La mentira se transformó en noticia y recorrió el mundo hasta exponerlo no sólo antes sus vecinos de Nogoyá (Entre Ríos), sino ante la mirada de toda la Argentina.

El changarín José Sánchez contó en la radio de su pueblo que había encontrado en la calle un bolso con 500 mil dólares que olvidó el dueño de una camioneta, pero decidió devolverlo y no quiso un peso como recompensa; sólo pidió un trabajo a cambio.

El caso estalló en las redes y en los principales medios de comunicación, hasta que desde la fiscalía aseguraron que -en base a los registros de las cámaras- la versión del protagonista de la historia era mentira: jamás encontró un bolso y nunca existió el encuentro con el supuesto dueño del dinero.

Sin salida, asustado y señalado por sus vecinos, Sánchez decidió contar la verdad en la radio donde había activado la mentira: "Fue todo falso para conseguir un trabajo en blanco. La necesidad te lleva a un extremo y a mí se me dio por mentir", dijo en FM Libertad de Nogoyá.

"Si me toca rumbear (irse del pueblo), rumbearé", aseguró entre lágrimas. "Me di cuenta que andar con la verdad te abre muchas puertas. Voy a tratar de andar con la verdad de aquí en más", prometió.

Pero su confesión no terminó ahí. En vivo, en el canal de noticias TN, el arrepentido changarín tuvo que confesarle a su mujer que todo se trató de una mentira. En medio de llantos, se abrazaron y él trató de explicar las razones que lo llevaron a orquestar el engaño.

"Estaba en un casa abandonada, solo, cuando se me ocurrió toda la mentira. Estoy desesperado. Lo estudié y lo estudié todo muchas veces para decir lo mismo en todos los medios. Estuve concentrado. Ayer a las 3 de la mañana me quebré. La ensucié a ella. Lo hice porque estoy cansado de que sufra. Quebré porque la ensucié a ella y a mi hija. Lo hice porque estoy cansado de que sufra ella", señaló.

La esposa, a su turno, dijo que lo iba a perdonar y que siente alivio porque su pareja dijo la verdad". "Me acabo de enterar por la radio. Pido mil disculpas. Nunca fue mi intención", dijo entre lágrimas.

Sánchez aseguró que mintió para "obtener un beneficio" debido a la grave situación económica que atraviesa y que no puede solventar con el único trabajo que tiene. "Estaba cansado de que la gente prometa trabajo en blanco. Acá la gente es mentirosa. Lo único estable que tengo son las changas en una panadería. Al dueño también le pido perdón", dijo el changarín. "Me salió de adentro inventar para obtener un bienestar. Con la tentación del diablo y la mentira salió todo al revés", finalizó el hombre.