Las hermanas Macarena y Gimena.
Las hermanas Macarena y Gimena.

La división Antisecuestros de la PFA las encontró esta semana. Las hermanas Macarena y Gimena R., de 23 y 21 años, ambas oriundas de Moreno, fueron detenidas entre juguetes y fotos de sus hijos, acusadas de hacerse pasar por promotoras y entablar una amistad con dos hombres que conocieron este último verano en Miramar para entregarlos en una falsa cita a una banda de secuestradores liderada por Brian D.S, la pareja de Gimena, hoy preso en el penal de Olmos, con una investigación a cargo del fiscal Leandro Ventricelli y la UFESE, la unidad antisecuestros de la Procuración del fiscal Santiago Marquevich. En la redada otros seis cómplices fueron detenidos, en una serie de diez allanamientos a lo largo del sur del Conurbano.

Gimena, detenida en una casa de la calle Copérnico en Paso del Rey.
Gimena, detenida en una casa de la calle Copérnico en Paso del Rey.

Macarena y Gimena cayeron por separado, ambas en la zona de Paso del Rey, les secuestraron sus celulares que serán peritados. Macarena fue encontrada en una casa de la calle Copérnico, Gimena en una de la calle Solís.

Lo cierto es que Macarena no cubrió muy bien sus rastros. Una de sus víctimas declaró en la Justicia haber sido citado por las hermanas en un momento en ese domicilio que luego fue allanado por la Federal, para que la pasara a buscar con su hermana. La casa había sido vigilada antes de la orden de allanamiento tras la denuncia de las víctimas, los policías de Antisecuestros vieron a Gimena entrar ahí con un niño, luego a Macarena. La casa queda no muy lejos de la intersección de Yrigoyen y Paganelli, donde ambas víctimas pasaron a buscar a las falsas promotoras la noche del 9 de marzo en que fueron secuestrados.

El domicilio de la calle Solís, por otra parte, es donde vivió Gimena en los últimos meses junto a José Andrés O., alias "El Topo", otro de los detenidos de la banda, acusado de mantener cautivo a una de las víctimas en una casa abandonada de la zona de Merlo. "El Topo" fue identificado entre las intervenciones telefónicas.

El rescate pagado por las víctimas fue de 60 mil dólares, que uno de ellos fue a buscar a punta de pistola y entre amenazas de muerte a un edificio de Puerto Madero mientras un amigo era atado de pies y manos en Merlo. Las hermanas y los otros miembros de la banda fueron imputados por robo agravado por el uso de arma de fuego, robo agravado en poblado y en banda y secuestro extorsivo agravado por haber logrado el propósito y por haber participado tres o más personas.

SEGUÍ LEYENDO: