(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Rocío Guagliarello ya no tiene la misma sonrisa: recuerda, sufre y lamenta la pérdida de sus amigos. Hace un año, en la madrugada del 20 de mayo de 2019, fue una de las protagonistas de la Masacre de San Miguel del Monte. Allí, cinco adolescentes que viajaban a bordo de un Fiat 147 fueron perseguidos a los tiros por un patrullero, provocando la pérdida de control del auto y el posterior impacto con el acoplado de un camión: cuatro de ellos murieron y Rocío resultó gravemente herida pero se recuperó. Es la única sobreviviente y testigo de una causa que está próxima a ser elevada a juicio oral con 23 imputados, entre los que se encuentran agentes y funcionarios de Seguridad de la localidad bonaerense implicados en un entramado de corrupción policial.

Loana Sanguinetti, mamá de la adolescente de 14 años, contó en diálogo con Télam que su hija “está bien física y anímicamente”, pero “no tiene la misma sonrisa que tenía antes del accidente, se le nota la ausencia de su amiga”. Se refiere a Camila López (13), que viajaba en el auto que terminó chocando junto a Rocío, Danilo Sansone (13), Gonzalo Domínguez (14) y Aníbal Suárez (22).

Rocío, la única sobreviviente, junto a su mamá (InfoMonte).
Rocío, la única sobreviviente, junto a su mamá (InfoMonte).

Los cinco eran amigos, se conocían porque compartían clases en la Escuela Media de San Miguel del Monte y, de acuerdo con lo que contaron sus familiares, solían juntarse en la zona de la costanera en su tiempo libre para rapear y andar en skate.

Ese día Camila había estado toda la tarde con su mejor amiga, Rocío, y le había pedido permiso a su mamá para que se quedara a dormir en su casa y pudieran ir juntas al colegio al otro día. A la noche se habían quedado sentadas en la vereda, que era donde tenían mejor señal con sus celulares, riéndose y conversando.

Al rato, ambas se fueron con sus dos otros amigos a dar una vuelta en el auto de Aníbal, que era más grande que ellos, pero lo conocían porque era primo de otro de sus compañeros de colegio.

Camila, Gonzalo, Danilo y Aníbal, las víctimas de la trágica persecusión.
Camila, Gonzalo, Danilo y Aníbal, las víctimas de la trágica persecusión.

De acuerdo a las imágenes de una cámara de seguridad, una camioneta de la policía persiguió al Fiat 147. Luego, del móvil policial asomó una silueta por la ventanilla. Los familiares afirman que desde ahí, el efectivo disparó contra el auto de los inocentes y 500 metros más adelante, al perder el control, terminó impactando con el acoplado de un camión estacionado en la Ruta 3.

Rocío fue la única sobreviviente, pero estuvo 25 días luchando por su vida en el Hospital de Alta Complejidad El Cruce, de Florencio Varela. Apenas ingresó al nosocomio tuvo que ser intervenida de urgencia por una herida en el hígado. Tuvo fractura de mandíbula, quebraduras en un brazo, una pierna y un tobillo. Sin embargo, sus principales complicaciones radicaron en los pulmones, por lo que pasó varios días con respirador.

“Desde que pasó esto no paré, tuve que pasar 25 días en el hospital, ocuparme de Rocío, llevarla a los controles médicos y también ir con los otros padres a marchas, fueron muchas cosas las que tuve que vivir”, manifestó Sanguinetti, la madre de la joven, a un año de la masacre.

Rocío Guagliarello sufrió fracturas en la mandíbula, en un brazo, una pierna y un tobillo, además de complicaciones en los pulmones.
Rocío Guagliarello sufrió fracturas en la mandíbula, en un brazo, una pierna y un tobillo, además de complicaciones en los pulmones.

También contó que en junio Rocío cumplirá 15 años, pero por la situación económica de la familia “no hablamos de hacer la fiesta y ella entiende que nos cuesta llegar a fin de mes”. La mamá agregó que con su hija “no se habla del accidente”, porque “no recuerda nada de lo que vivieron esa noche”. “Cuando ella quiere, hablamos de Camila, Gonza o Danilo, a quienes los tiene muy presentes. Iban felices y de golpe los empiezan a correr y a tirar tiros. Hablarle del tema sería hacerle mal, así que lo tocamos si ella accede”, sostuvo.

Con respecto al avance de la investigación, dijo que “se realizó muy rápido” y que, junto con las familias de las víctimas, aguardan por la fecha del juicio.

Este miércoles a las 14, familiares, organizaciones sociales de San Miguel del Monte e integrantes de la Comisión por la Memoria proyectarán un documental en homenaje a los jóvenes. La transmisión se podrá ver por las plataformas Facebook Live y YouTube de la Comisión por la Memoria.

Las imágenes captadas por las cámaras de seguridad.

Cómo sigue la causa

La causa por las cuatro muertes de la Masacre de San Miguel del Monte está próxima a ser elevada a juicio oral con 23 imputados: efectivos de la comisaría local, peritos de la Policía Científica y el ex secretario de Seguridad de dicha localidad.

El mes pasado, el fiscal de Instrucción Lisandro Damonte dispuso el cierre de “la etapa investigativa” y que los informes con los resultados de las últimas medidas de prueba se incorporen por secretaría, por cuestiones de “celeridad y economía procesal” y debido a la “complejidad” de las actuaciones.

Dora Bernardez, abogada de los familiares de Aníbal Suárez y Gonzálo Domínguez, expresó a Télam que estima que a más tardar en junio la causa estaría en condiciones de ser elevada a juicio oral, ya que este martes se terminó un peritaje accidentológico a cargo de Gendarmería Nacional y solo quedarían pendientes un estudio psicológico y una prueba caligráfica.

Los restos del auto donde viajaban los jóvenes en San Miguel del Monte
Los restos del auto donde viajaban los jóvenes en San Miguel del Monte

En la causa, los ex policías Rubén Alberto García, Leonardo Daniel Ecilape, Manuel Monreal y Mariano Alejandro Ibáñez están procesados con prisión preventiva por “homicidio agravado por abuso de función como miembro de las fuerzas policiales calificado por el empleo de arma de fuego consumado y en tentativa.

Mientras que a los ex agentes Franco Micucci, José Manuel Durán, Nadia Genaro, Melina Bianco y José Alfredo Domínguez se les imputó el delito de “falsedad ideológica de instrumento público agravado, encubrimiento agravado, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público.

Además, por encubrimiento agravado se les dictó la prisión preventiva al teniente Héctor Enrique Ángel y al ex secretario de Seguridad del Municipio, Claudio Martínez.

De todos ellos, sólo Genaro y Bianco fueron excarceladas, mientras que hay otro efectivo de San Miguel del Monte que recibió la falta de mérito, aunque sigue imputado. Bernardez explicó que en diciembre pasado, el fiscal Damonte acusó también a otros 8 policías de la seccional local, entre ellos al comisario, por falsedad ideológica y encubrimiento agravado.

Los policías Micucci, García y Ecliape, 3 de los 23 acusados que tiene la causa, entre agentes y funcionarios del municipio.
Los policías Micucci, García y Ecliape, 3 de los 23 acusados que tiene la causa, entre agentes y funcionarios del municipio.

También imputó, pero por incumplimiento de deberes de funcionario público, a tres peritos de la Policía Científica de Cañuelas. Para estos 11 pidió la detención, aunque la Justicia de Garantías sólo convalidó las imputaciones. Paralelamente, en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de La Plata hay una causa conexa por presunta violación de los deberes de funcionario público que se le sigue a la intendenta de la localidad, Sandra Mayol, y al jefe de Bomberos.

Margarita Jarque, abogada de la Comisión Provincial por la Memoria, que también se constituyó como particular damnificado en el expediente, explicó que también “hay otra denuncia contra personal policial aún no identificado por llevar a cabo una investigación ilegal”.

Seguí leyendo: