Surf, skimboard y Stand up paddle, los deportes de agua que son furor en Mar del Plata

El partido de General Pueyrredón tiene 47 kilómetros de playas aptas para la práctica de las disciplinas acuáticas. Entre los que aman la adrenalina entre las olas, las tablas son las más elegidas

Guardar

Nuevo

Los surfistas están presentes desde las primeras horas de la mañana.  Toda la costa marplatense tiene playas aptas para la práctica del surf
Los surfistas están presentes desde las primeras horas de la mañana. Toda la costa marplatense tiene playas aptas para la práctica del surf

En el verano, el tiempo libre y el calor invitan a practicar deportes de agua. Con 47 kilómetros de costa atlántica, Mar del Plata es el destino ideal para hacerlo. Muy cerca del amanecer las tablas largas se empiezan apreciar sobre la arena.

La Feliz ostenta el título de Capital Nacional del Surf. De esta manera, sus playas están siempre listas para recibir a los curiosos que buscan aprender y a los perfeccionistas que quieren mejorar sus técnica. En la rompiente de las Playas del Sur, Playa Grande y Varese hay escuelas para los deportistas.

Los chicos también disfrutan del surf con clases en Playa Grande
Los chicos también disfrutan del surf con clases en Playa Grande

Manuel es el encargado de la escuela de Surf en Biología, que tiene tres décadas en el lugar, dice que año tras año crece de forma exponencial la demanda. “El surf ya ganó su fama, y reconocimiento por todo sus beneficios. Recibimos chicos a partir de los 5 años, y adultos hasta los 100 los 365 días, con o sin experiencia. Tenemos clases grupales o individuales que arrancan en $2000″.

Daniel Gil, pionero del surf, se instaló en 1986 en Kikiwai sobre la playa. A sus 77 años sigue subiéndose a las olas y dando clases a todos los que quieran aprender. “Le enseñé a más de cinco mil personas, y voy por más”, le dice a Infobae.

Mucho antes de que el deporte llegara al país, Daniel recorrió Brasil, Hawai y Miami en busca de una tabla para hacer lo que más lo apasiona. Y apareció en Mardel con una longboard, la primera que se vió por estos lados. “El surf me salvó la vida, y eso es lo que intento trasmitir. Libertad, paciencia, audacia, seguridad, agilidad... todo eso te da este deporte, es un antidepresivo y un fortalecedor del sistema inmune”.

El SUP (stand up paddle) no implica una demanda física excesiva ni un control exagerado del equilibrio, de ahí que sea una alternativa ideal para los que quieren experimentar alguna actividad nueva
El SUP (stand up paddle) no implica una demanda física excesiva ni un control exagerado del equilibrio, de ahí que sea una alternativa ideal para los que quieren experimentar alguna actividad nueva

El surf no es único protagonista. Sobre Cabo Corrientes al final de la Playa Varese todos los días un grupo de alumnos salen al mar para practicar Stand up paddle (SUP). Van solos o acompañados de los instructores. Las clases duran 90 minutos, y tienen un valor de $2000 pesos. Matías, Natalia y Felipe son los tres profesores a cargo de la guardería ubicada a metros del mar. Hace diez años que se establecieron en el lugar. “Antes venían y preguntaban de qué se trataba, hoy directamente saben lo que vienen a probar”, le cuenta a Infobae.

Los turistas pueden aprender hacer SUP acompañados de instructores
Los turistas pueden aprender hacer SUP acompañados de instructores

Los expertos garantizan que a partir de la tercera clase se logra la estabilidad. “Es una disciplina sencilla de aprender. La gente piensa que la fuerza se hace con los brazos, sin embargo la zona del torso es la que trabaja para dar movimiento al remo y así avanzar sobre el agua. Hay que mantenerse en forma de sentadilla para no caer”, agrega Matías.

El origen del SUP se remonta a los pueblos polinesios y se lo conoce como el antecesor del surf. Recién en el año 2000 renació en Hawai y con el tiempo llegó al Caribe y América del Sur. Dominique (34) lo conoció en un viaje a la costa en octubre y lo experimentó en primera persona. “Con traje de neoprene por el frío y valentía me lancé a la aventura”, admite. Ahora es parte de su rutina de vacaciones.

A diferencia del Surf, esta disciplina no requiere de condiciones climáticas como las olas o el viento. Se puede practicar en todo momento, de ahí su éxito.

El equipo de stand up paddle requiere de una tabla y remo
El equipo de stand up paddle requiere de una tabla y remo

Para los fanáticos de la adrenalina extrema se plantea como opción el skimboard , que se basa en los principios del skate y snowboard. “Te deslizas a gran velocidad sobre la arena, y el que puede hace acrobacias”, describe Peter (45), uno de los pocos que se anima aventurarse por las playas del sur. “Hay que encontrar el espacio para hacerlo y varios metros de arena, por lo que prefiero venir a la mañana temprano”.

Para Peter -que promueve esta disciplina- no es la modalidad más sencilla de aprender. “Lo primero que hay que hacer es lograr mantenerse con equilibrio en la tabla, luego se puede ir avanzando en distancia y dificultad a partir de obstáculos. La sensación es inigualable”.

Fotos: Mey Romero

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias