Un niño juega con un dispositivo led en uno de los talleres de robótica en Educabot
Un niño juega con un dispositivo led en uno de los talleres de robótica en Educabot

Las vacaciones de verano ya están golpeando la puerta de todos los hogares. Con la llegada del merecido descanso, algunas familias se encuentran en plena planificación de alguna escapada para cortar con la rutina. Pero según una encuesta realizada por las consultoras Reyes-Filadoro y Numeral 8, solo un 17% de los argentinos planea irse de vacaciones durante el receso de verano. Ante este escenario surge la pregunta obligada: ¿qué hacer para que los niños y adolescentes no pasen sus vacaciones aburridos en el departamento?

Entre piletas, partidos de fútbol y salidas a la plaza, las colonias y talleres tecnológicos se erigen como una cautivante propuesta para quienes quieran incursionar y adentrarse aún más en el mundo tech. Algunas propuestas incluyen desayuno o merienda y combinan el relacionamiento con pares con los mismos intereses que van desde aprender programación, desarrollar de videojuegos y hasta volar drones.

Propuestas para niños y adolescentes

Matias Scovotti es director pedagógico de Educabot, una institución que ofrece colonias tecnológicas para estas vacaciones de verano. "La propuesta está basada en tres ejes: robótica, videojuegos y diseño 3D. Para llevar a cabo cada proyecto, se desarrollan pequeños desafíos a resolver durante las clases. Alternando diferentes materiales: lápices 3D, realidad virtual, juegos lógicos/mentales, drones, kit educablocks y makey makey, entre otros tantos. Cada uno de los desafíos que se plantean durante la clase debe ser desarrollado de manera colaborativa; en un primer momento entre pequeños grupos (no más de 3 integrantes) y luego entre todos los miembros. De esta manera se construye un lugar de encuentro donde cada grupo muestra su robot y cuenta cómo resolvieron cada uno de los desafíos que se les plantearon.

Los chicos diseñan y arman tanto sus propios robots como sus videojuegos, los programan y los sociabilizan.

"Trabajamos en ambientes amplios y contamos con un extenso deck al aire libre, en donde realizamos varios experimentos, juegos, se pilotean drones y, cuando el clima lo permite, nos sentamos al sol a merendar", explicó Scovotti durante la entrevista.

Sobre cómo surgió la idea de ofrecer esta propuesta, Scovotti indicó a Infobae: "Hace un tiempo buscando nuevos propuestas, leí sobre los campamentos que organiza la NASA en Estados Unidos. Chicos de todo el mundo viajan para tener un campamento con experiencias similares al entrenamiento que tienen los astronautas pero pensados para alumnos menores a 13 años. Luego durante el año, los chicos que venían a nuestros talleres, nos pidieron que querían seguir viniendo durante las vacaciones".

Fue entonces que, recordando la propuesta de la NASA, Scovotti pensó en un espacio para aquellos chicos que querían seguir con el trayecto anual pero de forma más relajada, así como también en aquellos que les gusta estar en contacto con la tecnología y no tanto con propuestas deportivas.

"Este tipo de experiencias, ayuda a los chicos a entender conocimientos relacionados a la física, matemática, lógica, programación, diseño, planeación, entre otras habilidades que también adquieren como trabajo en equipo, trabajar sobre proyectos y resolución de problemas", explica.

En la colonia tecnológica de Educabot podrán inscribirse niños de 6 a 9 años y también de 10 a 14 años. Ambos grupos no superan el cupo máximo de 25 alumnos, y se trabaja con un profesor y un ayudante continuamente.

También el Instituto Tecnológico (ITBA) de Buenos Aires organiza de manera constante espacios de formación e interacción para niños y adolescentes. Comenzando la temporada de verano ofreció un taller interactivo de internet de las cosas (IOT) destinado a jóvenes de entre 14 y 18 años. En el mismo, los participantes pudieron aprender y poner en práctica sus conocimientos en programación. La entrada fue gratuita, con inscripción previa.

