La Policía busca datos sobre los secuestradores que aún no fueron identificados
La Policía busca datos sobre los secuestradores que aún no fueron identificados

Una nena de 9 años escapó de dos hombres que la habían capturado en la puerta de la casa de sus abuelos, en la provincia de Salta. Los delincuentes subieron a la menor a un auto y, cuando se detuvieron en una esquina, la pequeña aprovechó para abrir la puerta y salir corriendo.

El hecho ocurrió el domingo cerca de las 13, en la localidad de Salvador Mazza. Mientras la familia almorzaba, la pequeña salió a jugar a la vereda. En ese momento, un hombre la metió en un vehículo y la secuestró.

Según pudo contar la nena una vez que regresó a su casa, casi una hora después de haber desaparecido, en el auto iban dos hombres en la parte delantera y ella estaba sola en el asiento de atrás. Por eso, cuando el auto frenó en una esquina ella aprovechó, se bajó del vehículo y salió corriendo.

Una de las calles de la pequeña localidad salteña de Salvador Massa
Una de las calles de la pequeña localidad salteña de Salvador Massa

"Desde que el hombre la subió al auto, ella lloró y pidió a los gritos que la dejaran bajar para volver a la casa de su abuela", relató la madre a los medios locales. Además, la mujer contó que su hija "corrió con todas sus fuerzas" hasta que llegó la oficina de seguros donde ella trabaja, que estaba cerrada.

En ese instante, un remisero, identificado como Óscar Ramírez, reconoció a la niña que estaba llorando y la llevó de regreso con su familia.

La Policía aún busca a los secuestradores, que todavía no fueron identificados.

El mensaje de la madre de la menor en las redes sociales
El mensaje de la madre de la menor en las redes sociales

La madre narró en Facebook el calvario que vivió su hija y agradeció a Ramírez por asistirla. En el mensaje, que rápidamente se viralizó en las redes sociales, la mujer pidió "estar atentos" ante este tipo de situación y pidió ayuda a quienes puedan "aportar datos para la investigación".

"Cuando ves a un niño llorar en la calle o arriba de un vehículo no pienses que es de malcriado; siempre hay que tener un poco de curiosidad y ver si en verdad no le está ocurriendo algo grave", escribió la madre de la nena.

LEA MÁS: