Sufrió abusos, trabajó desde niña y la costura la salvó: hoy fabrica bolsas ecológicas para grandes marcas

Liliana Sánchez es paciente oncológica y miembro de “ConRetazos”, un programa capacita a mujeres en el oficio de la costura y que busca generar cerca de 200 puestos de trabajo en los próximos dos años, en San Isidro. Su conmovedora historia de superación

Liliana Sánchez en su taller. "Lo armé con muchos esfuerzo", cuenta
Liliana Sánchez en su taller. "Lo armé con muchos esfuerzo", cuenta

Los ruidos de las máquinas de coser la cobijaron de los tristes recuerdos de su infancia. A los 7 años, Liliana Sánchez (48) fue llevada por sus propios padres a vivir a otra casa, con otra familia, en la que la abusaron y dejaron marcas que prefiere olvidar y aún intenta superar. A los 10, ya trabajaba “cama adentro” y a los 14 la costura la ayudó a reconstruirse mientras aprendía a confeccionar prendas y hacer que su imaginación la ayudara a sanar. En cada puntada sentía que otra vida era posible.

Nacida en Santiago del Estero, llegó a Buenos Aires por elección y actualmente vive en el barrio de Villa Adelina con el menor de sus dos hijos, de 16 años. Él la ayuda, le da ideas, la alienta y le abrió una cuenta en Instagram para que muestre todo lo que sus manos crean.

Desde hace tres semanas forma parte del programa “ConRetazos” —presentado el último viernes por el Consejo Deliberante de San Isidro— que reúne al sector privado textil de la zona con las costureras de distintas ONG, organizaciones civiles e independientes a fin de confeccionar bolsas multiusos hechas a mano con materiales obtenidos de los desperdicios textiles para ser comercializadas por reconocidas marcas. El objetivo de la idea es lograr un doble impacto: generar empleo genuino y cuidar el ambiente.

La gran meta es que por medio de ConRetazos se generen cerca de 200 puestos de trabajo en dos años: “La iniciativa pone en valor el trabajo de la mujer y su capacidad productiva, y la importancia de que todas tengamos oportunidades para ser autónomas económicamente”, sostuvo Rosalía Fucello, vicepresidente del Honorable Concejo Deliberante de San Isidro.

La economía circular es un modelo de producción y consumo que trabaja bajo las premisas “compartir, reutilizar, reparar y reciclar los materiales y productos existentes durante el mayor tiempo posible”.

La historia

A Liliana le apasiona “confeccionar”, lo remarca mientras cuenta que está en su taller logrado a base de esfuerzo y mucho trabajo. Para ella, las cosas nunca fueron del todo buenas y ya no siente el mismo miedo que antes cuando recordaba los años de infancia en los que el maltrato fue protagonista.

Liliana Sánchez en su taller de Villa Adelina
Liliana Sánchez en su taller de Villa Adelina

“Mis padres me entregaron a una familia cuando apenas cumplí los siete años. Sufrí abusos y anduve de casa en casa. Tuve una vida que me género muchos traumas, aún sigo haciendo terapia por ello. Pero estoy enfocada en mi salud porque soy paciente oncológicas”, admite y dice que supo cómo sacar fuerzas en los peores momentos.

“Decidí levantar cabeza cuando nació mi primer hijo, que hoy tiene 36 años y cuando quedé sola con el menor. Los crié económicamente como pude, pero no les faltó nada. Cuando el padre nos dejó, hubo días en los que no comí para que él comiera. Aunque trabajaba desde las 4 de la mañana como costurera de una empresa, pero no me alcanzaba”, relata.

Con la voz quebrada, sigue: “Toda mi vida trabajé, no sé hacer otra cosa. Antes de cumplir los 10 años ya estaba trabajando, pero con el tiempo decidí superarme y lo hice acompañada por la última familia con la que viví, ya de adolescente, que fue la que me incentivó a estudiar. A ellos les estaré completamente agradecida porque son mis papás del corazón y pude recibirme de diseñadora gráfica. Les debo todo lo que soy”.

De la nostalgia por los recuerdos de su infancia pasa a su presente y reflexiona no solo sobre su camino sino de aquello que socialmente observa con dolor. “Hoy hay mucha gente que no tiene ganas de trabajar y trabajo hay ”, comienza. “Estoy en contra de los planes sociales ¡y mirá que la pasé mal! Pero me las arreglé como pude y jamás pensé en ir a golpear la puerta de la municipalidad y de ningún otro lugar para que me dieran de comer... Me parece que los planes sociales tienen que ser un centro capacitación para que las personas sepan oficios”.

Uno de los modelos de la "shopping bag" que confecciona Liliana Sánchez junto a otras cuatro costureras (@conretazos.sanisidro)
Uno de los modelos de la "shopping bag" que confecciona Liliana Sánchez junto a otras cuatro costureras (@conretazos.sanisidro)

Si hoy pongo un cartel pidiendo una costurera, viene una señora de 60 o 70 años que casi no ve... ¿Dónde están las personas jóvenes que veo haciendo largas filas para cobrar los planes y que dicen que no hay trabajo?”, indaga. “No me criaron pensando que hay que trabajar, lo aprendí sola y en base a mi trabajo pude armar mi propio taller y tener ocho máquinas de distintos tipo (recta, de corte, overlock, entre otras) y mientras hacía sacrificios supe que repartían máquinas de coser a personas que no sabían cómo se usaban y las terminaban vendiendo porque nadie les hacía seguimiento. Está bien que den la posibilidad, pero indispensable capacitar”.

Antes de integrar el equipo de “ConRetazos”, Liliana confeccionaba ositos de apego para recién nacidos, playmat para bebés y almohadones de osos “que abrazan”, detalla.

Entusiasmada con el nuevo proyecto, asegura que gracias a este su realidad cambiará. “No hubiera podido llegar sola a grandes marcas. Además, la propuesta de hacer estas bolsas me gusta porque las telas son muy buenas y realmente se está creando algo de muy buena calidad”.

Solange y Liliana, dos de las costureras de "ConRetazos" (@conretazos.sanisidro)
Solange y Liliana, dos de las costureras de "ConRetazos" (@conretazos.sanisidro)

Las bolsas —creadas con retazos de telas rústicas (donada por una diseñadora de interior), seda, tela de tapicería, gamuza y otras variedades— miden 45 x 60 cm y tienen una manija de 55 cm, están forradas y tienen costura invisible. “Pueden durar años, muchos años porque están reforzadas”, explica.

Hasta ahora, el grupo integrado por cinco mujeres, ha confeccionado unas cien bolsas y las vendieron a las empresas. La novedad es que un hipermercado está interesado en sumarlas a sus góndolas.

“Hacemos hincapié desde hace años en esta temática crucial construyendo puentes entre las empresas, la sociedad civil y los vecinos. En nuestro municipio existen cientos de pymes y emprendedores que necesitan talento humano y, a su vez, hay miles de vecinos que buscan una oportunidad laboral. Nuestro rol es reunirlos y facilitar esa relación virtuosa”, agregó la vicepresidente del Consejo Deliberante sobre el programa que también integran mujeres de la Asociación Peregrina, Asociación Civil Sportivo La Cava.

Según las estimaciones de la Secretaría de Planeamiento e Integración de Políticas Productivas de la Municipalidad de San Isidro, que interviene en el proceso como nexo entre la sociedad civil, las trabajadoras y las empresas, de 1 kilo de retazos de género se extraen unas diez “shopping bags” y cada costurera capacitada puede producir hasta 200 bolsas. En 2022, el objetivo es producir hasta 20.000 bolsas.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

La palabra de Ivana Nadal luego de que trascendiera que le habrían cancelado la visa de Estados Unidos

Después de que se difundiera un audio de una supuesta asistente suya que pedía por un contacto en la Embajada norteamericana, la influencer lo desmintió

Europa avanza hacia la vacunación obligatoria: tres países ya lo aplican y hay otros con proyectos en debate

Austria, Italia y Grecia ya cuentan con leyes aprobadas para imponer multas a los sectores alcanzados por las medidas. Francia y Alemania están cerca de elevar las restricciones para aumentar la tasa de inmunizados

Viajar en medio del salto de contagios: qué requisitos se les exige a los argentinos en los principales destinos

Tras el abrupto aumento de casos, el escenario mundial se reconfiguró. Detalles y todo lo que hay que saber antes comprar un ticket

La increíble seguidilla de errores de la Justicia que dejaron en libertad al asesino del taxista

Gozaba de una morigeración de las condiciones de detención cuando lo arrestaron por robar una moto días antes de sustraer el taxi y matar a Timoteo Tintillay, y nadie lo notó: un tribunal que no habría informado una condena y un juez de ejecución que se “olvidó” de avisar del beneficio

Jornada financiera: bajaron las acciones y el dólar libre, ante el desinterés inversor y el feriado en EEUU

La falta de referencia de Wall Street y la ausencia de novedades respecto de las negociaciones con el FMI desalentaron la operatoria. El S&P Merval cayó 0,5% y el dólar “blue” cedió a 209 pesos
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR