El nene de 4 años presentó golpes y signos de violencia sexual
El nene de 4 años presentó golpes y signos de violencia sexual

El mediodía del lunes pasado una mujer llegó de urgencia al hospital Rawson de la ciudad de San juan con su hijo de 4 años en sus brazos. Ingresó a la guardia pediátrica minutos después de las 13. Según relató ella, el menor, identificado como E.C., se había acostado a dormir la siesta pero luego no pudo despertarlo. El nene estaba inconsciente y presentaba una severa lesión en el cráneo que le provocó la muerte cerebral.

Al auxiliar al niño, los médicos notaron que tenía los ojos enrojecidos, sus córneas estaban llenas de sangre. Detectaron otros golpes, signos de posibles maltratos, por lo que activaron el protocolo correspondiente y dieron aviso a las autoridades judiciales. Un médico legista revisó al chico y apuntó que las lesiones en el cuerpo se condicen con zamarreos bruscos y sacudones. Pero además reveló algo más grave: heridas compatibles con abuso sexual y que habrían sido recientes.

La madre del nene, T.M.C. (se reserva la identidad para proteger al menor), de 26 años, dijo a la policía que esa mañana su hijo había tenido un accidente doméstico en la ducha. Contó que mientras lo estaba bañando, el chico se resbaló, se cayó y se golpeó la cabeza. También dijo que después de eso, el menor salió a jugar y después manifestó que se quería acostar. Recién al mediodía se dio cuenta de que no reaccionaba y por eso decidió llevarlo al hospital.

Su relato llamó la atención de las autoridades. A los investigadores les resulta extraño que la mujer no haya notado las lesiones de E.C..

T.M.C. también dijo que la misma mañana del lunes, horas después del presunto accidente del nene, había llevado a su hija más chica, una bebé de 6 meses, a un control de rutina. Se llevó consigo a la mayor de los tres hermanos, una nena de 7 años mientras que E.C. quedó al cuidado de su padre en su casa ubicada en la Villa Juan Pablo II, en la localidad de Chimbas.

Las sospechas recayeron de inmediato en el hombre, un changarín de 27 años, quien fue detenido el martes por la noche.

El fiscal de la causa, Carlos Rodríguez, y el juez interviniente, Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, investigan si los violentos ataques se produjeron en ese lapso, cuando la madre de la víctima no estaba en la casa. Por otra parte, averiguan una presunta complicidad de T.M.C., en caso de haber sido testigo de reiterados maltratos.

El menor está internado en el área de terapia intensiva del hospital Rawson
El menor está internado en el área de terapia intensiva del hospital Rawson

E.C. está ahora internado en terapia intensiva. Su estado es grave e irreversible. “Se dio intervención al Incucai. La familia quiere donar los órganos y se está analizando cuáles son los pasos a seguir”, indicó el fiscal Rodríguez.

Mientras continúa la investigación, desde la Dirección de Niñez decidieron separar del seno familiar a los otros dos hermanitos. Pretenden saber si los menores son víctimas de violencia física y sexual.

El padre, por su parte, permanece alojado en una celda de la Central de Policía. En las próximas horas se llevará a cabo pericias psicológicas y psiquiátricas. Se espera que, una vez recabadas las pruebas necesarias, se proceda a la declaración indagatoria. Según informó el sitio Tiempo de San Juan, el implicado no cuenta con antecedentes ni tiene causas abiertas.

SEGUÍ LEYENDO: