La mujer recibió más de 50 puñaladas
La mujer recibió más de 50 puñaladas

A pesar de que ya hay tres detenidos por el brutal crimen de Norma Carleti, la ex esposa del dirigente radical Leonardo Hisa que fue asesinada de 52 puñaladas en su casa de la localidad mendocina de Tunuyán, aún siguen sin responderse varios interrogantes.

El hecho fue caratulado como "homicidio agravado por ensañamiento" y fueron imputados los tres sospechosos. Sin embargo, el motivo del homicidio aún no pudo ser esclarecido, ya que se descartó que haya sido un robo. Ahora, para sumar más misterio al caso, el hijo mayor de la víctima, Gastón Gómez, dijo en diálogo con diario UNO que se trató de un asesinato por encargo.

"Esto nunca fue un robo; si hubiese sido así, los hombres que entraron se habrían llevado el dinero que tenían a mano. Sabemos con seguridad que a mi mamá la mandaron a matar y por eso me constituí en querellante y con nuestros abogados hemos pedido que se sumen otras medidas probatorias", contó el hombre.

El fiscal de la causa, Adrián Frick, confirmó que dos de los detenidos son hermanos e hijos de un empleado de un inmobiliaria, propiedad de la víctima y de Hisa, que había sido despedido días atrás. Es por esto que se investiga si alguien dio la orden de matarla. Frick aseguró que "la investigación está en pleno curso" y que "en el devenir de estos días puede haber más detenidos".

Respecto del hecho, el fiscal explicó que "aún no descarta ninguna hipótesis" porque "es muy complejo encapsularse en un solo móvil ya que transcurrieron apenas treinta horas del crimen. Hay más de una línea de trabajo y más de una línea de sospecha".

El funcionario judicial sostuvo que en el crimen participaron varias personas, aunque aclaró que "no quiere decir que la haya asesinado una persona o más". En ese sentido consideró que afirmar ese dato en este momento de las actuaciones "sería poco atinado".

"Si bien hay algunas características en las lesiones, que parecieran que vienen de una persona, hay muchas pericias y hay muchas huellas y muestras que todavía están en proceso", añadió. Dijo también que en la casa no hay instaladas cámaras de seguridad ni el exterior ni en su interior y que los sospechosos podrían haber ingresado a través de "una instalación que pasa por encima del techo de la casa". En un patio "se forzó una puerta, la rompieron y encontraron a la víctima en el living de una forma muy sorpresiva"Otro hecho llamativo que causó sorpresa es que el ex esposo de Norma fue despedido ayer de la empresa frutícola Carleti S.A. Es decir, dos días después del homicidio y sin brindar ninguna explicación por el momento.