La esquina de Caguazú y Gómez Fretes, donde apareció el Palio con los tres cadáveres (Google Street View)
La esquina de Caguazú y Gómez Fretes, donde apareció el Palio con los tres cadáveres (Google Street View)

El cuerpo de Claudia Daiana Lazarte, efectivo de la Policía Bonaerense, numerario del área de Policía Científica de Castelar, apareció este martes a la mañana en el asiento del conductor de un Fiat Palio estacionado en la zona de Parque San Martín de la localidad de Merlo. Junto a ella, en el asiento trasero, estaban los cadáveres de su hija de 4 años y en el asiento trasero el de su hijo de 7.

La sangrienta escena que había dentro del Fiat Palio detenido en el cruce de las calles Caguazú y Gómez Fretes fue advertida por Ezequiel D., de 37 años, quien no era padre de los niños pero sí pareja de la joven. 

Efectivos de la Comisaría N°3 y  Policía Científica llegaron al lugar tras su aviso al 911 y constataron el horror. Allí, el hombre aseguró que Lazarte había discutido con su madre, que se había enterado a través de la hermana de Claudia y que, tras ello, comenzó a buscarla por la zona.

Ezequiel quedó demorado en la investigación de la UFI Nº6 de Morón. Infobae adelantó ayer el caso: la información preliminar solo apuntaba el hallazgo de tres cadáveres en un auto y de sus identidades.

Hoy, fuentes policiales apuntan las causas de muerte: una bala en la parte izquierda del cráneo para cada uno de los niños y un disparo en el maxilar inferior encontrado en el cuerpo de Lazarte. El arma que se usó para estas muertes no habría sido otra que la propia pistola reglamentaria de la mujer policía, una Bersa Thunder Mini Pro incautada en el auto por la división Casos Especiales Zona Oeste de Policía Científica. La pistola tenía una bala en la recámara y siete en el cargador.

Ahora, las pericias balísticas a los plomos en los cuerpos deberán determinar si efectivamente los disparos salieron de la Bersa. La calificación del caso hasta el momento es "doble homicidio y suicidio".

Ezequiel D. fue sometido a un dermotest, igual que la sargento fallecida, para constatar la presencia de pólvora en sus manos. Algunos trascendidos indican que Claudia habría discutido con él y no con su madre.

SEGUÍ LEYENDO: