Los rugbiers Guarino y Milanesi recuperarán hoy su libertad: seguirán vinculados a la causa

La fiscal Verónica Zamboni aseguró no tener pruebas para imputarlos por el crimen de Fernando Báez Sosa. El juez del caso, David Mancinelli, firmó el pedido para que dejen el penal de Dolores poco antes del mediodía

Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi.
Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi.

Poco después del mediodía de hoy, el juez de garantías David Mancinelli, que interviene en el expediente que investiga el brutal crimen de Fernando Báez Sosa, firmó el pedido de libertad para Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, dos de los ocho acusados del homicidio, señalados como partícipes necesarios hoy presos en la cárcel de Dolores. En su escrito para pedir la prisión preventiva de los ocho acusados restantes, la fiscal Verónica Zamboni pidió el “cese detención” de Milanesi y Guarino, de 20 y 19 años respectivamente, dada la falta de pruebas en su contra. Ningún testigo los colocó dentro del ataque en las ruedas de reconocimiento, lo mismo las diversas cámaras que filmaron el ataque y los relatos de los testigos del boliche, así como las pericias a los celulares.

Ambos jóvenes no cuentan con antecedentes penales, lo cual acelera el trámite: el juez Mancinelli no encontró motivos para oponerse, el solo pedido de la fiscal garantizó la liberación en el contexto del sistema acusatorio provincial.

Así, se cree que dejarán la celda de alcaidía que ocuparon durante dos semanas a mediados de esta tarde.

Sin embargo, aseguran fuentes judiciales, ambos no fueron sobreseídos tal como ocurrió con Pablo Ventura, el joven acusado injustamente: seguirán afectados al expediente por el momento.

Adentro: el penal de Dolores en la madrugada del traslado de los acusados. (Nicolás Aboaf)
Adentro: el penal de Dolores en la madrugada del traslado de los acusados. (Nicolás Aboaf)

Alejo Milanesi jugaba al rugby junto a Juan Guarino, Blas Cinalli y a los hermanos Ciro y Luciano Pertossi en el club Naútico Arsenal de Zárate. Los cuatro fueron suspendidos por la Comisión Directiva debido a que su participación en el ataque a Báez Sosa “afecta la imagen que pregona” la institución. El joven de 20 años es hijo de un profesor de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y de una docente.

En el caso de Guarino, si bien sí fue filmado a la salida del boliche Le Brique por las cámaras de seguridad y por el celular de Lucas Pertossi, lo cual lo ubica en las inmediaciones del hecho, ninguna de esas filmaciones lo puede situar concretamente en la agresión. Ninguna de las imágenes lo muestra pegando, sino simplemente caminando. En las ruedas de reconocimiento, además, si bien un solo testigo lo ubicó en las inmediaciones del lugar, ninguno lo señaló como agresor de Fernando o sus amigos. Al momento de ser detenido, Guarino no tenía lesiones correspondientes a una golpiza, solo una pequeña quemadura en la mano.

La orden del juez Mancinelli para liberar a Guarino y Milanesi.
La orden del juez Mancinelli para liberar a Guarino y Milanesi.

“Es todo muy triste. Me dijo que no estaba en el lugar de los hechos”, había asegurado la madre de Guarino cuando salió de visitar a su hijo una de las primeras veces cuando se encontraba detenido en la Comisaría 1ra. de Pinamar. “Mi hijo está bien. Lo único que sé es que le pido muchas disculpas, mucho pésame a la familia [de Báez Sosa]”, agregó la mujer ante los medios de comunicación.

SEGUÍ LEYENDO

Quiénes son los dos rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez que saldrán en libertad