Ricardo Darín y el Chino Darín en “La odisea de los giles”
Ricardo Darín y el Chino Darín en “La odisea de los giles”

El Festival Internacional de Cine de Toronto se caracteriza por ser la plataforma principal de las películas que suelen terminar en la lista de las nominaciones al Oscar. Y Argentina estuvo muy bien representada por el estreno internacional de La odisea de los giles, además del prestigio de haber elegido nada menos que al Chino Darín como una de las nuevas estrellas Raising Stars. Es por eso que Teleshow recurrió a su padre, Ricardo Darín, para que sea él quien lo entreviste, antes de plantearles la misma pregunta: "¿Argentina tendrá un final feliz como en el cine?".

—¿Qué gilada le preguntarías a tu hijo como padre?

Ricardo Darín: —La primera gilada que se le puede preguntar a un hijo es… "¿Te portaste bien?".

Chino Darín: —(Se toma unos segundos para pensarlo con una pícara sonrisa) Me porté bien… No siempre, pero suelo portarme bien.

—¿Qué gilada le preguntarías a Chino Darín como actor?

Ricardo Darín: —¿Cómo se hace para trabajar con un compañero o una compañera que desde el arranque te das cuenta que no se están entendiendo?

Chino Darín: —Él sabe más de eso que yo… Es raro que me pregunte eso a mí. Pero me parece que a priori hay que tratar de llevarse bien con todos. Pero cuando no sucede tenés dos opciones: te llevas definitivamente como el orto, o careteás un poco y hacés tu trabajo. Hay que hacer el esfuerzo.

La entrevista de Ricardo Darín al Chino Darín

— ¿Qué gilada le preguntarías al Chino Darín espectador?

Ricardo Darín: —Conozco muchas de las cosas que ha hecho como espectador… (ahora es él quien se toma su tiempo para pensar antes de preguntar). ¿Dónde aprendiste a andar a caballo?

Chino Darín: —La verdad es que yo andaba a caballo desde chiquito. Mi mamá (Florencia Bas) es muy de… le gusta muchos los caballos. Nos criamos con mi hermana (Clara Darín) y con mis primos en el campo y andábamos a caballo de chiquitos. Pero sí, en un momento tuve un accidente a caballo y le agarré fobia, hasta que mi mamá me llevó al Hípico para tratar de sobrellevar el miedo a los caballos, superarlo. Y la verdad que me vino bárbaro. A partir de ese momento, no solo aprendí formalmente a andar a caballo… un poco distinto a lo que hacés de chiquito, (cabalgar) como una bolsa de papa, y sirvió para trabajar. Es cierto. Hice dos o tres pelis donde tuve que andar a caballo, y se lo debo a eso.

—La película La odisea de los giles tiene un final feliz…

Ricardo Darín: —Sí. Bueno, no tan feliz, es un mix.

—¿Creés que Argentina va a tener un final feliz?

Ricardo Darín: —La Argentina no va tener un final.

(Video: Entrevista de Ricardo Darín al Chino Darín)

Chino Darín: —¿La vamos a desaparecer de un mapa después de ese final feliz? No. Va a seguir.

Ricardo Darín: —Los países no tienen final, a pesar de que algunos han intentado finalizar a otros países.

Chino Darín: —Probablemente nos toque vivir ciclos, etapas y cosas, como a todos.

Ricardo Darín: —Lo que necesita es tener buenos momentos en el camino.

Chino Darín: —Lo que sí espero es que nosotros podamos salir de esta rueda que da la sensación que es un yugo que tenemos acá adentro (se toma el cuello), que no podemos salir a respirar nunca, que tenemos que volver a meter la cabeza debajo del agua…

Ricardo Darín: —Ya no creo que dependa de los gobiernos. Estoy harto de echarle la culpa a los gobiernos. Me parece que depende de nosotros, de qué hacemos nosotros con la honestidad, con la sinceridad, con la corrupción, con los valores, con la integridad. Me parece que cuando nosotros, como sociedad, funcionemos mejor y paremos en las esquinas para que los peatones pasemos primero y dejemos de maravillarnos cuando los vemos en otros lugares "¿¡Qué bárbaro! Mirá como funciona acá", cuando hagamos eso, vamos a tener mejores gobernantes. Y vamos a ser un mejor país.

SEGUÍ LEYENDO