Coronavirus: ante la falta de un protocolo definitivo, la reapertura de los gimnasios en CABA se postergó dos días

La habilitación de los gimnasios de la Ciudad de Buenos Aires se encuentra en proceso. Antes, cada local deberá enviar una declaración jurada a un órgano de control con una descripción del sistema de ventilación. “Nuestra recomendación desde la Cámara Argentina de Gimnasios es que no abran”, dijo Fernando Storchi, titular del organismo

Pasaron 221 días desde el último día que funcionaron los gimnasios en la Ciudad de Buenos Aires, aquel 19 de marzo de 2020
Pasaron 221 días desde el último día que funcionaron los gimnasios en la Ciudad de Buenos Aires, aquel 19 de marzo de 2020

“No tendría que haber ningún gimnasio abierto”, sentenció Fernando Storchi, fundador de la cadena Megatlon y titular de la Cámara Argentina de Gimnasios. El lunes, con la inauguración de la sexta etapa del Plan Integral y Gradual de Puesta en Marcha de la Ciudad de Buenos Aires, los gimnasios estaban contemplados en la reapertura de nuevas actividades en las áreas de educación, gastronomía, cultura, deportes, cultos e investigación universitaria. En la formalidad, restan estándares administrativos que acrediten la habilitación.

Storchi, que comenzó el día junto al vicefeje de Gobierno porteño Diego Santilli en un gimnasio de la zona de Abasto, informó que antes la Ciudad debe presentar su propio decreto con las modificaciones de las restricciones y que el protocolo de reapertura debe quedar debidamente publicado. Ambas situaciones se definieron durante la tarde de este lunes: los gimnasios que abrieron no están autorizados aún. La excepción son los locales que disponen de un espacio exterior habilitado para actividades recreativas (patio, terraza, una cancha de fútbol): hace diez días que ya pueden ser operativos.

Los otros no. Y podrán serlo recién, según la previsión de Storchi, el miércoles o jueves de esta semana: “Nuestra recomendación desde la Cámara Argentina de Gimnasios es que no abran aún. Si esperaron 221 días, pueden esperar dos días más”. La fecha es exacta: del 19 de marzo de 2020, la noche en que el presidente Alberto Fernández informó el comienzo de la cuarentena desde las cero horas del día siguiente, al 26 de octubre pasaron 221 días, más de siete meses y catorce prórrogas de los períodos de aislamiento social, preventivo y obligatorio en algunos departamentos argentinos.

"Lo que plantea el protocolo, que todavía no está definitivo, es garantizar dos metros de distancia entre persona y persona", dijo Fernando Storchi
"Lo que plantea el protocolo, que todavía no está definitivo, es garantizar dos metros de distancia entre persona y persona", dijo Fernando Storchi

Infobae diagramó una recorrida por los barrios de Caballito, Villa Crespo y Palermo. El mapa de los gimnasios porteños es de la época pre pandemia. Muchos locales de barrio –no las cadenas– tienen las persianas bajas y los carteles sucios o avejentados por el paso del tiempo. “En marzo había 1.350 gimnasios. El registro que tenemos ahora es de 200 menos, pero seguramente habrá muchos más que ya cerraron. Lo sabremos una vez que se vuelva a poner todo en marcha”, informó Storchi.

Para su habilitación, cada gimnasio debe presentar una declaración jurada en la Agencia Gubernamental de Control (AGC) una descripción de su sistema de ventilación a efectos de garantizar una renovación del aire en el salón: el protocolo sugiere diez reposiciones de aire por hora. Quienes carecen de una ventilación natural acorde a los requisitos (todos de por sí para ser habilitados deben acreditar cierto grado de ventilación), tienen que hacerlo de forma mecánica con extractores de aire, según las recomendaciones de los especialistas.

En la red de Megatlon de la ciudad de Buenos Aires están terminando de poner a punto cada sucursal. Ya hay algunas sedes abiertas: son las que disponen de zonas al aire libre
En la red de Megatlon de la ciudad de Buenos Aires están terminando de poner a punto cada sucursal. Ya hay algunas sedes abiertas: son las que disponen de zonas al aire libre

En el Megatlon de Villa Crespo solo se habilitó la recepción. En la primera hora, ya habían recibido a más de quince personas interesadas en saber cómo iba la dinámica de la reapertura. Mientras, en los salones principales se disponían a instalar cartelería e instructivos en pisos, vidrios y paredes, líneas divisorias. Son días dedicados para acondicionar las máquinas y readaptar el espacio a los requisitos de la nueva normalidad.

Redujeron el aforo de clientes al 25 por ciento. Incluso menos: en el área de las clases donde antes se entrenaban cincuenta personas, ahora la distribución de metros cuadrados permite el ingreso de diez participantes. En la sala de máquinas, el espacio se pensó para cerca de diez metros cuadrados por persona. El área pensada para rutinas de Crossfit podrá ser utilizada para ejercicios de menor baja energética. Crossfit, funcional, aerocombat, zumba, quedarán para otra etapa. “Lo que se puede hacer son actividades donde la frecuencia cardíaca no vaya a niveles máximos. Lo que se intenta es bajar la hiperventilación”, explicó Storchi.

Hace dos meses vienen reacondicionando todas las sedes. Los clientes deberán sacar turno a través de una aplicación: podrán utilizar un turno por día
Hace dos meses vienen reacondicionando todas las sedes. Los clientes deberán sacar turno a través de una aplicación: podrán utilizar un turno por día

Yoya, estiramiento, gimnasia postural, pilates mat, body pump, spinning de carga liviana en lugares abiertos y el uso de las máquinas son algunas de las actividades permitidas. En el SportClub de Palermo cada aparato de musculación tiene una distancia de dos metros con el otro. En el centro del salón principal hay un mini locker donde la gente puede dejar objetos pequeños como celulares y las llaves. Fue una idea de Claudia, la encargada del lugar desde hace décadas, en vistas de que el acceso a los vestuarios y a los lockers convencionales está prohibido.

En su gimnasio, en la terraza donde antes había muebles y era un lugar de descanso, ahora hay cintas amarillas que dibujan cuadrantes. Ahí se realizarán las cinco clases diarias que tienen pensado brindar cuando quede ratificada la habilitación. Lo que está esperando ahora es la confirmación de cuántos clientes puede recibir por metro cuadrado. Su lugar, dice ella, está preparado desde hace un mes. “Tuvimos muchísimas consultas desde la semana pasada cuando se empezó a rumorear lo de la reapertura. Pero la gente también tiene miedo y pregunta. Nosotros estamos acá para que vean que los cuidamos. Tenemos que aprender a vivir de otra manera, no solo en el gimnasio. Por eso nos preparamos para que sea un lugar seguro”, agregó.

En la cadena SportClub, al principio podrán sacar turno tres veces a la semana y solo uno por día (Fotos Maximiliano Luna)
En la cadena SportClub, al principio podrán sacar turno tres veces a la semana y solo uno por día (Fotos Maximiliano Luna)

El protocolo establece turnos de 45 minutos y recomienda distanciamiento social de dos metros, uso de tapabocas en el egreso e ingreso al salón, nula realización de actividades aeróbicas como correr en cinta. En la ejecución, cada gimnasio deberá adecuar las instrucciones a su medida. “Va a ser algo nuevo para todos”, dijo Cristian, propietario de un gimnasio de barrio y otro del barrio de Palermo. Instaló sanitizantes y rediagramó la disposición de su salón de musculación antes de que el protocolo lo imaginara. Tuvo que vender máquinas para saldar deudas: en agosto tuvo que pagar 127 mil pesos de luz.

¿Cómo hago para decirle a un cliente ‘che, te tenés que ir’? Va a ser un tema complejo. Nos va a tener que ayudar mucho la gente”, interpretó. El tema complejo también obedece a la capacidad concedida: “El 25% tampoco es bueno para nosotros. Si abrimos, también tenemos mucho gasto y pocos clientes. Es todo un tema”. Sobre ese porcentaje de aforo ahondó Fernando Storchi: “Es una etapa de transición. En la medida en que se vaya asentando la actividad, ese número va a ir creciendo. Aspiramos a eso. Supone un cambio muy importante, trascendental”.

Seguí leyendo:

Restaurantes, gimnasios, ferias y piletas: las nuevas excepciones a la cuarentena en la ciudad de Buenos Aires

Cómo será la reapertura de los gimnasios en espacios cerrados en la Ciudad de Buenos Aires