Dos amigos hicieron una asombrosa escultura de hielo de Homero Simpson en Zapala y revolucionaron las redes

Se conocen de toda la vida y, para poner alegría a las fuertes nevadas de la zona, decidieron moldear la simpática figura, que ahora alegra al barrio. Codo a codo, en plena cuarentena, contaron a Infobae que sueñan con abrir juntos una panadería

mjara@infobae.com
Los amigos Alfredo Sepúlveda y Maxi Millain posa para Infobae al lado de la figura de nieve que realizaron en el Barrio 582 de Zapala, Neuquén.
Los amigos Alfredo Sepúlveda y Maxi Millain posa para Infobae al lado de la figura de nieve que realizaron en el Barrio 582 de Zapala, Neuquén.

Es el mediodía del primer jueves de julio y aunque el termómetro en Zapala, provincia de Neuquén, indica gélidos 2°, un rayo de sol ilumina la simpática figura del padre de la familia amarilla más famosa, atrae las miradas de grandes y chicos que no dejan de fotografiarse sentados a su lado y se hizo viral en las redes. Tendido sobre el legendario sofá, dejando que el tiempo pase. Una mano agotada cae, la otra sostiene una botella de cerveza y su mirada está prácticamente perdida. Lo bueno: con el frío que hace, va a permanecer mucho más que lo normal.

El Homero Simpson de hielo fue realizado en la noche del lunes último en solo una hora y media. Las nevadas que azotan la Patagonia generaron que, en plena cuarentena, algunos vecinos de distintas localidades de Neuquén propusieran hacer muñecos de nieve y compartirlos en las redes. No para concursar sino por diversión, pero el trabajo entre risas heladas que hicieron Maxi Millain (30) y Alfredo Sepúlveda (29) se ganó todos los aplausos.

“Esta idea surgió porque en toda la zona nevó mucho y en las distintas localidades había gente que compartía sus muñecos de nieve y con Maxi quisimos hacer el nuestro y compartirlo con los vecinos, pero sin pensar que eso iba a regenerar tanta repercusión”, confió Alfredo a Infobae sobre la escultura que resiste a los rayos de sol que comienzan a asomar en Zapala.

Maxi Millain y Alfredo Sepúlveda realizaron una escultura de hielo de Homero Simpson en Zapala, Neuquén.

Los amigos viven en el barrio 582, se conocen desde la infancia cuando compartían horas de clases, de juegos en la plaza y frente a la tele riendo a carcajadas de las ocurrencias de Homero y su familia. A modo de homenaje a esos años surgió la idea de hacerlo en hielo en una de las noches más frías de su ciudad.

¿Cómo lo hicieron? “Solamente usamos unos guantes más abrigados y una tabla de madera para apoyar el respaldo. Después empezamos a moldear la nieve y así quedó”, resume Alfredo y sin darse cuenta de la habilidad innata que tiene confía que no hubo ninguna imagen para el moldeado más que la tenía en su memoria del personaje que tanto lo divierte.

“Yo dibujo desde siempre, me gusta hacer dibujos realistas, en 3D, de las imágenes que vienen a mi mente y que puedo hacerlas de memoria, sin necesidad de mirar ninguna foto u otro dibujo”, asegura Alfredo quien hace un año dejó su como soldado mientras su pequeño hijo juega a su lado.

Esta no es la primera vez que el talentoso hombre esculpe en hielo. Cada vez que las nevadas intensas dejan los pisos cubiertos de blanco sale con su hijo a esculpir lo que el pequeño le pida: “Hice Minions, a Homero en otras poses o lo que el nene pida”, resume y admite que “la primera idea fue hacer a toda la familia Simpson sentada en el sofá, pero como ya no era nieve sino escarchilla era más difícil armarlas; por eso decidimos hacer un solo personaje y fue Homero porque él es muy particular y nos pareció que estaba bueno hacerlo tirado en el sofá tomando una cerveza”, admite entre risas.

Alfredo y Maxi posan al lado de su impactante escultura de nieve.
Alfredo y Maxi posan al lado de su impactante escultura de nieve.

El Homero de nieve -quizás lamentando no tener su barredora- está resistiendo a los rayos de sol en el playón céntrico donde le dieron vida. Los vecinos del Barrio las 500, un barrio departamentos, no demoraron en acercarse apenas vieron las fotos en las redes y posar con él.

“Elegimos este lugar porque circula mucha gente: hay mercados, están las escuelas, las salitas médicas y la idea fue hacerlo en ese sector para que la gente lo vea y lo disfrute. Así lo hicieron desde el martes a la mañana se sacan fotos, se sientan en el sofá y se tiran encima de Homero y se divierte”, detalla Maxi a Infobae sobre la figura de 1,80 metros.

“Nosotros estamos felices de que la gente apenas se enteró de que estaba esta escultura de hielo haya decido afrontar el frío y venir hasta acá sólo para sacarse una foto”, admite Alfredo que por estos días de cuarentena se las rebusca vendiendo los cuadros que pinta mientras su amigo consiguió trabajo en un comercio al lado de su hermano.

Respecto a cómo viven la cuarentena, Maxi cuenta que en su barrio neuquino “hay gente que tiene su economía muy complicada, igual que en todos lados. Tenemos que vivir el día a día y seguir luchando y tratar de trabajar o de hacer algo. Yo ahora estoy trabajando con mi hermano que tiene un negocio, pero estuve unos meses desempleado por la cuarentena y ahora, gracias a Dios, recibí una mano y atiendo un comercio”.

La escultura de Homero en Zapala. Fue realizada por dos amigos que en su figura decidieron homenajear sus años de infancia.
La escultura de Homero en Zapala. Fue realizada por dos amigos que en su figura decidieron homenajear sus años de infancia.

Por su parte, Alfredo arrancó un emprendimiento que para él significa cumplir un sueño: “Fui soldado, pero el año pasado me di de baja e invertí dinero en maquinaria para poder abrir una panadería propia. ¡Ese es mi sueño! Lo que deseo hacer es dedicarme a la panadería y repostería para hacer tortas de cumpleaños temáticas”, dice ilusionado.

En ese tono, que esboza una sonrisa, sigue: “Mientras tanto me dedico a mis pinturas. Hago cuadros trípticos y los vendo, con lo que junto estamos terminando de comprar cosas de segunda necesidad para la panadería. Creo que voy de a poco, pero con pie firmen porque mi sueño es tener esa panadería”, reconoce el ex soldado de la Guarnición Ejército de Zapala.

Alfredo tiene 150 diseños de cuadros. “Son propios, con imágenes que vienen a mi cabeza y las pinto”, esboza sobre su talento.

“En nuestra localidad está pronosticada otra nevada fuerte para estos días. Espero que Homero resista”, finaliza Maxi.

Seguí leyendo:

Compraron el bar de un amigo que iba a cerrar en medio de la pandemia, ahora el ex dueño es su mejor cliente

Dos conocidos artistas y viejos amigos decidieron vivir juntos en la cuarentena para seguir creando

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos