Sergio Massa se encargó de difundir las imágenes del robo a su oficina (Julieta Ferrario)
Sergio Massa se encargó de difundir las imágenes del robo a su oficina (Julieta Ferrario)

Cuando el precandidato a presidente Sergio Massa anunció a fines del mes pasado que un extraño había entrado a las oficinas del Frente Renovador sobre la Avenida del Libertador al 800 para llevarse tres computadoras, entre ellas la de su secretaria personal, Cristina Kirchner definió el robo desde su cuenta de Twitter como un posible episodio de "espionaje político", a poco más de cinco años de que un presunto espía entrara a la casa de Massa en Tigre en 2013.

El líder del FR mismo había difundido las imágenes del robo. Massa aseguró que el ladrón ingresó con un documento falso, y con el pretexto de hacer un servicio técnico, estuvo 40 minutos en el interior de la oficina, se llevó tres computadoras (dos del equipo que hace informes de gestión, las notebook de su secretaria privada) e ingresó a su computadora personal. También entró a los servidores del Frente Renovador: "Estaba muy pendiente de clonar claves de LinkedIn e Instagram", aseguró Massa.

Sin embargo, el precandidato no quiso alimentar ninguna hipótesis de espionaje, de servicios en plena noche en sus oficinas partidarias, le respondió a CFK con una frase genérica, quizás para esquivar el calor.

La causa por el robo quedó en manos del fiscal Ariel Yapur. Este lunes pasado por la mañana, la Policía de la Ciudad detuvo a un sospechoso en un hotel de Balvanera, Enrique Daniel Silva, 47 años, oriundo de José León Suárez, nariz prominente, ojos saltones.

Si alguien le envió un espía a Massa, entonces podría haberle enviado a alguien mucho más liviano de prontuario. Infobae accedió a la lista completa de causas en el fuero penal porteño que tienen a Silva como único acusado y que constan en los registros de la Cámara Criminal y Correccional. Son 21 en total, la primera de ellas data de 2003, 15 años de delitos e imputaciones: hay robos, hurtos, estafas.

Silva, tras ser detenido por la Policía de la Ciudad
Silva, tras ser detenido por la Policía de la Ciudad

El primer trimestre de este año fue particularmente intenso para Silva: sumó otros cuatro expedientes además de la causa del robo a las oficinas de Massa, todos ellos casos de robo o hurto, uno radicado en el Juzgado Nº59 cuya presunta víctima fue un arquitecto y constructor, otro en el Juzgado Nº11, otro en el Juzgado Nº33, otro en el Juzgado Nº 37.

El Juzgado Nº15 a cargo de la doctora Karina Zucconi vio mucho interés su detención: ya lo habían identificado como el supuesto responsable en otros cuatro expedientes por hurto, todos de 2018, con víctimas tan disímiles como una joven de 19 años vecina de la Villa 31 -denunciante en dos de las cuatro causas- y una empleada de 57 años de una empresa de seguridad privada. "Por estas denuncias Silva estaba con pedido de captura, no lo podíamos encontrar", aseguró una fuente judicial.

Silva, oriundo de José León Suárez, tuvo empleos en blanco, algunos, hace mucho tiempo, desde 1996 hasta el año 2000: primero en una empresa de comidas porteña, luego en firmas de seguridad, una de ellas dedicada "al rubro de seguridad e investigación".

Su primera causa llegó en 2003, tres años después de su último trabajo en blanco, un hecho de robo. Su primera condena significativa, sin embargo, sería por otro delito distinto: estafa.

En diciembre de 2008, el Tribunal Oral Criminal Nº2 lo sentenció a ocho meses de cárcel de cumplimiento efectivo por tres hechos, uno de ellos en el grado de tentativa. Su pena final, sin embargo, fue de un año y cuatro meses. El TOC Nº2 incluyó en su cálculo otra pena de un año dictada por otro tribunal porteño, esta vez por robo.

De todas las 21 causas que tiene Silva en la Capital Federal, estas dos fueron las únicas que se elevaron a juicio.

Una vez que el fiscal Yapur agote sus dudas con el acusado de robar las oficinas de Massa, el Juzgado Nº15 pedirá su indagatoria por los cuatro hechos de robo de 2018. Su situación puede complicarse.

SEGUÍ LEYENDO