La Red de Profesoras de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires lanzó la campaña #NoSinEllas
La Red de Profesoras de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires lanzó la campaña #NoSinEllas

Aunque en los últimos años la tendencia comenzó a revertirse lentamente, el protagonismo de las mujeres en espacios académicos todavía es acotado y su voz no siempre es tenida en cuenta. Con esa premisa, la Red de Profesoras de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) lanzó la campaña #NoSinEllas, para promover "la efectiva y equitativa participación de las mujeres en los eventos y jornadas académicas" que se llevan a cabo en la institución.

"Quienes firmamos esta declaración estamos unidas/os por una profunda convicción: la igualdad y la no discriminación no son deseos o privilegios, son derechos", expresaron en el texto que acompaña al formulario online donde se puede manifestar la adhesión a la propuesta. "La Constitución Nacional y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos afirman estos derechos".

Sin embargo, aunque la Facultad de Derecho de la UBA "no es ajena a este mandato", escribieron: "Sólo con mirar las conformaciones de los paneles en las distintas actividades y eventos académicos que allí se llevan a cabo, es posible afirmar que este imperativo no se cumple".

La agrupación de aproximadamente 60 profesoras que aboga "por una Facultad más igualitaria y sin violencia de género" presentó la iniciativa el pasado martes en una "jornada de movilización feminista y enseñanza del Derecho" en el Salón Azul de la Facultad con el objetivo de visibilizar la disparidad en la participación de mujeres en su facultad e interpelar a las autoridades "para que promuevan políticas que garanticen la efectiva participación de mujeres en los distintos espacios académicos".

"La campaña en sí y la formación de nuestra red surgió a partir de un evento de la facultad en que había cerca de 30 hombres y solamente 3 mujeres", explicó a Infobae Liliana Ronconi, jefa de trabajos prácticos en la materia Derechos Humanos y becaria del Conicet. "Ahí decidimos juntarnos como profesoras sabiendo que el problema no son solamente los eventos académicos sino también los concursos docentes y la formación de las cátedras, por ejemplo".

"Esta disparidad se refleja en la mayoría de los ámbitos del Derecho. Quizás no ocurre en ámbitos como el derecho de familia y del niño pero en un congreso de filosofía o derecho penal las mujeres con mucha suerte tienen el rol de moderadoras", agregó.

"La Facultad de Derecho es un ámbito muy estricto y patriarcal, signado por una dinámica tradicional en la cual históricamente las mujeres tuvimos un lugar secundario o por lo menos muy similar a los estereotipos que se reproducen afuera", coincidió Ana Piechestein y profesora de Criminología.

"Este desequilibrio se ve en todos los ámbitos de la Facultad", agregó Martina Gómez Romero, abogada e integrante de la Red. "Empezando por el máximo órgano de gobierno, que es el Consejo Directivo, el cual de catorce representantes titulares solo tres son mujeres; pero también se despliega hacia abajo. Por ejemplo, en los directores de los Departamentos Académicos, los cuales son once y solo uno está encabezado por una mujer".

La campaña busca adhesión a través de la firma de un petitorio donde se manifiesta el compromiso de visibilizar la situación, promover la participación de mujeres y difundir la iniciativa o, para los hombres, "promover, como varón aliado de la campaña, la mayor participación de mujeres en las actividades académicas de la Facultad e incluso rechazar mi participación cuando me convoquen a eventos en los cuales no participen en forma equitativa varones y mujeres".

También invitan a tomarse una foto con el cartel de la campaña y compartirla en redes con el hashtag #NoSinEllas. En las primeras 48 horas de la campaña reunieron casi 300 adhesiones.

En redes sociales la campaña ya comenzó a replicarse. La diputada nacional por la provincia de Buenos Aires (Cambiemos) Marcela Campagnoli, la experta en comunicación política y organizadora de Ni Una Menos, Ana Correa, y la ex titular del INADI Maria José Lubertino fueron algunas de las primeras adherentes. También el abogado y jurista Roberto Carlés, que había sido propuesto por la ex presidente Cristina Kirchner para reemplazar a Eugenio Zaffaroni en la Corte Suprema de Justicia en 2015, se plegó a la iniciativa en la Facultad donde es docente.

"Se trata de empezar a comprometernos no sólo nosotras con la situación sino también empezar a comprometer a hombres. Generar conciencia de la importancia de preguntar por ejemplo quién más va a estar o qué temas se van a tocar cuando te invitan a un congreso", sostuvo Ronconi. "En filosofía por ejemplo son siempre temas clásicos que en general los trabajan los profesores titulares, en su mayoría hombres, y nunca temas más novedosos que sí son trabajados por mujeres que son docentes auxiliares. Así también se excluye".

La Red de Profesoras también viene realizando un relevamiento de todos los congresos, jornadas y demás eventos académicos que mes a mes se realizaron dentro de la Facultad.

Según los datos que recabaron, en el mes de junio de 2018 el 21% de los paneles estuvieron conformados solo por hombres. Además, de 113 participantes totales (cumpliendo diferentes roles de expositores, moderadores y presentadores), 74 participantes fueron varones contra 39 mujeres (65,5% varones y 34,5% mujeres). A su vez, de 96 expertos expositores solo 31 fueron mujeres contra un número de 65 que fueron varones.

"Lo llamativo es que estos porcentajes están exactamente invertidos con respecto a la evidente mayoría de mujeres estudiantes y graduadas dentro de la UBA y, concretamente, dentro de la Facultad de Derecho", indicó Gómez Romero. "Del último informe del Ministerio de Educación relativo a la población estudiantil universitaria vemos que aproximadamente el 60% de estudiantes y graduados de la Facultad de Derecho de la UBA son mujeres y solo el 40% son varones. Es por esto que, además de una falta de igualdad, vemos también una falta de representatividad en términos cuantitativos".

"También está el tema de la visibilización junto a los estudiantes, con quienes tenemos un vínculo muy lindo que se está construyendo. Hay una organización que se llama 'Sororidad en Derecho' con quienes tenemos una mirada en común sobre temas de género y creemos que ahí hay un campo fértil donde la campaña va a poder penetrar", indicó Piechestein. "Ellas dicen 'si a ustedes les pasa, a nosotras también' y se sienten interpeladas e identificadas. Saben que si quieren llevar adelante una carrera académica tienen obstáculos pero también  que tienen herramientas".

"No planteamos que deba haber mayor paridad solo en términos de cupo, lo que buscamos son paneles más igualitarios en función de la gran cantidad de mujeres expertas en todas las ramas del Derecho. La falta de representatividad cuantitativa también es cualitativa: hay muchísimas mujeres que superan ampliamente en experticia y conocimiento a muchos de los varones que ocupan los asientos en los paneles en calidad de ponentes", dijo Gómez Romero.

SEGUÍ LEYENDO: