Mendoza: estafaron a una jubilada con el “cuento del tío” y le robaron tres millones de pesos

En la localidad de San Rafael, los delincuentes se hicieron pasar por empleados de un banco

En San Rafael, Mendoza, una mujer de 76 años sufrió el robo de cerca de tres millones de pesos entre moneda nacional y dólares
En San Rafael, Mendoza, una mujer de 76 años sufrió el robo de cerca de tres millones de pesos entre moneda nacional y dólares

En la localidad mendocina de San Rafael, una mujer de 76 años sufrió el robo de cerca de tres millones de pesos entre moneda nacional y dólares, tras ser estafada por delincuentes mediante el “cuento del tío”: se hicieron pasar por empleados de un banco y le dijeron que tenía que cambiar los billetes porque habría una devaluación.

El hecho ocurrió el martes cuando la víctima recibió una llamada telefónica de una mujer. Tras los primeros momentos del engaño, la estafadora continuó explicando que, de necesitarlo, desde la “entidad” enviarían a un empleado para que le entregara el dinero y pudieran realizar el cambio.

De las pericias y la denuncia hecha en la comisaria octava por parte de la damnificada surgió que, luego de recibir la llamada, cortó y, a los pocos minutos, tocó el timbre de la vivienda ubicada en De la Plaza al 1400 un hombre de traje que se presentó como el empleado del banco para retirar lo pautado por teléfono. Así, la mujer le entregó una bolsa que contenía unos 19.000 dólares y 40.000 pesos que tenía ahorrados.

La modalidad ya fue sufrida por varios adultos mayores en la localidad de San Rafael, en el sur provincial. El último hecho ocurrió el 5 de enero último, cuando una jubilada recibió un llamado de otra mujer que se hizo pasar por una amiga de un familiar que trabajaba en un banco y por la situación económica le aconsejaba el cambio de billetes.

El desenlace fue similar: la mujer le entrego sus ahorros a un hombre que llego a su vivienda y, al darse cuenta de lo sucedido horas después, radicó la correspondiente denuncia.

A raíz de las continuas estafas, el ministerio de Seguridad provincial, a través del programa “Prevención de Delitos en Adultos Mayores”, lanzó la campaña denominada “Cortá con la Estafa”. El objetivo es brindar información y concientizar acerca del funcionamiento de este tipo de delitos.

“No hay ninguna operatoria de entidades bancarias y financieras para sacar dinero de circulación, tampoco trámites del sistema de salud, obras sociales y de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses)”, recordaron las autoridades.

Tras el engaño, la mujer entregó en una bolsa con 19.000 dólares y 40.000 pesos que tenía ahorrados
Tras el engaño, la mujer entregó en una bolsa con 19.000 dólares y 40.000 pesos que tenía ahorrados

No solo en la provincia de Mendoza el “cuento del tío” es una modalidad utilizada por los delincuentes para robarle sus ahorros a los adultos mayores. También ocurre en el resto del país.

Sin embargo, en algunas oportunidades, el estafador es descubierto y detenido. En agosto pasado, la Policía de la Ciudad detuvo a un delincuente que engañó de esa forma a un jubilado de 78 años de nacionalidad belga, a quien intentó robarle 31 mil dólares tras haberle hecho creer, por medio de un llamado telefónico, que tenía secuestrado a su hijo.

Otros casos recientes de estafa de esta índole sucedieron en Córdoba y Neuquén. En el primero de ellos, un grupo de presos del penal de la localidad cordobesa de Cruz del Eje se hicieron pasar por empleados del Anses para robarle a beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia, en coordinación con familiares que los apoyaban desde el exterior para reclutar a sus víctimas.

Por teléfono los convocaban a cajeros automáticos, donde les solicitaban datos personales y las claves de acceso a las cajas de ahorro, para luego transferir los fondos a otras cuentas bancarias.

Los reclusos y sus cómplices fueron allanados y detenidos por la División Investigación de Delitos Tecnológicos de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal.

En Neuquén, en tanto, un estafador engañó a una jubilada de 83 años: se hizo pasar por su nieto, la convenció de que se había contagiado de coronavirus y necesitaba dinero, y de esta forma le robó 865 mil pesos en efectivo. La familia de la víctima cree que pudo haber sido más dinero y el botín en realidad rondaría los 900.000 pesos.

Seguí leyendo: