La historia de Tiago PZK, el freestyler que encabeza una campaña para frenar la violencia de género

Tiene 19 años y es uno de los mayores referentes nacionales del rap improvisado. El año pasado presentó la canción “Sola”, donde relata los episodios de violencia de género que sufrió su mamá y que él presenció durante su infancia. De la mano de Iniciativa Spotlight, lidera #AmigoDateCuenta: la campaña que reflexiona sobre el machismo y los modelos de masculinidad

Entrevista a Tiago PZK, por la campaña #AmigoDateCuenta

Dice que la letra de la canción “fluyó”, que no tuvo ni que pensarla. “Me bajaba la data, escribí, escribí y así salió de una”, cuenta Tiago Uriel Pacheco (19), más conocido como Tiago PZK. Dice que componer el tema le sirvió para hacer una catarsis de lo que fue todas las situaciones de violencia de género que vivió en su entorno familiar, durante su infancia y entrada su adolescencia.

“Llegó un momento en que dije: ‘O me vuelvo loco o hago un tema sobre esto’”, asegura el freestyler en referencia a “Sola”, la balada que le compuso a su madre, víctima de la violencia de su padre. A casi un año de su lanzamiento, en YouTube, tiene más de 19 millones de reproducciones.

“Perdió las ganas y está sola/Noches con sangre en la boca/Por la culpa de un idiota/Que su furia desemboca en su ser/Los moretones no lo tapa el rímel/Grita llorando y se pregunta ¿Porqué?”, dice el estribillo de la canción, que marcó un antes y un después en su carrera artística.

Lo que siguió después, dice Tiago, no lo esperaba. “Dio pie a que muchos chicos y chicas se sientan identificados con el tema y me hablen, contándome sus historias”, agrega.

Por eso, cuando lo convocaron para ser una de las caras de #AmigoDateCuenta, la campaña de Iniciativa de Spotlight (una alianza entra la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea) que propone reflexionar sobre el machismo, los mandatos que pesan sobre los hombres y la violencia de género, el freestyler no dudó un segundo.

Lo acompañan, además, otras cuatro figuras: Beltrán Horisberger, comunicador y activista LGTB+; Bruno Rodríguez, activista contra la crisis climática y ecológica; el futbolista Lucas Bruera; y el sociólogo salteño, Agustín Pérez Marchetta.

“Para mí es súper importante formar parte de este proyecto. No solo por el mensaje que transmite, sino porque me siento muy identificado con este tema: desde muy chico conviví con la violencia machista y es algo que repudio totalmente”, dice Tiago PZK en comunicación con Infobae y así arranca esta nota.

"#AmigoDateCuenta", campaña para frenar el machismo y la violencia de género

DEL CONURBANO AL MUNDO

Tiago tiene 19 años y creció en Monte Grande, en el sur del Conurbano Bonaerense. Hijo de padres separados, actualmente, vive con su mamá y su hermana de 12 años en el terreno de sus abuelos maternos, en el barrio Santa Isabel.

A “freestylear”, dice, arrancó desde muy chico. Su cumpleaños número siete lo festejó disfrazado del portorriqueño Daddy Yankee, ícono del reggaetón. Más adelante, descubrió al norteamericano Eminem y el rap.

A los 15 años se consagró campeón de la BDM, Batalla de Maestros. Además, compitió en las batallas de freestyle más famosas, como God Level, Nike Battle Force, Supremacía, GoldBattle y El Quinto Escalón, donde se destacó varias veces. En noviembre próximo, debutará en Red Bull Batalla de los Gallos, algo así como el mundial de la especialidad.

Tiago es del conurbano. Arrancó a “freestylear” cuando era apenas un niño.
Tiago es del conurbano. Arrancó a “freestylear” cuando era apenas un niño.

Tiago PZK reflexiona acerca del entorno en el que se crió y de aquello que le inculcaron las figuras masculinas de su familia, como por ejemplo, “que los hombres no lloran”. “Yo elegí ser diferente y la música tuvo mucho que ver en eso”, se sincera.

Además, destaca el rol del movimiento feminista. “Una de las mejores cosas que le han pasado al país es que las mujeres se hayan unido y empoderado. Cuando yo era chico veía sufrir a mi mamá. En ese momento, ella no tenía con quien hablar acerca de lo que pasaba en casa y muchos la trataban de loca. Gracias al feminismo, se dio vuelta la cuestión y estamos evolucionando como sociedad", apunta el joven de 19 años.

Consultado por Infobae acerca de si alguna vez le tuvo que decir a algún amigo: “Date cuenta”, Tiago dice que “Sí”, y cuenta que también se lo dijeron “un millón de veces” a él. "Creo que la toxicidad se contagia. Hoy por hoy, si estoy con alguien y empiezo a sentir que esa persona no me hace bien, me alejo automáticamente”, cuenta.

Las otras caras de la campaña #AmigoDateCuenta son Beltrán Horisberger, comunicador y activista LGTB+; el sociólogo salteño, Agustín Pérez Marchetta; Bruno Rodríguez, activista contra la crisis climática y ecológica; y el futbolista Lucas Bruera.
Las otras caras de la campaña #AmigoDateCuenta son Beltrán Horisberger, comunicador y activista LGTB+; el sociólogo salteño, Agustín Pérez Marchetta; Bruno Rodríguez, activista contra la crisis climática y ecológica; y el futbolista Lucas Bruera.

LA CAMPAÑA

“Tenemos que animarnos a cuestionar el machismo que circula entre nosotros. Romper con las violencias, no con la amistad”, es el lema de la campaña #AmigoDateCuenta que buscar interpelar a adolescentes y hombres (que puedan haber ejercido algún tipo de violencia contra mujeres) y sus amigos, que a veces son testigos de esas situaciones y, por no romper los “códigos de la amistad”, no intervienen poniendo un freno, aunque no avalen esas situaciones ni actitudes.

Buscamos promover una fuerte reflexión sobre el peso de los mandatos con los que crecen los varones y cómo esos mandatos generan relaciones desiguales y violentas que vulneran la autonomía y la libertad de niñas y mujeres”, asegura Valeria Serafinoff, coordinadora de la Iniciativa Spotlight en Argentina.

Además de Tiago PZK, la campaña cuenta con el apoyo de Beltrán Horisberger, comunicador y activista LGTB+, que milita contra el machismo y la homofobia en el rugby. “Los deportes de grupo, sobre todo aquellos que son protagonizados por varones, replican el modelo patriarcal. Si podemos cambiar ese modelo y dar otro mensaje desde ahí, puede mejorar todo de acá a futuro”, dice.

“Buscamos promover una fuerte reflexión sobre el peso de los mandatos con los que crecen los varones y cómo esos mandatos generan relaciones desiguales y violentas que vulneran la autonomía y la libertad de niñas y mujeres”, asegura Valeria Serafinoff, coordinadora de la Iniciativa Spotlight en Argentina.

El futbolista Lucas Bruera adhiere. “Estos cambios no ocurren de la noche a la mañana: se trabajan. Hay que hacerle entender al varón que no es el camino correcto”, dice Bruera que, desde Futbolistas Unidxs, promueve charlas y capacitaciones sobre el machismo, la desigualdad y la violencia de género.

Bruno Rodríguez, activista contra la crisis climática y ecológica, hace hincapié en el rol de los jóvenes y propone “deconstruir el sentido común de lo que es ser un varón y construir alternativas que nos ofrezcan una cultura sin violencia de género”. Se suma el sociólogo salteño Agustín Pérez Marchetta, quien enfatiza acerca de mostrar las emociones. Algo que, al día de hoy, está mal visto entre los hombres.

Poder pensarnos más allá de esta camisa de fuerza del macho violento y que emerja otra sensibilidad, poder ser afectivo con un amigo, poder llorar, cuestiones básicas impedidas por el hecho de ser varón...Basta, hasta acá llegamos con esta normalidad”, concluye.


Seguí leyendo:

Elizabeth Gómez Alcorta: “Por la pandemia, vamos a tener una suba de los femicidios y travesticidios”

Un nuevo femicidio conmociona a Jujuy: encontraron el cuerpo de una joven de 17 años

MAS NOTICIAS