Incidentes y agresiones en la marcha en el consulado de Chile (James Gatica de Canal 13 de Chile)

Un periodista y un camarógrafo de televisión fueron brutalmente agredidos este lunes frente al consulado chileno en Buenos Aires en el marco de una movilización de agrupaciones de izquierda en apoyo a los manifestantes que tomaron las calles en aquel país.

El primer ataque quedó registrado por James Gatica, quien cubría la protesta local para el Canal 13 de Chile. Tal como se puede ver en el video, una de las manifestantes le arroja un vaso de bebida al camarógrafo del canal TN arriba de su herramienta de trabajo. Esta situación terminó desatando una pelea en la cual varios jóvenes terminaron golpeándolo salvajemente a patadas. Después un cronista de Crónica recibió un fuerte golpe en la cabeza y quedó tendido en el piso.

(Franco Fafasuli)
(Franco Fafasuli)

Minutos más tarde, un periodista de A24 fue increpado por otro grupo de jóvenes que al grito de “la prensa burguesa no nos interesa” le impidió seguir trabajando.

Manifestantes hostigan a un notero: "La prensa burguesa no nos interesa"

Los violentos también prendieron fuego tachos de basura y agredieron a las fuerzas de seguridad. Por otro lado, algunos miembros de los partidos de izquierda denunciaron que los violentos se infiltraron en la movilización para generar caos y provocar la represión. En total 9 personas quedaron detenidas.

Desde la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas repudiaron las agresiones sufridas por los trabajadores de los canales Crónica TV, La Nación+ y A24. “El camarógrafo de Crónica TV Ernesto Medina fue agredido a golpes y patadas a metros de Plaza de Mayo. Debido al ataque cayó al piso donde siguieron agrediéndolo. Luego fue hospitalizado. Su asistente Adrián Alessandrelli también recibió golpes e insultos. El equipo de La Nación + también fue víctima de los manifestantes: el camarógrafo Fabio Soria fue golpeado y terminó con cuatro puntos de sutura en la cabeza. Además, le quitaron la cámara, aunque luego la pudo recuperar”, explica el comunicado de ADEPA.

Mientras tanto, al otro lado de la cordillera miles de chilenos desafiaban esta noche el toque de queda en distintos puntos de Santiago de Chile, frente a formaciones militares y de fuerzas de seguridad que dispararon granadas de gas lacrimógeno y agua para dispersar a los manifestantes. El toque de queda entró en vigencia a las 20 de hoy y regirá hasta las 6 de mañana.

(Franco Fafasuli)
(Franco Fafasuli)

El viernes pasado una ola de protestas contra el aumento del pasaje de subte explotó primero en Santiago y luego en otras ciudades y regiones de Chile. Pese a que el gobierno de Sebastián Piñera suspendió el aumento, las protestas crecieron y se radicalizaron. Hubo saqueos, cacerolazos e incendios.

El gobierno decidió entonces imponer un toque de queda y un estado de emergencia en varias ciudades y regiones, lo que desató aún más violencia y más muertes, y profundizó hoy las protestas y cacerolazos.

Seguí leyendo: