Una adolescente murió electrocutada en Mendoza luego de que se cayera un ventilador de techo

La menor de edad fue trasladada de urgencia, pero los médicos no pudieron reanimarla. La Justicia investigará cómo ocurrieron los hechos

Guardar

Nuevo

La joven fue declarada muerta luego de que intentaran reanimarla (Gobierno de Mendoza)
La joven fue declarada muerta luego de que intentaran reanimarla (Gobierno de Mendoza)

Una adolescente de 14 años murió electrocutada producto de que se le cayera encima un ventilador de techo que se encontraba en funcionamiento. El hecho ocurrió el viernes cerca de las 21 horas en la ciudad de San Rafael, Mendoza, cuando el aparato se desprendió, la golpeó en la cabeza y provocó que sufriera descargas eléctricas.

Frente al incidente, los familiares que se encontraban con la víctima, identificada como Maite Toro, procedieron a trasladarla al Hospital Enfermeros Argentinos, ubicado en la localidad de General Alvear. En el lugar, la menor de edad fue recibida por un equipo de médicos que le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP).

Luego de que confirmaran la muerte de la adolescente, el personal de la comisaría 26 de San Rafael se encargó de realizar las pericias en la vivienda en donde vivía Toro, ubicada en la calle Los Sifones, perteneciente a la localidad de Jaime Prats.

En paralelo, el fiscal a cargo de la investigación estableció la carátula del caso como “averiguación de muerte por electrocución” y ordenó que el cuerpo sea trasladado a la morgue judicial para que le realizara la autopsia correspondiente, según la información brindada por Télam.

Otras dos muertes por electrocución, en una semana

Otras muertes por electrocución fueron reportadas en las provincias de Córdoba y Corrientes. El primer caso tuvo como víctima a un hombre de 39 años que vivía en la localidad cordobesa de Río Cuarto, cuando manipulaba cables que se encontraban en un poste de la calle José Cardarelli al 2400.

De acuerdo con las acusaciones de los vecinos del barrio Jardín Norte, la víctima no realizaba actividades de mantenimiento, sino que intentaba robar los cables del lugar. La muerte se produjo el pasado 2 de enero en el horario de la tarde y habría sido instantánea al haber tomado contacto con la corriente eléctrica que estos transmitían.

El hombre fue acusado de haber querido robar los cables (Captura de Google)
El hombre fue acusado de haber querido robar los cables (Captura de Google)

La causa será investigada por el fiscal de turno en la feria judicial, Pablo Jávega, quien dictaminó que se realicen pericias en la zona donde murió el presunto delincuente. Asimismo, la primera hipótesis que presentaron indicaría que éste se habría trepado al poste y al rozar un cable de 13.000 voltios murió electrocutado.

Otro caso de estas características fue descubierto durante la mañana del 31 de diciembre en la localidad correntina de Concepción, cuando un hombre fue encontrado sin vida en el interior de su domicilio ubicado en las inmediaciones de la Avenida Tambor de Tacuarí S/N° del Barrio Aserradero. Según la información aportada por Corrientes Hoy, un familiar realizó el llamado de emergencia al haber visitado a la víctima, identificada como un hombre de 78 años.

De esta manera, un móvil policial se presentó en el lugar en compañía del personal médico del hospital zonal, quienes constataron que la persona no tenía signos vitales. En el primer vistazo que le dieron al cuerpo, los médicos indicaron que el hombre habría muerto electrocutado porque todavía tenía un cable pegado a una de sus manos.

Por este motivo, solicitaron a la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) que cortaran el suministro eléctrico para evitar que pudiera haber otro afectado. Más tarde, la autopsia que le practicaron al cadáver reveló que el hombre había fallecido producto de un paro cardiorrespiratorio inducido por el shock eléctrico transmitido por el cable.

El caso está a cargo de la unidad fiscal de turno designada durante la feria judicial que ordenó realizar una serie de medidas y trámites pertinentes para determinar lo ocurrido con el ciudadano, cuya identidad permaneció reservada. No obstante, no se dieron detalles sobre si el expediente continúa activo o fue cerrado luego de compartirse los resultados de la necropsia.

Guardar

Nuevo