Tenía ocho meses cuando su mamá murió en el atentado a la AMIA: la vida de una joven que aprendió a vivir con una ausencia constante

El lunes 18 de julio de 1994 Gabriela Rodríguez estaba en una guardería de la calle Ramos Mejía. La había dejado ahí Silvana Alguea, su mamá, horas antes de entrar a trabajar en su oficina de la mutual judía. Reflexiones de una joven que tiene la misma edad que la impunidad: 27 años

TE PUEDE INTERESAR