(Télam)
(Télam)

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) continuó este martes su plan de lucha con la paralización del servicio de la Línea A entre las 5.30 y las 7.30, en rechazo del acuerdo paritario firmado la semana pasada por la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Los metrodelegados comenzaron las medidas de fuerza ayer por la mañana al liberar durante dos horas los molinetes en la estación San Pedrito, de la línea A, en el inicio de su plan de lucha.

La protesta, que permitió viajar gratis a los pasajeros, se cumplió entre las 7 y las 9, y se enmarcó en una acción de los "metrodelegados" para rechazar el acuerdo que dispone un aumento salarial anual del 15,02% en tres tramos.

El plan de lucha prosiguió esta mañana en la línea A, con una huelga entre las 5.30 y las 7.30. El cronograma sindical indica que el miércoles se abrirán los molinetes de 7 a 9 en la estación Juan Manuel de Rosas de la línea B, y el jueves se realizará un paro de 5.30 a 7.30 en ese mismo ramal.

(NA)
(NA)

Por su parte, la empresa Metrovías aclaró en un comunicado que ha "realizado la denuncia correspondiente ante las autoridades laborales" para que "se declare la ilegalidad" de las medidas de fuerza y se califique "al subterráneo como un servicio de carácter esencial".

Metrovías recordó además que "se está trabajando en un diagrama de emergencia que se pondrá en práctica de verificarse condiciones que garanticen un servicio seguro y confiable".

Mientras llevan adelante su plan de lucha, los metrodelegados afirman que están "abiertos a concurrir a las reuniones que sean dispuestas por la subsecretaria de Trabajo de la Ciudad con el objetivo de lograr un aumento salarial" que considere "la proyección inflacionaria prevista para este año y la perdida inflacionaria del año pasado".