(Istock)
(Istock)

Usar el smartphone para contestar mensajes, enviar chats, abrir el buscador, hacerle consultas al asistente virtual, ver videos y estar activo en todas las redes sociales. Estar todo el tiempo en todos lados. Esta ubicuidad digital sobreexige a la batería. Por más potente que sea, cuesta llegar con energía al final de la jornada.

Es un hecho que será necesario conectar el teléfono una o dos veces al día, o quizás más, si se lo usa con intensidad. De ahí que contar con una opción de carga rápida sea crucial. Qualcomm sabe que si se quiere mantener al usuario contento hay que cumplir sus deseos. Y tener una batería robusta y potente con pocas horas de carga es uno de esos deseos.

Por eso, durante la conferencia que la compañía está llevando a cabo en Nueva York, se presentó el Quick Charge 4, un súper cargador que promete otorgar 5 horas de autonomía con apenas 5 minutos de carga.

La evolución de los cargadores Quick Charge a lo largo de los años
La evolución de los cargadores Quick Charge a lo largo de los años

El Quick Charge 4 estará disponible para los dispositivos equipados con la próxima generación de procesadores: Snapdragon 835. Algo que ocurrirá durante la primera mitad de 2017.

Es un 30% más eficiente que el Quick Charge 3.0. A su vez, la velocidad de carga es 2,5 veces superior a la primera generación de Quick Charge que se lanzó en 2013.

"Quick Charge 4 proporciona hasta un 50% de la carga de la batería en apenas 15 minutos o menos, para que uno no tenga que estar encadenado al cable del cargador todo el día", subrayó alex Katouzian, vicepresidente ejecutivo de administración de producto de Qualcomm Technologies Inc.

Cuenta con carga dual e integra USB tipo C y soporte USB PD. Además incorpora la tercera generación de INOV (Negociación Inteligente para el Voltaje Óptimo), un algoritmo para gestionar la potencia que fue diseñado exclusivamente por la compañía.

Con este sistema se obtiene información en tiempo real que sirve para optimizar la carga. Así, se determina y selecciona automáticamente el nivel de transferencia adecuado teniendo en cuenta las condiciones térmicas.

Al medir de forma más precisa el voltaje, la corriente eléctrica y la temperatura, se protege la batería, los conectores, cables y el sistema en sí. También se implementó un sistema que impide que la batería se cargue de más y regula la corriente eléctrica durante todo el ciclo de carga.

En la actualidad hay más de 600 millones de dispositivos móviles y accesorios que son compatibles con la tecnología de Quick Charge.

Samsung, Qualcomm y la alianza para producir el Snapdragon 835

Qualcomm implementó el chip de 10 nanómetros FinFET de Samsung para producir el procesador Snapdragon 835, que saldrá a la venta durante la primera mitad del año 2017.

Este nuevo chip aporta un 30% más de eficiencia que su predecesor, el de 14 nm. A su vez, tiene un rendimiento un 27% más alto y consume un 40% menos de energía.

Al ser más pequeño libera más espacio en el equipo, lo cual permitiría sumar baterías más grandes o quizás teléfonos con un diseño más anatómico.

Estas mejoras implican un mejor rendimiento en la batería y una mayor vida útil.

LEA MÁS: