En la tarde de ayerMariana Gómez ingresó junto a Rocío Giralt, su esposa, a la estación Constitución de la línea C del subte. Según denunció en las últimas horas la pareja, se estaban besando cuando Gómez fue agredida por agentes de la Policía de la Ciudad que la terminaron deteniendo. Desde la fuerza sin embargo negaron esa versión y a través de un comunicado difundido este martes precisaron que todo habría comenzado porque la mujer "estaba fumando" en un lugar cerrado.

"Mariana se encontraba junto con su esposa en la estación de Constitución en Capital Federal besándose cuando fue interceptada por personal policial de la Policía de la Ciudad que bajo la excusa de que se encontraba fumando un cigarrillo (de tabaco e industrial) en un sector no autorizado la golpeó y la detuvo, en un claro ataque por su orientación sexual", denunciaron desde la Agrupación LGBTI 1969.

Ahora, sosteniendo esa misma versión, la Policía porteña dio a conocer detalles de cómo, según la reconstrucción realizada por los agentes, se habrían sucedido los hechos que derivaron en la detención de Gómez.

En el comunicado informan que entre las 15:30 y las 16:00 un empleado de Metrovías advirtió la presencia de dos mujeres en el sector de molinetes de la estación y que una de ellas se encontraba fumando.

Mariana (izq), fue detenida por varias horas
Mariana (izq), fue detenida por varias horas

Por este motivo, el personal de Metrovías se acercó a Gómez y solicitó que apagara el cigarrillo, obteniendo como respuesta, según precisa el escrito oficial, "que no lo haría, ya que en el lugar no se encontraban carteles que indicaran dicha prohibición".

Fue entonces que el empleado del subte fue en busca de un efectivo de la Policía de la Ciudad que estaba a unos diez metros de donde se daba la charla y quien hasta ese momento se había mantenido ajeno a la situación.

"El agente se acercó y de manera amable le solicitó que apagara el cigarrillo, frente a lo que la mujer que se encontraba fumando le manifestó 'ustedes no me pueden tocar porque son masculinos'. Nuevamente el oficial le solicitó que se fuera a fumar a otro lado, teniendo como respuesta nuevamente la negativa a hacerlo", continúa el relato.

Minutos más tarde arribó una mujer policía y en ese instante Gómez, según denuncian los oficiales, que se negaba a apagar el cigarrillo, "comenzó a lanzar golpes de puño contra el policía masculino sin motivo alguno, los que impactaron en la cara y el pecho" e inclusive habría intentado darse a la fuga cayéndose al piso en el intento.

En ese momento la agresora tomó con sus manos "del cabello de manera muy violenta" a la mujer policía que se había acercado para intentar contenerla, obligando a la intervención una vez más de su compañero que logró reducirla a pesar de que continuaba "visiblemente alterada".

Según reza en el informe se avanzó entonces a la consulta con el secretario del Juzgado Criminal y Correccional N°45, quien tras tomar conocimiento del hecho autorizó la detención por "atentado por resistencia a la autoridad y lesiones".

Además se agrega que el médico legista constató que el oficial masculino presenta "traumatismo leve por agresión física" y su compañera "alopecia por agresión física y traumatismo de mano izquierda".

LEA MÁS