Una carpa de los Cascos Blancos de la ONU en el aeropuerto de Ezeiza (Foto: Gustavo Gavotti)
Una carpa de los Cascos Blancos de la ONU en el aeropuerto de Ezeiza (Foto: Gustavo Gavotti)

El aeropuerto de Ezeiza recibió esta noche el último vuelo de repatriación de Aerolíneas Argentinas tras el cierre de las fronteras dispuesto por el Gobierno nacional. La medida entró en vigencia a las 0 horas de este viernes, pero varios vuelos ya estaban programados. A partir de esta noche, el aeropuerto internacional quedará prácticamente vacío, al menos hasta el martes a la noche. El Gobierno analiza por estas horas cómo y cuándo volverán los vuelos internacionales para repatriar a más de 10 mil de argentinos que quedaron varados.

Los últimos dos vuelos de Aerolíneas Argentinas llegaron de Miami y Cancún (México). El primero, el AR 1303, aterrizó a las 17:40 y el segundo a las 20:57.

Esta madrugada había arribado a Ezeiza otros dos vuelos desde Miami y Madrid repletos de argentinos varados en el exterior.

Como en los últimos días, únicamente los pasajeros que tienen domicilio en Capital terminan haciendo la cuarentena en los hoteles dispuestos por el Gobierno de la Ciudad. El resto, los que viven en la provincia de Buenos Aires o el resto del país, pueden volver a sus casas por sus propios medios, generando una situación de riesgo para la salud de miles de personas.

(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

Muchos de esos pasajeros viajaron a sus casas en micros que dispuso el Ministerio de Transporte, pero otros se subieron a aviones para llegar a las provincias. El caso más visible fue el del médico Federico Riorda, que le salvó la vida a un hombre de 78 años que tenía los síntomas compatibles con el coronavirus y tomó pastillas para ocultarlo.

"Yo me tomé un taxi para ir a Aeroparque. El primer taxista no me quiso llevar porque le expliqué la situación que había vivido. El segundo taxista accedió”, le contó a Infobae desde su domicilio, donde atraviesa la cuarentena. Hay decenas de casos similares en los últimos días.

Algo similar ocurría hasta anoche con los argentinos que podían viajar en vuelos privados para regresar al país. “Si tenían domicilio fuera de CABA se podían ir a sus casas”, dijo un empresario.

El aeropuerto de Ezeiza (Foto: Gustavo Gavotti)
El aeropuerto de Ezeiza (Foto: Gustavo Gavotti)

El cierre total de las fronteras hasta el 31 a la noche permite buscar un nuevo método de repatriación. Una de las ideas que se analizan es adoptar el mismo criterio para todos los pasajeros (no importa dónde tengan su domicilio) y que puedan realizar la cuarentena todos juntos en lugares organizados como Campo de Mayo, Tecnópolis o hasta el predio de la AFA en Ezeiza.

Las ideas se debaten en una mesa interministerial que integran la Cancillería, el Ministerio de Salud, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Seguridad.

Se calcula que todavía hay más de 10 mil argentinos en el exterior. En muchos casos, la situación es dramática. “La Cancillería y el Ministerio del Interior, a través de la Dirección Nacional de Migraciones, tienen identificadas a las personas en situaciones de riesgo de salud, a quienes se dará prioridad en los eventuales vuelos especiales de carácter humanitario”, expresa un comunicado oficial.

Mientras, el Gobierno busca la manera de mitigar los riesgos, el ex presidente Mauricio Macri salió a pedirle a Alberto Fernández que reconsidere la decisión. Muchos de ellos están a la deriva, durmiendo en aeropuertos, expuestos a contagiarse y angustiados por su futuro”, dice uno de los mensajes que retuiteó el ex presidente.

El decreto publicado esta mañana en el Boletín Oficial prevé solo dos excepciones para ingresar al país hasta el 31 de marzo a la noche: 1) las personas que se encuentren comprendidas en las excepciones dispuestas por el Decreto N° 274 del 16 de marzo de 2020 (personas que estén afectadas al traslado de mercaderías, transportistas y tripulantes de buques y aeronaves y personas afectadas a la operación de vuelos y traslados sanitarios), 2) las personas que, al momento de la entrada en vigencia del presente decreto, se encuentren en tránsito aéreo hacia la República Argentina con fecha de ingreso comprobada dentro de las 48 horas siguientes.

La reducción de los vuelos de cabotaje también está casi al límite. Este viernes solo despegaron cuatro vuelos al interior del país: Córdoba, Bariloche/Neuquén, Iguazú y Salta/Tucumán.

La situación es más crítica en Tierra del Fuego, donde se cerraron los aeropuertos de Ushuaia y Río Grande ante el avance de los casos positivos. El ingreso de comida y medicamentos solo es por vía terrestre. No obstante, el gobierno provincial anunció la contratación de un avión sanitario que garantice la provisión de medicamentos, insumos y profesionales médicos.

Los vuelos privados dentro del país también están restringidos: solo pueden despegar los que obtienen la autorización respectiva. Los vuelos sanitarios se mantienen activos aunque se redujeron notablemente por la pandemia, coincidieron al menos tres fuentes del sector. “La reducción de los accidentes de tránsito produjo que haya menos trasplantes”, graficó un empresario.