Cuáles son los beneficios de la neurocomunicación

Es una disciplina que cobró valor en los últimos años y se volvió indispensable para las relaciones interpersonales

El poder de la neurocomunicación en las relaciones interpersonales (iStock)
El poder de la neurocomunicación en las relaciones interpersonales (iStock)

A lo largo de la historia, la comunicación humana ha sido fuente de estudio de la Filosofía, la Psicología, la Sociología, las Ciencias de la Educación y otras tantas disciplinas humanísticas. En los años 90, con la aparición del tomógrafo, la neurociencia realizó grandes aportes a la comprensión de los procesos mentales de la comunicación. De esta manera nació lo que hoy se conoce como neurocomunicación.

En la actualidad, ha logrado avanzar y ganar terreno y es considerada una disciplina independiente. La habilidad de expresión puede mejorarse mediante principios y técnicas específicas.

“En este mundo cada vez más vertiginoso y competitivo, donde las máquinas han reemplazado muchas tareas técnicas e intelectuales del hombre, de nada nos sirve acumular conocimientos, si no somos capaces de aplicarlos o expresarlos eficazmente”, afirmó Pablo Cunsolo, consultor en Neurocomunicación y director y fundador de la Escuela Argentina de Oratoria.

Pablo Cunsolo, especialista en neurocomunicación (Crédito: Prensa El Puente)
Pablo Cunsolo, especialista en neurocomunicación (Crédito: Prensa El Puente)

Para el especialista en neurocomunicación es necesario desarrollar las habilidades expresivas, ya que son la base de las relaciones interpersonales. Sin embargo, aún la educación formal no contempla su desarrollo dentro de sus contenidos programáticos.

“En casa nos enseñaron a hablar, en la escuela a leer y a escribir, en el trabajo, un oficio, en la universidad, una profesión, pero nunca nadie, en ningún lugar, nos enseñó a comunicarnos eficazmente. A partir de esto, cada persona hace lo mejor que puede, con lo que tiene y obviamente, muchas veces no alcanza. El dominio de las habilidades expresivas es tan importante que nadie nos conoce por lo que somos o sabemos, sino por lo que demostramos ser o saber”, agregó Cunsolo.

Habilidades de neurocomunicación

Entre sus principales características se encuentra la escucha activa, lo que permite una manera diferente y eficaz de conectar con las personas. Además, brinda herramientas fundamentales para la empatía, la congruencia (coherencia entre el pensar, decir y hacer), el pensamiento positivo y la regulación emocional, entre muchas otras.

Todas estas habilidades son indispensables para adaptarse rápida y eficazmente a los cambios; manejar situaciones conflictivas, trabajar en equipo o enfrentar exitosamente reuniones, entrevistas y exámenes orales.

Encuentro sobre neurocomunicación en el teatro Coliseo Podesta de La Plata (crédito: Prensa El Puente)
Encuentro sobre neurocomunicación en el teatro Coliseo Podesta de La Plata (crédito: Prensa El Puente)

La importancia de saber comunicar

Numerosos especialistas en diversos campos manejan la teoría de manera perfecta pero fallan a la hora de expresarse. Un mensaje suele tergiversarse, a tal punto, que su contenido, puede mostrar todo lo contrario de lo que se desea transmitir.

“La palabra es como un bisturí, puede curar y lastimar. Es una herramienta que, en manos de un experto como un cirujano, puede salvar una vida, y la misma herramienta en manos de un loco descontrolado, puede destrozarla”, opinó Pablo Cunsolo.

Todos los vínculos que se establecen en la vida se basan en la habilidad para comunicarse con el entorno y todo lo que no se logre tener o retener, también es por causa de las deficiencias comunicacionales.

Es por eso que con el paso del tiempo la neurocomunicación ha crecido y se trabaja con mayor empeño en mejorar la comunicación a través de nuevas herramientas. En tal sentido, Cunsolo, ávido estudioso de la materia, ha realizado numerosas charlas y seminarios para brindar información sobre el tema y así poder mejorar la comunicación.

El Puente, un espectáculo basado en la neurocomunicación

El Puente es un unipersonal interactivo, que combina el entretenimiento, la reflexión y el aprendizaje. Es una jornada protagonizada por la comunicación, en la que se brindan las herramientas necesarias para relacionarse mejor con los otros. “Cada uno de nosotros somos un mundo aislado por un abismo de creencias limitantes, condicionamientos mentales y prejuicios que nos separan del resto, generando grietas, conflictos y desencuentros. A lo largo de esta obra, estudiaremos el terreno, contactaremos a los proveedores, elegiremos la materia prima, diseñaremos y construiremos un puente de comunicación asertiva, que nos sirva de atajo, nos conecte y nos acerque a explorar, conocer y conquistar nuevos mundo (el otro)”, concluyó Cunsolo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR