El lunes pasado, un conductor fue agredido por un limpiavidrios con el que mantuvo un entredicho en un semáforo en Flores. La víctima, Leonardo, de 31 años, recibió un golpe en la cabeza por el que tuvieron que trasladarlo al Hospital Piñero, donde le dieron cuatro puntos de sutura.

El hecho ocurrió en la esquina de José Bonifacio y Lautaro. Allí, el limpiavidrios, identificado como Fernando N., de 28 años, comenzó a enjuagar y pasar la escobilla sobre el parabrisas delantero del auto Fiat Palio pese a la negativa del conductor.

Cuando finalizó su tarea, Fernando N. le pidió dinero a Leonardo, quien se negó a pagarle aduciendo que se había opuesto desde un principio. Esto molestó a Fernando N., que reaccionó violentamente, tomó su escobilla y golpeó al conductor en la cabeza.

Tras ello, la víctima llamó al 911 y personal de la Comisaría 7 C acudió al lugar. De acuerdo al informe de las autoridades, Leonardo presentaba traumatismo en el ojo izquierdo y un corte en el cuero cabelludo.

Por el caso se inició una causa por lesiones. Interviene la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 20, a cargo de Juan Ernesto Rozas, quien ordenó la detención del agresor.

Fernando N., una persona en situación de calle, quedó alojado en la Comisaría 7 C a disposición de la Justicia. Fuentes policiales le confirmaron a Infobae que el detenido cuenta con antecedentes. Tiene una sentencia de un año y seis meses de prisión en suspenso por robo.

A mediados de diciembre pasado, la Legislatura porteña aprobó la reforma del Código Contravencional que, entre otras cosas, prohíbe la actividad de limpiavidrios y de "trapitos" en la Ciudad de Buenos Aires.

Según la nueva legislación, la pena para quien "sin autorización legal ofrezca o preste" servicio de cuidado de coche o limpieza de vidrios será de uno a dos días de trabajo de utilidad pública o una multa de 50 a 300 unidades fijas.

No obstante, la pena se duplica cuando la conducta esté basada en la desigualdad de género y la víctima sea una mujer. Y en los casos en que exista organización previa, la sanción será de 5 a 15 días de arresto y se eleva al cuádruple para los jefes. De esta forma se busca poner el foco en las mafias y las barras bravas.

SEGUÍ LEYENDO: