En la noche del 2 de julio de 2014 fue encontrado el cadáver de Ana Luisa Gutiérrez Chambi en estado de descomposición. Jimmy Roque Moya, quien por entonces era su pareja, es el acusado de haberla asesinado pocos días antes, durante la madrugada del 29 de junio.

Moya, de nacionalidad boliviana, fue acusado del delito de homicidio agravado por el vínculo y nada se sabe de él a casi cuatro años del deceso de su pareja, que se produjo dentro de su vivienda ubicada sobre la avenida Cobo, en el barrio porteño de Flores.

El hombre, que ahora tiene 35 años, continúa prófugo: lo busca la Justicia argentina y también Interpol. En este marco, ahora el Gobierno dispuso una recompensa de $500 mil para quien aporte datos útiles que sirvan para dar con el paradero del presunto femicida.

Así se estableció mediante una resolución publicada en el Boletín Oficial de este viernes, firmada por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

La publicación señala que quien se preste a suministrar datos "deberán comunicarse telefónicamente con el programa nacional de coordinación para la búsqueda de personas ordenada por la Justicia al número de acceso ráido 134".

SEGUÍ LEYENDO: