana Giménez

7. De chico le gustaban los súper héroes y soñaba con ser Batman. Veía Dragon Ball Z, Los caballeros del zodíaco y el animé.

8. “Era un chico muy autocontrolado, muy adulto, no uno que rompe los huevos. Me llamaba la atención el mundo de los grandes, me gustaba formar parte de ellos. Mis recuerdos de mi infancia son de quedarme dormido en una mesa después del teatro de mi viejo. Cenábamos muy tarde porque él salía del teatro a las once de la noche”. (Viva, noviembre, 2017).

9. Sentía un gran amor por su abuela paterna Renée Roxana. “Fue una revolucionaria, una vanguardista. Repetía que nunca le decía que no a nada, salvo al agua. Hacía topless en vacaciones y se dejó fotografiar en pelota picada en un velero. Encarnaba todo lo que una familia religiosa o tradicional veía con malos ojos. Ella sí que fue una auténtica Bombita”.

"Reneé, abuela de avanzada. Una guerrera de alegría. Payasa combativa. Fuente de diversión inagotable. ¡Así te recordaremos! Te celebramos hoy y siempre. Gracias. #Canchera", escribió el actor en su cuenta de Instagram, junto a una divertida foto de ella fumando lo que parecería ser un cigarrillo de marihuana.
"Reneé, abuela de avanzada. Una guerrera de alegría. Payasa combativa. Fuente de diversión inagotable. ¡Así te recordaremos! Te celebramos hoy y siempre. Gracias. #Canchera", escribió el actor en su cuenta de Instagram, junto a una divertida foto de ella fumando lo que parecería ser un cigarrillo de marihuana.

12. Sus padres le enseñaron a conducir a los 11 años. La familia de su mamá tenía una casa de fin de semana en el pueblo Empalme Villa Constitución y ahí aprendió. “Nos veía la policía, mi padre les ponía cara de ‘yo me hago cargo’ y nos dejaban”.

13. Es hincha de River.

Desde su nacimiento protagonizó notas periodísticas
Desde su nacimiento protagonizó notas periodísticas

14. Cursó la primaria en un colegio privado bilingüe donde también iban las hijas de Maradona. Se muestra crítico de esa etapa porque “los alumnos tenían más autoridad que los profesores. Vos pagabas la cuota y podías hacer lo que quisieras. Era una burbuja aislada de la realidad”.

15. Disconforme con su primaria, con siete amigos decidieron anotarse en el ILSE, uno de los colegios secundarios de la UBA con un estricto examen de ingreso.

16. Sobre el ILSE aseguró que “Era un lugar adonde se tomaba la educación de otra manera. Al cambiar, sentíamos que estábamos haciendo algo importante por nuestra educación y así fue, porque nos abrió la cabeza en un montón de sentidos”.

17. Formó parte del Centro de Estudiantes. En ese tiempo sus ideas eran de “la izquierda socialista”.

"Suele ser difícil la distancia y siempre estoy a distancia. Cuando estoy acá no tengo a mi novia, cuando estoy allá me faltan mis amigos y mi familia. Pero bueno, también puedo desarrollar mi laburo profesional y enriquecerme con otras cosas".
"Suele ser difícil la distancia y siempre estoy a distancia. Cuando estoy acá no tengo a mi novia, cuando estoy allá me faltan mis amigos y mi familia. Pero bueno, también puedo desarrollar mi laburo profesional y enriquecerme con otras cosas".

18. En la secundaria pensó en ser porque “hay muchos en la familia: mi abuelo, mi tío, especializados en obstetricia y vías respiratorias”.

19. En el 2007 se inscribió en la Universidad de Buenos Aires para estudiar Ingeniería Industrial. Tenía facilidad para la física, la química y la biología y siempre le había interesado “tratar de entender cómo funcionan las cosas”.

20. La Ingeniería no lo entusiasmó y se anotó en Dirección de Cine y en la escuela de actuación de Raúl Serrano.

21. Estudiaba cine cuando su papá le avisó que comenzaban a filmar “El secreto de tus ojos” y que había vacantes en producción, dirección y meritorio de locaciones. Tuvo una reunión y le dijeron: “Dale vení”. Entró en igualdad de condiciones que otros aspirantes.

22. De esa experiencia recuerda: “Dormía cuatro horas. Salía de mi casa a las 5:30 de la mañana a buscar los materiales para llegar a la locación antes que nadie, y me iba cuando estaba todo cerrado para llevar los materiales a lo del sonidista. Tenía 19 años, le pegaba 20 vueltas energéticas a todos, estaba en ebullición”.

"Nunca soy definitivo con ninguna decisión, porque soy muy cambiante. No me gusta limitarme, y siento que si tomás una decisión férrea para algún lado, estás dejando algo en el camino. Eso no significa que no tenga cosas claras en mi vida".
"Nunca soy definitivo con ninguna decisión, porque soy muy cambiante. No me gusta limitarme, y siento que si tomás una decisión férrea para algún lado, estás dejando algo en el camino. Eso no significa que no tenga cosas claras en mi vida".

23. Realizó una prueba para un proyecto juvenil de los Stoessel, con Brenda Asnicar y Pepe Soriano. Fue para el papel de chico bueno de la serie pero “lo hice tan mal que me eligieron para hacer el malo”.

24. Como estudiante de teatro vivió una mala experiencia. “Tuve que asumir la devolución mala de un profesor de actuación que en aquel momento me parecía un genio. Hoy lo considero un terrible hijo de puta. Me dio una charla al final de un año de teatro por la que casi dejé de actuar. Fue una daga al corazón. Me dolió. Por suerte no le di pelota. Por eso les recomiendo a todos que tengan cuidado con los venenos que dejan entrar a su bebida”. (Viva, noviembre, 2017).

25. Junto a su papá y otros socios, fundó la productora Kenya Films. Por primera vez, ejerció el doble rol de actor y productor en una película, La odisea de los giles.

26. “Mi encanto quizá tenga que ver con que procuro ser atento. Y cuando lo logro, siento que soy empático”. (El País, noviembre, 2018).

27. Le ofrecieron protagonizar “Sugar”, la comedia musical con la que su papá triunfó pero rechazó la propuesta porque “a la hora de bailar soy pésimo y cantando más nefasto aún”.

"En la opinión en que más confío profesionalmente es en la de mi madre, porque mi papá le consulta todo a ella. Las buenas ideas salen de ahí. Mi mamá es la fuente de consulta de todos los que formamos parte de la familia, confiamos mucho en lo que ella dice
"En la opinión en que más confío profesionalmente es en la de mi madre, porque mi papá le consulta todo a ella. Las buenas ideas salen de ahí. Mi mamá es la fuente de consulta de todos los que formamos parte de la familia, confiamos mucho en lo que ella dice

28. Admira el trabajo de Diego Peretti, Rodrigo De la Serna, Alfredo Alcón, Julio Chávez, Oscar Martínez, Leonardo Sbaraglia, Alejandro Awada y Jorge D’Elía.

29. Le encantan las artes, cada vez que puede asiste a una muestra o escucha bandas en vivo.

30. Le gustaría aprender a tocar algún instrumento.

31. Tiene un sueño muy profundo, tanto que una vez un amigo creyó que estaba muerto. Como no contestaba las llamadas ni abría la puerta de su departamento, su amigo usó su llave de emergencia para entrar. Lo encontró en la cama y sin inmutarse ante sus gritos por lo que pensó que había fallecido y se pegó tremendo susto.

32. Fuma desde los 18 años aunque lo intenta dejar. También bebe mucha gaseosa.

"No me gustan las etiquetas, estoy en contra de esas cosas. Si me preguntan “¿Cómo sos?”, no lo sé. No tengo la más mínima idea".
"No me gustan las etiquetas, estoy en contra de esas cosas. Si me preguntan “¿Cómo sos?”, no lo sé. No tengo la más mínima idea".

33. Siempre habla de sus trabajos con su familia. “Mi viejo tiene mucha experiencia, pero poca distancia conmigo; mi vieja habla con mucho conocimiento de causa porque leyó todos los guiones que pasaron por casa, valoramos mucho su opinión, tiene mucha visión de futuro; y mi hermana de algún modo representa a la generación de espectadores que se viene, es super cinéfila, ve muchísimas series, está muy informada”. (La Nación, septiembre, 2015).

34. Le encanta el asado, el mate y el dulce de leche. Es fanático del chocolate y un gran consumidor de fruta.

35. Cada vez que visita San Nicolás compra en una panadería en particular, ya que según el actor “hacen las mejores palmeritas del planeta”.

36. Para encarnar a Mauricio Rosencof en esa joyita imprescindible que es La noche de 12 años debió adelgazar alrededor de 13 kilos. Además prepararse para un rol “con la menor cantidad de diálogos de toda mi carrera”.

 “Él es divino, no me había pasado nunca, estar trabajando y que surja el amor así, pero hay cosas que son inevitables, suceden y pasan y hay que tratarlas con naturalidad”, confesó Úrsula Corberó
“Él es divino, no me había pasado nunca, estar trabajando y que surja el amor así, pero hay cosas que son inevitables, suceden y pasan y hay que tratarlas con naturalidad”, confesó Úrsula Corberó

37. A Úrsula Corberó la vio por primera vez en 2015, en una prueba de vestuario de la serie española La embajada. “Tenía esa cosa fresca, desfachatada, como que todo le chupaba un huevo”, recuerda. Debían representar a una pareja y empezaron a verse fuera del set para conocerse mejor. “Una cosa fue llevando a la otra”, dice. “Para mí, el ABC había sido siempre no vincularse con compañeras de rodaje, pero bueno, puede fallar, decía Tu Sam”. (Rolling Stone, julio,2019).

38. En España no tiene auto y admite que es una de las cosas que más extraña de la Argentina.

39. “Tuve una adolescencia muy poco agraciada, pero después, a partir de mis 16, 17 años, se me fue acomodando la cara al cuerpo y empecé a entender que tenía cierto atractivo físico. Pero para mí iba de la mano con la construcción de una autoestima que hasta ese momento no tenía”. (Rolling Stone, julio, 2019).

Adolescente en unas vacaciones familiares
Adolescente en unas vacaciones familiares

40. Cada vez que arma la valija no pueden faltar medicamentos, una pasta de dientes, tecnología, una cámara, auriculares, una remera de repuesto, un neceser, un libro... y, lo más importante, una navaja multiusos. “Con su lija he llegado a cortar un candado de la maleta en algún viaje en que había perdido la llave. Creo que todo esto tiene que ver un poco con mi espíritu de catástrofe. Siento que puede pasar algo y necesito tener a mano estos útiles de primera necesidad”.

41. No se animó a tatuarse nada porque tiene miedo de arrepentirme a los cinco minutos. “No es que no me gusten, me encantan, pero yo no me voy a tatuar nada por las dudas”.

42. “Creo que nunca dejé de ser un actor de bajo perfil, no me siento un galán para nada y menos cuando me dicen que soy un sex symbol. No me identificó con ese mote en lo absoluto, porque si fuera por mí, viviría en jogging. De hecho si me vieran cuando me despierto, cambiarían de opinión”. (Infobae).

SEGUÍ LEYENDO