El celular del joven chino durante la detención
El celular del joven chino durante la detención

El acatamiento del aislamiento preventivo obligatorio en gran parte del país es alto y la mayoría de la población está recluida en la casa. Sin embargo, aún se registran casos de personas que inexplicablemente salen de sus casas sin motivo alguno. Y muchos de ellos sorprenden porque rayan en lo absurdo.

Uno de ellos ocurrió en el límite entre los barrios porteños de Monserrat y San Telmo, donde la Policía de la Ciudad detuvo a un ciudadano chino, de 28 años, quien violó la cuarentena obligatoria por jugar al juego de celulares “Pokemon Go”.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, el hecho ocurrió luego de un operativo de efectivos de la Comisaría Comunal 1 quienes interceptaron a un hombre que caminaba con el celular en la mano, a la altura de la calle Piedras al 700, para solicitarle su identificación, ya que estaba incumpliendo con el aislamiento social decretado por el presidente Alberto Fernández, que se dispuso el jueves de la semana pasada para evitar la propagación del coronavirus.

Ante esta situación, el ciudadano oriental dijo no solo no tener justificativo para circular, sino que además los efectivos observaron que estaba jugando al juego “Pokemon Go”, una aplicación de realidad aumentada en el que los usuarios caminan por la calle para “atrapar” personajes virtuales y que tuvo gran popularidad hace un par de años.

Luego de la detención, intervino el Juzgado Federal Nº 9, a cargo del Dr. Rodríguez, quien dispuso la detención del hombre por infracción al artículo 205, relacionado a violar la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno Nacional.

A lo largo de la cuarentena se registraron algunas situaciones particulares de personas que violaron la cuarentena. Por ejemplo, tres hombres fueron detenidos en la madrugada del lunes en el barrio porteño de Floresta, después de violar la medida y agredir a los efectivos policiales que intentaron identificarlos.

Ocurrió a altas horas de la noche en la calle San Nicolás al 140, cuando personal de la Comisaría 10° fue alertado de que tres personas mayores de edad estaban agrediendo a efectivos de seguridad en la vía pública. Los sujetos estaban reunidos en la vereda, por lo que se procedió a indagar sobre sus potenciales permisos para circular libremente por la calle.

En la ciudad de Buenos Aires entre el viernes y ayer 180 personas fueron detenidas por incumplir el decreto, mientras que 659 fueron demoradas, notificadas o trasladadas a domicilio, según el informe oficial de la Policía porteña.

Seguí leyendo