"Esta iniciativa busca acercar el conocimiento técnico a chicas y chicos mediante actividades lúdicas e interactivas y, de esta forma, incentivar las carreras científico-tecnológicas. Venimos desarrollando este tipo de talleres para presentar herramientas que podrán seguir utilizando más adelante", explicó Miguel Aguirre, director del Departamento de Ingeniería Electrónica del ITBA.

Fuentes de la universidad confirmaron a Infobae que ya están trabajando en nuevas propuestas para el mes de febrero, por lo que recomendaron consultar su página web periódicamente.

Otra institución educativa que tiene una nutrida agenda de actividades para este verano es Escuela Da Vinci. Entre los talleres disponibles se destacan "realización de videojuegos" para niños de 9 a 11 años, "diseño de videojuegos en 3D" para niños de 12 a 14 años y "realización de historietas" para niños de 9 a 13 años de edad.

Gabriela García es directora de Cursos para Chicos de Escuela Da Vinci y en dialogo con Infobae indicó que "muchos de los chicos ya vienen muy familiarizados con la tecnología y además tienen una enorme motivación para seguir explorando durante la cursada y después. Pero hay otros chicos que no vienen muy familiarizados con los recursos tecnológicos y es nuestra función ponerlos al día. Igual siempre recalcamos que la tecnología es un recurso y no un fin en sí mismo. De hecho, recurrimos muchas veces a los medios manuales, a la planificación previa, antes de sentarnos a la computadora".

"Los padres nos comentan que se sorprenden con lo que los chicos pueden hacer después de los cursos y que son los chicos los que los instruyen a ellos acerca del software", añadió.

Vacaciones tecnológicas en casa

Si comprometerse con días y horarios específicos de asistencia no es una opción, los chicos pueden recurrir a diversas propuestas de talleres, seminarios y experiencias que se ofrecen en forma virtual.

Durgan Nallar es director de la Escuela de Game Design América Latina, una institución que ofrece una propuesta virtual para aprender diseño de videojuegos durante el verano. "La Nave del Miedo es un laboratorio online, por streaming en directo, así que vamos a tener participantes de toda América latina. Lo hacemos para experimentar algo novedoso, porque mezcla teoría de diseño lúdico, diseño narrativo, redacción creativa y juegos de rol. Además queremos experimentar con una nueva forma de monetización. El taller es algo que llamamos free-to-learn. Es gratis, pero al que sienta que le gustó, que le sirvió, lo invitamos a pagar con lo que pueda y quiera", explica Nallar en dialogo con Infobae.

El primer encuentro online será el próximo 9 de enero y para inscribirse solo hay que completar un formulario online.

Mariela Reiman es directora de chicos.net y se encuentra a cargo de Lugar de Inventos, un taller tecnológico que funciona en las instalaciones del Centro Cultural de la Ciencia (Godoy Cruz 2270, CABA) y que ofrecerá actividades gratuitas a partir del mes de febrero. Esperando la fecha de apertura del centro, Reiman compartió con Infobae algunas propuestas para disfrutar de la tecnología en casa.

"Chicos.net desde sus inicios tuvo como misión darle sentido a la tecnología para mejorar la educación, la expresión y la calidad de la infancia. Desde siempre trabajamos para acompañar un uso reflexivo y creativo de la tecnología. Puedo recomendarles diseñar tarjetas luminosas mientras dan sus primeros pasos por el mundo de la electrónica, circuitos y leds. Pueden ver los pasos en www.lugardeinventos.org. Crear un kahoot con momentos familiares de todo el año. Una app para crear trivias con dispositivos móviles para que participen todos, grandes y chicos", explica Reiman.

La directora de chicos.net recomendó a los padres "que se animen a jugar con sus hijos o hijas a Fortnite u otros de sus favoritos: jugar juntos es una oportunidad para entender la lógica de los videojuegos, por qué son atractivos para ellos, cuáles son los aspectos positivos y cuáles los negativos y qué recaudos conviene tomar".

Por último, para los niños autodidactas que quieran incursionar en la robótica, hoy en día se pueden adquirir kits muy simples de armar y programar.