El Ministro de Seguridad de Tucumán defendió el accionar policial en la detención de un hombre que luego murió

El caso se hizo conocido por su similitud con la muerte del afroamericano George Floyd en Estados Unidos, hecho que motivó grandes movilizaciones en ese país

infobae-image

El ministro de Seguridad de Tucumán, Claudio Maley, defendió “el accionar policial” para la detención de Walter Ceferino Nadal, el hombre de 43 años que terminó muriendo por asfixia durante el operativo de los efectivos de la fuerza de seguridad el miércoles último en la capital provincial, y consideró que “la intervención fue correcta y oportuna”. El hecho generó conmoción por sus similitudes con el caso de George Floyd, el afroamericano que fue asfixiado hasta la muerte por un policía en Minneapolis, Estados Unidos, lo que motivó grandes protestas en ese país.

De esta manera, el funcionario salió al cruce de las denuncias de los familiares de la víctima y de testigos presenciales que aseguraron que Nadal fue víctima de un caso de abuso institucional, por el cual aún no hay detenidos.

“La intervención policial fue correcta y oportuna”, dijo Maley, quien agregó en declaraciones a la prensa que “la Justicia determinará la causa de la muerte” y a partir de eso se analizará la situación de los agentes involucrados en la persecución que terminó con el fallecimiento de este sospechoso.

Según el titular de la cartera de Seguridad provincial, por el momento los uniformas que participaron de aquel operativo no fueron separados del cargo, pero realizan tareas administrativas mientras avanza la investigación.

En tanto, la fiscal del caso, Adriana Giannoni, solicitó nuevos estudios anatomopatológicos para ampliar detalles sobre la causa de la muerte de Nadal, que en un principio había dado como resultado la asfixia.

Fuentes judiciales consultadas por la agencia Télam señalaron que estos análisis buscan confirmar si el cuerpo de la víctima tenía efectivamente lesiones en el cuello, como reveló una primera autopsia que se hizo.

Por otra parte, los testigos que contaron lo sucedido a medios periodísticos y que dieron cuenta del presunto exceso por parte de los policías, no ratificaron sus dichos ante la Justicia, según revelaron en la fiscalía a cargo de Giannoni.

Todo ocurrió el miércoles pasado en pleno centro de San Miguel de Tucumán. En la esquina de Crisóstomo Álvarez y Congreso, donde una persona le dijo a la agente de la división Patrulla Urbana Jessica Gómez que Nadal le había robado sus pertenencias.

La mujer pidió refuerzos y corrió tras el sospechoso. En ese momento, se sumaron el oficial Cristian Gómez y las agentes Diana Suárez y Claudia Vizcarra, pero una cuadra después, vieron que sus compañeros Josué Molina y Melanie Mariel Caliva ya tenían reducido al supuesto ladrón.

Walter Ceferino Nadal, la víctima.
Walter Ceferino Nadal, la víctima.

Los efectivos informarían posteriormente que Nadal comenzó a sentirse mal cuando lo llevaban a la Seccional 1 y que luego de trasladarlo al Hospital Padilla, donde murió por un infarto.

Sin embargo, la primera autopsia ordenada por la fiscal Giannoni determinó que el cuerpo de la víctima presentaba lesiones en el cuello, compatibles con una muerte por asfixia.

“Eran dos efectivos los que lo redujeron. Uno de ellos tenía su rodilla en la nuca. El hombre que estaba en el piso le decía ‘me falta el aire, me falta el aire’ , pero ellos no lo soltaron”, explicó en su momento uno de los testigos de la detención.

De la misma manera, otra persona que estaba en el lugar y presenció la escena contó que pudo “ver que el policía más grandote se le abalanzaba y le ponía la rodilla en la nuca” a Nadal quien “no se podía mover”.

Un video que circuló en las redes sociales mostró el momento en que Walter ya estaba inconsciente y los policías trataban de reanimarlo con acciones de RCP. Todo, ante la presencia de algunos de los vecinos. Las imágenes son dramáticas y se observa cómo el cuerpo de la víctima estaba ya sin reacción.

Seguí leyendo:

El hombre que murió tras ser reducido como George Floyd por la Policía de Tucumán había denunciado un “hostigamiento constante” de uniformados

MAS NOTICIAS