El debate por el aborto llegó al prime time y divide a las “Separadas”

En varias escenas, los personajes compartieron sus opiniones, sentimientos y experiencias respecto a la maternidad y a la interrupción voluntaria del embarazo

Separadas
Separadas

Cada una de las Separadas, Martina (Celeste Cid), Luján (Marcela Kloosterboer), Caro (Gimena Accardi), Paula (Julieta Zylberberg), Julieta Nair Calvo (Inés), Romina (Agustina Cherri) y Clara (Mónica Antonópulos) tiene sus opiniones, experiencias y sus formas de ver el mundo. En el capítulo del martes, algunos de los personajes mostraron sus posturas en torno a la interrupción legal del embarazo.

El debate surgió luego de que el personaje de Calvo contara a sus amigas que tenía un atraso de quince días, por lo cual podría estar esperando un hijo de su ex novio, Julián. “¿Tenés cara de embarazada?”, le dijo en chiste Paula luego de que la profesora de educación física vomitara.

En la escena siguiente, Romina se sumó a la charla, aunque no dio su postura. “Me quiero matar”, decía la protagonista mientras que, mucho más fría, el personaje de Zylberberg le aconsejaba: “Antes echá un chorro de pis en un test y listo. ¿Qué proponen? ¿esconder la cabeza abajo de la tierra? ¿Sabés quién es el padre?”.

“No voy a gastar plata en un test porque sé que no estoy”, sentenció aún con dudas Inés y contó que ella tomaba pastillas anticonceptivas: “Lo que tal vez me pasó de olvidarme alguna vez”, y cuando le preguntaron qué iba a hacer si estaba embarazada respondió que seguiría adelante: “Pero, ¿sabés qué pasa? Nosotras no opinamos igual respecto a este tema, si estoy embarazada lo voy a tener, no cabe otra posibilidad”.

“Bueno, pero sí cabe la posibilidad de tener un hijo que no querés y arruinarte la vida”, sumó Paula, a lo que Inés le retrucó preguntándole si ella se había arruinado la vida con Roma, su hija: “Hoy es lo que más amo en toda mi vida, pero en ese momento fue muy duro, era muy chica, no tenía un peso, no tenía a nadie”.

Pero ellas no fueron las únicas que hablaron del tema. En una escena mucho más íntima, Luján le contó a Martina que tiene óvulos congelados y contó algo que le pasó hace un tiempo: “Hace un año quedé embarazada de Fausto, él me dijo que lo quería tener, que se quería hacer cargo y no me animé”.

Ambos temas quedaron abiertos y las protagonistas, al menos hasta ahora, no volvieron a referirse al tema. Seguramente ahonden en los capítulos siguientes cuando Inés finalmente se anime a hacerse el test de embarazo para sacarse las dudas o Luján sienta ganas de seguir hablando con su mejor amiga del tema.

No es la primera vez que el debate por el aborto ocupa espacio en las tiras del prime time. El año pasado en ATAV, cuando Anna -el personaje de Cande Vetrano- quedó embarazada, se deslizó la posibilidad de no tenerlo, pero finalmente tuvo a su hijo.

En el 2018, en pleno debate en el Congreso por la interrupción legal y voluntaria del embarazo, la novela de Underground 100 días para enamorarse tocó el tema un poco más en profundidad, luego de que Charo, novia de Rodrigo (el hijo de Carla Peterson) quedara embarazada y decidiera no tenerlo. En ese momento, los adolescentes tuvieron una charla con sus padres sobre la importancia de hablar y pedir ayuda.

SEGUÍ LEYENDO

Fer Dente: “Para mí fue importante quedarme sin secretos”

Fuerte reacción de la autora Carolina Aguirre contra Jimena Barón: “Qué pena que estés haciendo papelones de los que te vas a arrepentir toda la vida”

Flavio Mendoza acusó a una periodista de “recibir sobres” en plena nota



MAS NOTICIAS