Una ambulancia que trasladaba a un paciente chocó contra dos semáforos en el Bajo porteño

El vehículo de emergencias hizo una maniobra para esquivar otro auto que no había escuchado la sirena. Fue en el cruce de las calles Paseo Colón y Moreno

Una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) chocó y golpeó contra dos semáforos durante la madrugada del miércoles, a la altura de la avenida Paseo Colón y Moreno, ubicada en la zona del Bajo en la Ciudad de Buenos Aires. El vehículo trasladaba un paciente que había sido mordido por un perro pitbull.

El siniestro se produjo cuando la ambulancia circulaba por la traza del Metrobús, sobre Paseo Colón, en dirección al sur. En una maniobra desafortunada, el conductor del SAME perdió el control cuando quiso esquivar a otro auto, que no se detuvo ante el sonido de la sirena y siguió avanzando sobre la calle Moreno.

Sorprendido por la aparición del otro vehículo, el conductor de la ambulancia dio un volantazo para eludirlo pero no pudo evitar el choque, ya que impactó contra dos semáforos.

A raíz de la virulencia del impacto, uno de los postes de señalización terminó caído sobre la avenida, mientras que la carrocería de la ambulancia quedó fuertemente abollada con la forma del objeto.

Afortunadamente, no hubo personas heridas de gravedad tras el accidente de tránsito y el paciente que en ese momento era trasladado al Hospital Argerich fue derivado a otro centro de salud, indicó el canal TN. El conductor estaba fuera de peligro con politraumatismos.

A las 7 de la mañana, el cruce de la avenida Paseo Colón y Moreno permanecía interrumpido, ya que el semáforo caído bloqueó parte de la avenida del Bajo porteño.

Como consecuencia del accidente de tránsito, el paciente mordido por el pitbull y el médico que iba con él en la parte posterior de la ambulancia fueron trasladados al Hospital Argerich por otra unidad del servicio de emergencias. Al haber ocurrido durante la madrugada no había peatones en la zona, por lo que no tuvieron que lamentarse víctimas.

“Fue a las 2:30. El equipo se había acercado a Esmeralda y Viamonte porque una persona había sido mordida por un pitbull. Al llegar a Paseo Colón y Moreno se cruzaron con un auto y el conductor pegó un volantazo. Por suerte no tuvo lesiones ninguno de los que iba en la ambulancia”, señaló el titular del SAME, Alberto Crescenti.

El referente de la Emergentología, además, añadió: “Pudo haber sido peor. A veces pasa que no nos ven, no tienen la precaución, aunque tenemos la sirena”.

Seguí leyendo: