Gustavo Rivas está imputado por 12 casos de abuso sexual de menores de edad
Gustavo Rivas está imputado por 12 casos de abuso sexual de menores de edad

El juicio contra Gustavo Rivas (73), abogado, historiador, ex candidato a gobernador de Entre Ríos y "ciudadano ilustre" de Gualeguaychú acusado por múltiples casos de abusos sexuales a menores cometidos entre 1970 y 2010, tuvo ayer su primera cita y la historia volvió a convulsionar a la ciudad.

En los Tribunales de Gualeguaychú, desde ayer y hasta el 24 de abril, los jueces Alicia Vivian, Mauricio Derudi y Arturo Dumon, llevarán adelante las 12 audiencias donde Rivas será juzgado por "corrupción de menores de edad y promoción de la prostitución de menores de edad reiterados".

Los abusos del "ilustre", revelados en 2017 a través de una investigación del periodista Daniel Enz en la revista Análisis, generaron un gran estupor. En 40 años, se calculaba que alrededor de 2 mil chicos habían sido víctimas de los encuentros perversos que Rivas organizaba en su casa, la casa de su madre, una casa quinta y un club deportivo que dirigía.

La investigación del periodista Daniel Enz que dio inicio a una investigación de oficio y logró sumar 12 denuncias
La investigación del periodista Daniel Enz que dio inicio a una investigación de oficio y logró sumar 12 denuncias

Así fue que el Ministerio Público Fiscal inició una investigación de oficio a cargo de los fiscales Martina Cedrés y Lisandro Beherán. Rivas finalmente quedó imputado por 12 casos y será juzgado por 10 de ellos. Muchas de sus víctimas, hoy adultos, nunca se atrevieron a hacer públicas las vejaciones a las que fueron sometidos.

En una serie de allanamientos realizados por entonces, se hallaron decenas de fotos, diapositivas y filmaciones donde se veía a adolescentes en situaciones explícitas de abuso. En la primera sesión se desarrollaron los alegatos de apertura hablaron testigos y se presentó todo este material probatorio. Los relatos de las víctimas indican que el historiador realizaba "fiestas" con jóvenes de entre 12 y 17 años a los que entregaba plata o regalos a cambio de vínculos sexuales y luego los extorsionaba con el material fílmico para obtener su silencio.

El abogado reiteró sistemáticamente ante los periodistas no ser responsable de ningún delito
El abogado reiteró sistemáticamente ante los periodistas no ser responsable de ningún delito

La estrategia de Raúl Jurado, su abogado defensor, apunta a negar que todos los jóvenes involucrados en ese material fueran menores de edad en el momento de los hechos. Jurado accedió a que dos de los 12 hechos que se le imputaban -cometidos entre 1975 y 1977, cuando Argentina no había adherido a tratados internacionales de Derechos Humanos y Derechos del Niño- fueran considerados prescriptos. De todas formas podrán declarar junto a los otros 100 testigos que participarán de las audiencias.

"A mí, mi conciencia me dice que muchas personas que tuvieron alguna relación sexual conmigo, nunca se sintieron víctimas y con muchos de ellos seguimos siendo amigos", había dicho Rivas ante la prensa en una de las tantas veces que fue citado a declarar y eligió el silencio ante el tribunal.

En el requerimiento de elevación de la causa a juicio, que finalmente ocurrió el 25 de octubre de 2018, la fiscal Martina Cedrés sostuvo que el abogado se valía "de su preeminencia y de una situación de asimetría para con las víctimas menores", a las que les pagaba entre 150 y 600 pesos.

Risas y muecas del abogado para responder a las preguntas de la prensa en una de las audiencias
Risas y muecas del abogado para responder a las preguntas de la prensa en una de las audiencias

De acuerdo con la fiscal Cedrés, los actos sexuales que se le imputan fueron "perversos, prematuros y excesivos". Entre ellos, "hacerse penetrar analmente por su víctimas, hacer que se masturbaran exhibiéndoles imágenes pornográficas en donde se recreaban relaciones sexuales, haciéndose introducir objetos en su ano, etc.)". La fiscalía a cargo de Lisandro Beherán, adelantó en ese sentido que pedirá una pena de 25 años de prisión para el denunciado.

Rivas, que nunca estuvo detenido por la causa, se recibió de abogado en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), fue candidato a gobernador por la Unión del Centro Democrático (Ucedé) en 1987, luego candidato a intendente en 1991, fue concejal entre ese año y 1995 por el partido "Unión Vecinal Gualeguaychú", fue presidente del Colegio de Abogados y ocupó cargos en instituciones deportivas y escolares, entre ellos el Club Neptunia, donde se sospecha que también ocurrían las vejaciones a menores de edad. Todo esto le valió el título de "ilustre", otorgado por la legislatura local, que se desvaneció en cuanto vieron la luz las graves acusaciones en su contra.

SEGUÍ LEYENDO: