Dos colectivos de la línea 306, pertenecientes a la empresa Expreso Esteban Echeverría, fueron incendiados anoche tras sufrir ataques con bombas molotov. La compañía, que en un principio no iba adherir al paro general de hoy, decidió finalmente suspender todas sus operaciones, que incluyeron el servicio de las líneas 222 y 518.

Uno de los colectivos de la línea 306 atacados
Uno de los colectivos de la línea 306 atacados

El primer episodio ocurrió poco después de las 22, cerca de la terminal ubicada en Puente La Noria, después de que culminó el recorrido. Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, el chofer de la unidad declaró que el fuego se inició en el asiento trasero y que intentó sofocarlo con un extintor, aunque le fue imposible. El coche quedó completamente destruido y la UFI 6 de Lomas de Zamora aún trata de determinar las causas del incendio.

El colectivo de la 306 completamente quemado
El colectivo de la 306 completamente quemado

El segundo incidente tuvo lugar en Camino de Cintura, en las proximidades del Cruce de Lomas. Según confirmaron desde la empresa, este último fue atacado con una bomba molotov arrojada desde el exterior del vehículo. En ninguno de los casos hubo heridos.

Asimismo, un chofer de la línea 22 de Quilmes, denunció que el parabrisas del interno que conducía fue golpeado por un objeto contundente mientras estaba detenido en la esquina de Vicente López y Amoedo. De acuerdo con el conductor, el proyectil produjo un impacto de unos 50 centímetros de diámetro en el vidrio y no había pasajeros al momento del hecho.

El interno de la línea 152 atacado en La Boca
El interno de la línea 152 atacado en La Boca
El objeto usado para romper el parabrisas del colectivo de la línea 152
El objeto usado para romper el parabrisas del colectivo de la línea 152

En tanto, fuentes policiales de la Ciudad, informaron a Infobae que dos empleados de la línea 168 fueron detenidos por atacar un interno de la línea 152 en la intersección de Almirante Brown y Brandsen, en el barrio porteño de La Boca. Según pudieron establecer, los agresores arrojaron un objeto de gran tamaño desde un auto WW Trend de color gris.

A las pocas cuadras, el chofer agredido alertó a un efectivo de la Policía de la Ciudad y con la descripción del vehículo, que transitaba sin patentes, se puso en marcha un operativo cerrojo y lograron el arresto de los sospechosos a la altura de la calle Ministro Brin y Suárez. Intervino en la causa -caratulada como "Daños y lesiones"- la Fiscalía Contravencional N° 29.

Por su parte, el chofer de la Línea 152 fue atendido por personal del SAME que constató la presencia de astillas de vidrios en uno de sus ojos.

A los trabajadores de las 168 les secuestraron un WW Trend gris
A los trabajadores de las 168 les secuestraron un WW Trend gris

Asimismo, cinco sindicalistas fueron arrestados por intento de incendio en Castañares y Carabobo, en Flores. Al momento de ser capturados, estaban a bordo de un Chevrolet Prisma de color blanco y tenían su poder bidones con nafta y chalecos de la línea de colectivos 135. Fueron acusado de "intimidación pública, asociación ilícita y desobediencia".

En el barrio de Barracas, asimismo, un interno de la línea 10 también fue atacado, mientras que otro de la línea 109 sufrió un intento de incendio.

La línea 10 atacada en Barracas
La línea 10 atacada en Barracas
El intento de incendio en la línea 109
El intento de incendio en la línea 109

En total fueron detenidas 12 personas que trataron de "ejercer actos de intimidación pública contra choferes de colectivos que querían trabajar en la jornada pese al paro decretado". A los episodios de La Boca y Flores, se suma uno ocurrido en Villa Lugano, donde cinco personas fueron detenidas por atentar contra un micro de la 185.

Ocurrió en un parador de esa línea, ubicado en la avenida Roca y Racedo, frente al Autódromo de la Ciudad "Oscar y Juan Gálvez". Allí, efectivos de la Comisaría 8va advirtieron la llegada de los sospechosos personas a bordo de un Chevrolet Onix color blanco sin patente colocada, quienes comenzaron a romper las ventanas y el parabrisas de un micro estacionado.

Inmediatamente, los oficiales dieron la voz de alto y comenzaron a perseguirlos. Los agresores escaparon en dirección al complejo Lugano I y II pero fueron alcanzados y reducidos en la esquina de Soldado de la Frontera y Costamagna. Según comprobaron, los cinco eran empleados de la línea 150, uno de ellos delegado sindical y los restantes choferes.

Entre sus pertenencias un revólver calibre .22, una barreta de metal, una navaja, y una bandera línea 150. Los detenidos fueron trasladados a la Alcaidía 8 de la Policía de la Ciudad.

Seguí leyendo