Mar del Plata: el joven que llegó desde Córdoba con coronavirus contó cómo hizo para entrar a la ciudad

Arribó el 20 de junio con documentación falsa y dos días después se supo que había contraído el COVID-19. La Justicia aún no le permitió regresar a su casa

El joven de 23 años ingresó a Mar del Plata con documentación falsa
El joven de 23 años ingresó a Mar del Plata con documentación falsa

El pasado 22 de junio, la tranquilidad que llevaba Mar del Plata en su lucha para evitar que se propagara el coronavirus en la ciudad se vio afectada por la llegada de un joven cordobés, de 23 años, quien dio positivo de COVID-19 cuando llegó a la ciudad con el objetivo de visitar a su novia.

Acompañado por Germán Corti, su abogado, el joven fue citado esta mañana para declarar ante el juez federal Santiago Inchausti, en el marco de la causa legal que se abrió en su contra. Frente al magistrado decidió no responder preguntas, aunque sí reconoció haber falsificado su identidad y dio detalles de cómo hizo para ingresar a Mar del Plata.

Imputado por la fiscal Laura Mazzaferri, el implicado admitió que utilizó el permiso, DNI, licencia y vehículo de un amigo que sí podía circular como trabajador esencial. El joven, de quien no trascendió su nombre, fue interceptado el sábado 20 de junio en el retén instalado por la comuna en el acceso al distrito por la Ruta 226. Allí exhibió la documentación requerida.

Según informó la Secretaría de Salud local, “al ser la capital cordobesa una zona de circulación viral, inmediatamente se activó el protocolo y se lo escoltó para ser hisopado”, por lo que la persona debía aguardar el resultado del test respetando el aislamiento.

El cordobés fue trasladado en ambulancia hasta el hotel en donde debió aislarse
El cordobés fue trasladado en ambulancia hasta el hotel en donde debió aislarse

“A las 48 horas, con el resultado positivo, se lo intentó contactar y se comprobó que había falsificado su identidad, trasladándose con un DNI, licencia y auto de otra persona”, señaló la cartera de Salud en un comunicado.

Sin embargo el joven sí había puesto correctamente la dirección en la que iba a quedarse: la casa de su novia. La Policía llegó hasta el lugar junto a una ambulancia del SAME y el cordobés fue trasladado a uno de los hoteles cedidos por el municipio para casos de COVID-19. La diferencia es que él debe costear los gastos y no la municipalidad.

Cuando fue detenido, estaba acompañado de su novia. Le preguntaron con quiénes había estado en contacto estrecho para identificarlos e indicó que sólo se había cruzado con tres personas, que únicamente había salido a hacer las compras y que siempre utilizó barbijo. También desmintió haber visto a la familia de su novia.

Previamente el verdadero titular del vehículo y de toda la documentación –también debió prestar declaración indagatoria– fue contactado por la Policía de Córdoba: contó que se lo había prestado a un amigo para que fuera a visitar a su pareja.

Una vez testeado, y antes de conocer los resultados, el joven sostuvo que “no sabía que podía tener coronavirus”. Sus argumentos se centraron en un viaje que había realizado a Estados Unidos, en el mes de marzo, por el cual debió hacerse un hisopado a su regreso. El mismo dio negativo y el joven decidió aislarse de igual manera por 30 días.

La Justicia marplatense aún no le permitió que regrese a Córdoba
La Justicia marplatense aún no le permitió que regrese a Córdoba

“En Estados Unidos tuve todos los síntomas, por eso ahora me sorprende porque no tengo ningún síntoma. Tengo un negocio de venta de artículos tecnológicos y cumplo con todos los protocolos sanitarios”, dijo aquel día.

También manifestó: “Me mandé una macana y ahora tengo miedo”.

Tras conocerse el caso, el coordinador operativo de la Zona Atlántica del Ministerio de Seguridad bonaerense, Rodolfo Manino Iriart, relató que se trataba de una “irresponsabilidad sin límite”. “Deberá tratarse, aislado, y rendir cuentas ante la Justicia. Tolerancia cero”, señaló en aquel momento el funcionario provincial en su cuenta de Twitter.

Por estas horas, el imputado recibió el alta del laboratorio luego de que otros dos hisopados confirmaran que no tenía el COVID-19. Y aunque pidió regresar a Córdoba y que la causa continúe su curso mientras él estaba con su familia, la Justicia de Mar del Plata le indicó que deberá permanecer en el hotel hasta que se resuelva la investigación.

SEGUÍ LEYENDO:

Activaron el protocolo COVID en un geriátrico de Palermo por 11 posibles casos de coronavirus

El Gobierno incluyó nuevos criterios para definir los casos sospechosos de coronavirus en menores


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos